Imagen de la helada en Villalba de Rioja.

Las heladas producidas durante esta madrugada en varios municipios riojanos, principalmente de Rioja Alta y Media, han afectado especialmente al viñedo, aunque también a varios cultivos de frutales, como el peral, el melocotonero o el cerezo; así como a cultivos hortícolas como la patata, como informan desde el Gobierno de La Rioja.

Julio Santamaría, responsable técnico de Bodegas Ibaiondo, cree que las heladas de esta madrugada “han afectado en un porcentaje bastante alto” a las viñas riojalteñas. El futuro de estos viñedos “va a depender de mútitiples factores porque muchos pámpanos principales están afectados”, algo que puede “afectar muy negativamente” a la próxima cosecha porque esta helada tardía llega cuando “muchos racimos estaban ya formados”. Santamaría tiene conocimiento, por ejemplo, de que la helada ha afectado a viñedos en Haro, San Vicente de la Sonsierra y San Asensio. “Este tipo de heladas pueden venir bien para regular las producciones, pero para los agricultores y para las bodegas son una auténtica putada”, ha explicado Santamaría.

Por su parte, Alberto Pérez Castillo, agricultor de Haro, no había vivido “una helada tan potente en 15 años”. Ha sido tan fuerte que los aparatos de medición de temperatura del Gobierno de La Rioja no daban más de sí esta pasada madrugada. “Desde Cenicero hasta Haro, la helada ha afectado a casi todo el viñedo. En Haro, Cuzcurrita, San Asensio… En Ábalos, por ejemplo, el porcentaje es cercano al cien por cien. El viñedo estaba muy avanzado y encima el sol de media mañana también ha hecho mucho daño”, explica Pérez. En cuanto a la próxima cosecha, ésta se retrasará, aunque ya venía adelantada. “Estas heladas, probablemente, repercutirán en que habrá menos cantidad de uva y, sin duda, en el bolsillo del agricultor”, indica.

“La merma de cara a la cosecha de 2017 puede ser brutal”

Pero es que las heladas no sólo han hecho acto de presencia en zonas de La Rioja. Como explica, Roberto Frías, director agrícola de La Rioja Alta S.L., éstas también han afectado a los viñedos de Castilla y León. “Allí todas las denominaciones han quedado arrasadas casi al 100%”, ha destacado. Con respecto a La Rioja, Frías valora los daños como “casi catastróficos”. “Nunca había visto una helada tan fuerte ni tan extensa”, ha destacado. “En Badarán y en Cordovín se han registrado temperaturas de hasta -5º”. “Todo estaba muy avanzado y encima esta situación de sequía ha agrandado el problema. No hay humedad en la tierra y la merma de cara a la cosecha de 2017 puede ser brutal”, explica Frías. Y no sólo eso. Como cuenta también Fran Betolaza, de Bodegas Betolaza de Briones, “hay que sumarle a esto el gasto del trabajo de ahora para intentar arreglar un poco el desastre que ha producido la helada en el viñedo”. En esta localidad, explica Betolaza, la situación es “desastrosa”. “Ha sido increíble; no ha dejado nada. Ahora sólo queda esperar”.

En este sentido, Fernando Vadillo, enólogo de Enofer, recomienda aguardar 24-28 horas para hacer una mejor valoración y posteriormente llevar a cabo medidas. “Si la helada hubiese llegado en invierno, lo mejor sería no tocar nada, pero aquí habrá que actuar”, ha destacado. Lo que tiene claro es que “el grado de la helada es fuerte y ésta ha sido generalizada. Ha afectado a todos los pueblos de la Rioja Alta en porcentajes desde el 80 al 100%”.

Las recomendaciones de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente

A falta de realizar una valoración en detalle del nivel de afección y su extensión, desde la Sección de Protección de Cultivos de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de La Rioja se han realizado una serie de recomendaciones dirigidas a los viticultores:

“En primer lugar, teniendo en cuenta que cada viñedo es un caso particular se debe tratar de forma diferente según el nivel de afección. Por ello, se recomienda esperar unos 7-10 días después de la helada para evaluar perfectamente los daños y ver cómo reacciona el viñedo, con objeto de adoptar la medida cultural más adecuada.

Si los brotes se han visto afectados por las heladas, puede producirse una nueva brotación de las yemas prontas (nietos), de las ciegas y/o de las casqueras (yemas de la base), e incluso de las yemas adventicias. En determinados casos conviene realizar medidas culturales, ya que en caso de no realizarse, pueden aparecer numerosos brotes (adquiriendo la cepa un aspecto de ‘escoba’), que dificulta el manejo, la formación del viñedo y la poda a realizar para el año próximo.

Tras ver cómo reaccionan los viñedos afectados por la helada, y conforme a los resultados obtenidos en ensayos realizados en la Sección de Protección de Cultivos, se realizan las siguientes recomendaciones:

Si los pámpanos o las yemas se han helado totalmente: no hacer nada.
Si se ha helado solamente el extremo superior del pámpano sin afectar a los racimos: no hacer nada.
Si se ha helado solamente el extremo superior del pámpano afectando a los racimos:
a) viñas en formación (menos de 3 años): podar a la ciega.
b) viñas en producción: quitar los pámpanos helados a mano.”

En el siguiente enlace del Servicio de Información Agroclimática de La Rioja se puede ver un resumen de las estaciones agroclimáticas en las que se han registrado temperaturas bajas con indicación del periodo de duración: http://www.larioja.org/agricultura/es/informacion-agroclimatica/temperaturas-bajas-estaciones-siar.

Vídeo de la helada en Haro

¿Te ha parecido útil esta información?

Total 5 Votos
0

¿Qué es lo que no te ha gustado? ¿Cómo crees que podemos mejorar?

+ = Intruduce el resultado de la operación para evitar mensajes de SPAM

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)