La madre de Carolina dice “que no la ha matado”

El delegado del Gobierno en La Rioja ha vuelto a apelar a la "prudencia" y ha indicado que la madre "está más bien ausente, como si no hubiera hecho nada"

En declaraciones a los medios, el delegado del Gobierno en La Rioja, José Ignacio Pérez, ha vuelto a pedir “prudencia” y ha comunicado que la madre de Carolina “niega haber cometido un acto delictivo y dice que se ha muerto, que no la ha matado”.

El delegado, preguntado por las novedades del caso, ha comentado que la madre “está más bien ausente, como si no hubiera hecho nada”.

A la espera de la declaración

Según ha informado Pérez, la madre continúa ingresada el Hospital San Pedro y aún no se le ha tomado declaración y que se hará cuando el equipo de investigación “lo estime”.

El plazo finaliza este jueves, cuando se cumplirán 72 horas, pero Pérez ha indicado que “cabe la posibilidad de que se amplíe”. “Por ahora la mujer tiene una actitud evasiva y poco colaborativa“, ha añadido.

Pérez ha vuelto a recalcar, ya lo hizo en Haro este martes, que las cartas no contienen datos “incriminatorios” con respecto a la muerte de la niña. “Son como un testamento en los que madre e hija mostraban voluntad de quitarse la vida”.

En las cartas, según ha detallado el delegado, se cuenta el proceso de separación “traumático” y cómo la madre “no admite” y “no supera” que el padre tenga la custodia de la niña.

Pérez y la consejera de Servicios Sociales y a la Ciudadanía, Ana Santos, han hablado sobre el quebrantamiento del régimen de visitas que incumplió en varias ocasiones la madre y han señalado que es “una decisión que se toma en resolución judicial”, pero no han querido valorarlo más.

Además de la denuncia del padre en el cuartel de la Guardia Civil por este quebrantamiento, el delegado también ha indicado que el hermano de la madre acudió para avisar, “sin denuncia”, que no sabía el paradero de su hermana, su madre y la niña.

Sobre la autopsia de la menor, Pérez ha indicado que “no me consta” alguna patología, pero se ha dicho que “les consta a los miembros de la investigación que la madre dio a entender en Haro que la niña estaba enferma”, pero que “no consta con seriedad” este dato.

Comentarios