Líderes en La Rioja Alta
135.334 visitas en Junio. Certificado por OJD
Estás leyendo: La Vieja Bodega cumple 25 años: “Tenía ganas de que no fuera un sitio más”
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La Vieja Bodega cumple 25 años: “Tenía ganas de que no fuera un sitio más”

Ángel Pérez Aguilar y su equipo organizaron el pasado jueves una gran fiesta para celebrar el 25 cumpleaños del restauratne de Casalarreina junto a amigos, clientes y trabajadores de toda la vida

25 años no se cumplen todos los días, y La Vieja Bodega se puso sus mejores galas para recibir a amigos, clientes de toda la vida y antiguos trabajadores.

Al igual que la temporada pasada, cuando el restaurante de Casalarreina cumplió 24 años, Ángel Pérez Aguilar y su equipo prepararon una celebración para que el público disfrutara de lo lindo. El año pasado, el festejo sirvió además para mostrar la rehabilitación de algunos rincones y las nuevas salas de catas en los calados.

Casi 250 personas disfrutaron de la fiesta de cumpleaños

Pero como esta vez no había nada para inaugurar, se pasó directamente a lo que importa en un restaurante, al ‘papeo’ y al ‘bebercio’, pero con clase.

El público (casi 250 personas) degustó jamón ibérico cortado a cuchillo, una completa selección de quesos y después ‘mini-platos’ de algunas de las recetas más representativas de La Vieja Bodega: caprichos de Toloño, pastel de puerros, croquetas de jamón ibérico, la ensaladita especial, taco de rabo de toro, alcachofa con crema de foie, cazuelita de pochas riojanas, pimiento relleno de bacalao, sorbete de maracuyá, mini-tartaleta de chocolate templado y la tarta de queso de La Vieja Bodega.

Todo ello acompañado, al gusto, por Vermouth Martínez-Lacuesta Reserva, Cava Grimau Reserva Familiar, la riquísima sidra francesa de pera Poiré Authentique, dos vinos blancos (Haus Kolsterberg Trocken 2017, de Alemania, y el sudafricano Secateurs 2017) y otros tres vinos tintos: Rebel (Portugal), You Fuck My Wine 2017 (Francia) y Humerto Canale Old Vineyards (2015), de la Patagonia argentina.

Homenaje al primer cliente del restaurante

De la música se encargó el grupo Dixiemulando y como maestro de ceremonias apareció en escena Javier Ruiz Taboada, de Onda Cero. Él fue el encargado de presentar en el escenario a Ángel Pérez Aguilar, al alcalde Félix Caperos y a una persona muy especial para La Vieja Bodega, Txema Sánchez, de San Sebastián, el primer cliente del restaurante.

Visiblemente emocionado, Sánchez, dio las gracias al equipo del restaurante por todos los buenos momentos vividos y porque “siempre nos sentimos aquí como en familia”. Por su parte, Caperos destacó la excelencia de una de las grandes empresas de la localidad. “Sin duda es uno de nuestros emblemas y siempre que salimos fuera nos lo recuerdan”, aseguró.

Pérez Aguilar agradeció a su equipo y a todas las personas que han trabajado en La Vieja Bodega su tesón y esfuerzo. “Creo que el balance después de todos estos años tiene que ser muy bueno y fructífero a pesar de malos momentos como la crisis o el incendio que nos hizo parar todo un año”, explicó.

Ya en frío, tras la celebración del pasado jueves, el ‘jefe’ de La Vieja Bodega asegura que poner en marcha el restaurante ha merecido la pena. “Lo volvería a hacer de igual manera todo”. Y hasta confiesa que, por un lado, vino bien lo del incendio porque “nos hizo darnos cuenta de que el edificio daba mucho más de sí”.

“Quería simplemente llegar a fin de mes”

No se marca objetivos claros de cara al futuro. Lo que quiere es disfrutar del momento y de los éxitos conseguidos hasta ahora. “Me han ofrecido muchas cosas, pero prefiero disfrutar de todo esto ahora. Consolidar y disfrutar de lo conseguido hasta ahora intentando mejorar algunas pequeñas cosas y crecer, pero de manera natural”, reconoce Pérez Aguilar, que también confiesa que cuando empezó con el proyecto lo que quería era “simplemente llegar a fin de mes y tener cierta estabilidad y tranquilidad”.

Eso sí, confiesa que “tenía ganas de que no fuera un sitio más”. Y esa parte está más que conseguida.

En un momento así, cuando celebra el 25 cumpleaños de un proyecto tan personal, Pérez Aguilar se acuerda de “mucha gente”. “Me acuerdo cuando fuimos a buscar a San Sebastián al cocinero Andoni Gaztelumendi y de toda esa gente que el pasado jueves tambien estuvo con nosotros celebrando estos 25 años y que trabajó aquí dándolo todo”, cuenta Pérez Aguilar.

Muchos de esos extrabajadores no se quisieron perder la fiesta del pasado jueves y que no será la última porque Pérez Aguilar avisa que cada año La Vieja Bodega celebrará su cumpleaños rodeado de amigos. “La de este año salió mejor de lo esperado y la gente se divirtió mucho. Ahora quiero también que el restaurante no sólo sea un sitio para disfrutar de la gastronomía y buscar esa unión entre cocina y cultura”.

Galería de imágenes | 25 cumpleaños de La Vieja Bodega