La casa de la calle Costanilla deberá conservar su histórica fachada

Los trabajos de derribos parciales tienen que estar de acuerdo con lo dispuesto por Patrimonio, que exige el mantenimiento de su fachada y elementos destacables

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Haro acordó el pasado 13 de enero declarar en ruina el edificio histórico de la calle Costanilla, lo que no quiere decir que se derribara completamente.

Y es que Patrimonio ya exigió en su día al Consistorio que se tenía que conservar la fachada de la vivienda situada en el número 4 de la citada calle después de su derribo y también salvaguardar los elementos que están protegidos si es que hay que desmontarlos de la estructura.

El Ayuntamiento podría actuar de manera subsidiaria

Así las cosas, los propietarios de este histórico edificio, probablemente uno de los más antiguos de la ciudad jarrera, tienen diez días para llevar a cabo las primeras tareas para conervar el inmueble y otros 60 días para presentar un proyecto de derribo, pero que contemple el mantenimiento de la fachada de piedra.

Porque no hay que olvidar que la vivienda tiene un grado de protección 2 (Plan Especial de Protección del Patrimonio Histórico y Bienes de Valor Cultural). Por todo ello, la declaración en ruina no quiere decir que se vaya a derruir completamente porque existen elementos como son la fachada totalmente o la planta primera que han de salvaguardarse.

Todo esto se arroja de la Junta de Gobierno local del pasado 13 de enero después de que se dejara el asunto sobre la mesa en la reunión del 25 de noviembre porque se quería ver otro informe técnico sobre el estado de esta histórica vivienda.

Los trabajos de derribos parciales tienen que estar de acuerdo con lo dispuesto por el Consejo Superior del Patrimonio Cultural, Histórico y Artístico de La Rioja, algo que también recoge el texto de la Junta de Gobierno Local: “Dada la protección que afecta al edificio y los elementos de valor del mismo, se considera que el proyecto de derribos parciales que se redacte deberá contemplar el mantenimiento in situ de la fachada, no solo la sillería, dado que su desmontaje se considera irreversible”.

En caso de que los propietarios no actúen, el Ayuntamiento de Haro podrá actuar de manera subsidiaria y proponer un proyecto de derribos parciales de igual calado.

Comentarios