Líderes en La Rioja Alta

104.316 visitas en Septiembre. Certificado por OJD.

Estás leyendo: Jubilados y pensionistas de UGT La Rioja presentan en la Delegación un manifiesto para mejorar la vida de las personas mayores

Jubilados y pensionistas de UGT La Rioja presentan en la Delegación un manifiesto para mejorar la vida de las personas mayores

El secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionistas (UJP) de UGT La Rioja, Tomás Latasa, ha registrado el manifiesto con motivo del Día de las Personas Mayores, que se celebra este 1 de octubre
Foto: UGT La Rioja

La Unión de Jubilados y Pensionistas (UJP) de UGT La Rioja ha presentado un manifiesto para mejorar los problemas que afectan a las personas mayores ante la Delegación del Gobierno en La Rioja.

El día de hoy, 1 de octubre, se celebra el Día Internacional de las Personas Mayores. Con este motivo, el secretario general de UJP-UGT La Rioja, Tomás Latasa, ha presentado un manifiesto que recoge las reivindicaciones y propuestas que UJP considera como «urgentes».

Puntos ‘clave’ del manifiesto

Las personas mayores, consideradas como grupo de riesgo ante la enfermedad por coronavirus (COVID-19), han sufrido y siguen sufriendo las consecuencias de la pandemia, derivada del mayor impacto del virus en su salud, pero también de la falta de recursos que las Administraciones Públicas de todos los niveles destinan a las políticas públicas de salud.

Publicidad
Banner Le Must Decor

Es necesario analizar la gravedad de lo ocurrido con la COVID-19, y movilizar a todas las Administraciones Públicas para cambiar el actual modelo de residencias, en las que no se busque solo el beneficio económico, sino fundamentalmente el bienestar de las personas usuarias.

No debe olvidarse que el 70% de las plazas residenciales en España son privadas. No podemos pasar por alto la carestía de la vivienda, los desahucios, las relaciones sociales, la precariedad laboral y salarial, el alza indiscriminada de los precios y la suficiencia económica de los mayores, ya que son un elemento central para asegurar la calidad de vida de toda la población.

Publicidad

Los cambios demográficos que comienzan en las últimas décadas del siglo XX están transformando la composición social: La caída de la natalidad, el aumento de la edad de formación de las familias y la prolongación de la esperanza de vida, está dando lugar a poblaciones cada vez más envejecidas.

No debemos olvidar el envejecimiento de la población y el problema de la despoblación en las zonas rurales, en el que La Rioja presenta síntomas alarmantes: el 63,8 % de los municipios pierden población entre 2001 y 2018, que hacen de la atención y los cuidados un elemento crucial para asegurar la calidad de vida de las personas mayores residentes en esos núcleos poblacionales, y muy especialmente de las mujeres, ya que son ampliamente mayoritarias.

También hay que atender a las personas más jóvenes que las cuidan. Es necesaria más atención a las personas en su domicilio, y se debe identificar a las personas con mayores necesidades de atención. Para ello los sistemas públicos de Salud, Dependencia y Servicios Sociales son elementos esenciales para lograr envejecer en condiciones saludables y con autonomía. Además, son instrumentos para luchar contra la desigualdad en todas las etapas de la vida, abordando las diferencias territoriales existentes, así como la cobertura de servicios y recursos destinados para las personas mayores.
Hay que seguir garantizando el Sistema Público de Pensiones.

Para ello, el último acuerdo es muy importante, pues se garantiza la revalorización de las pensiones con la media de la subida del IPC de diciembre a noviembre; se elimina el factor de sostenibilidad, por el cual las futuras pensiones perdían poder adquisitivo y el Estado asume las políticas de interés general.

Además, el Sistema Público de Pensiones se garantizará al incluirse en la Ley General de la Seguridad Social una cláusula mediante la cual se realizará anualmente una transferencia a través de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en torno a un 2% del PIB, 22.000 millones de euros, lo que representa una gran mejora en los ingresos del sistema y por lo tanto de la sostenibilidad de las pensiones. También hay dos elementos aprobados en la nueva reforma que consideramos son de suma importancia para garantizar la sostenibilidad del sistema público de pensiones: la auditoría sobre los gastos de la Seguridad Social en forma y fondo, como ha sido aprobada por la mayoría parlamentaria; y el desarrollo de un plan de lucha contra la pobreza y la desigualdad social de los pensionistas.

Estas dos cuestiones capitales para nuestro colectivo llevan un retraso importante y por tanto un incumplimiento implícito de lo acordado y legislado. Aún está pendiente el aumentar los ingresos del sistema con el destope de las bases máximas de cotización, que ha de ser abordado de inmediato en la nueva etapa de negociación de la reforma del sistema de pensiones. No podemos olvidar que la desigualdad salarial entre hombres y mujeres se refleja claramente en la brecha que existe en las pensiones.

El manifiesto sintetiza en 13 reclamaciones al Gobierno y al conjunto de las Administraciones y Poderes Públicos las soluciones a los problemas que tiene nuestro colectivo. Si no se tienen en cuenta nuestras propuestas, los jubilados y pensionistas de UGT nos seguiremos movilizando para garantizar nuestros derechos.

Publicidad
Banner Castro Electromecanica

Hazte embajador de Haro Digital

Ayúdanos a hacer que este proyecto, el proyecto de todos, siga adelante. Con tu aportación es posible.

También te puede interesar...

Publicaciones relacionadas

Comentarios

Comentarios