Líderes en La Rioja Alta

120.407 visitas en Julio. Certificado por OJD.

Estás leyendo: Vecinos trasladaron al Ayuntamiento la situación “al límite” del edificio de Linares Rivas
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Vecinos trasladaron al Ayuntamiento la situación “al límite” del edificio de Linares Rivas

Se presume que el Consistorio tendrá que actuar con carácter de emergencia

El diario El Correo se hacía eco el pasado 11 de diciembre de las quejas que los vecinos habían trasladado al Ayuntamiento de Haro, por enésima vez, al considerar que el problema en cuestión se agudizaba por momentos hasta el punto de situarse al límite de lo soportable. Y advertían de que el tránsito de vehículos pesados por la arteria, camino de La Atalaya, parecía agravar aún más lo que ya era de por sí grave.

Este domingo ha sido la tozuda realidad la que confirmaba las peores de las sospechas. De la fachada del edificio número 13 de la Calle Linares Rivas, el que hace chaflán en la intersección con Dos de Mayo, acabaron desplomándose algunos materiales, poco significativos en sí mismos, al tratarse de adobe que apelmazan ladrillos galleteros desde hace ni se sabe. Un hecho de enorme trascendencia, sin embargo, porque su caída demuestra que en apenas un mes ha avanzado el desplazamiento de los muros del inmueble hacia el exterior y amenaza con venirse abajo.

Tráfico desviado

De tan precaria y crítica situación levantaron acta durante la mañana de ayer los bomberos que se personaron en el lugar de los hechos para realizar una primera evaluación del estado que presenta a día de hoy. También los agentes de la Policía Local que acudieron a la zona para acordonarla y evitar, de esa manera, males mayores, procediendo al cierre de dos viales, Dos de Mayo y Las Cuevas. El tráfico se desviará por Linares Rivas, revertiendo el sentido de la circulación entre ese cruce y Sánchez del Río, que ahora no será de salida sino de entrada al centro de la ciudad.

Pero el delicado estado que presenta el edificio augura medidas administrativas urgentes e inmediatas, después de los años, porque nadie garantiza su estabilidad y, dada la crítica situación del muro que linda con Dos de Mayo, hasta se pone en duda que al intervenir, cuando se decrete de forma definitiva, no se venga abajo parte de su estructura. A fin de cuentas, y de acuerdo con la valoración realizada inicialmente por los bomberos del parque del CEIS en Haro, lo más palpable para quien circula por la zona es la enorme grieta, con traslación de paramento, que se ha producido en fachada. Nada comparado con lo que se constata en el interior, donde preocupan los daños que presenta además la cubierta.

El Ayuntamiento, al que se transmitió la preocupación de los propietarios de viviendas situadas en la otra acera hace seis años, anunciaba ayer la personación de un arquitecto para elaborar, hoy mismo, un informe técnico y determinar las medidas que deben ser adoptadas para garantizar la seguridad de las personas y las cosas. Se presume que se intervendrá con carácter de emergencia.

Mientras tanto, la Policía Local se cura en salud y limita el paso por el lugar, a la espera de saber qué incidencia podría tener a corto plazo.

Comentarios