Flora intestinal dañada: Principales causas y consecuencias

Una flora intestinal dañada puede ocasionar grandes problemas a nivel nutricional

La flora intestinal juega un papel muy importante en la salud de las personas y en algunas ocasiones, los seres humanos no prestamos suficiente atención al estado nuestra flora intestinal o microbiota. Un error muy grave que puede llegar a convertirse en un serio problema de salud, puesto que la flora intestinal interviene en diversos procesos metabólicos. Al mismo tiempo, el estado de la microbiota intestinal influye de manera directa en el sistema inmunológico y su respuesta.

Para no tener problemas en este sentido, lo más recomendable es cuidar de la floraintestinal diariamente. Es decir, hay que evitar ciertas acciones o factores que pueden ocasionar graves daños en la microbiota. Y es que según indican los expertos de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD), la flora intestinal es casi un órgano más del cuerpo humano, el cual está formado por millones de bacterias.

Por tanto, el estado de la flora intestinal tiene un gran impacto en la salud de las personas. Una flora intestinal dañada puede ocasionar grandes problemas a nivel nutricional, ya que no actúa correctamente en el proceso de síntesis de algunas vitaminas y en la absorción de minerales, que son fundamentales en la dieta de los seres humanos.

¿Qué factores dañan la flora intestinal?

Como ya se ha comentado anteriormente, la microbiota intestinal está formada por millones de bacterias que cubren las paredes del intestino. Estos microorganismos juegan un papel muy importante en la salud de las personas, puesto que participan en la protección del sistema inmunológico. Su correcto funcionamiento depende de nuestro estilo de vida, por lo que hay que tratar de evitar algunos factores.

Por ejemplo, el tabaquismo o el alcoholismo generan una flora intestinal dañada, la cual deja de actuar en distintos procesos metabólicos. El consumo de laxantes y de algunos medicamentos también afecta a la microbiota intestinal, de manera que es fundamental hacer un consumo moderado de ellos -consultar siempre a un especialista médico en estos casos-.

Otros factores que influyen negativamente en el estado de la misma son el estrés crónico, los trastornos digestivos y la alimentación deficiente -exceso de grasas saturadas, azúcares refinados, etcétera-. Para saber más sobre el cuidado flora intestinal, te recomendamos visitar el Blog Tu Equilibrio y Bienestar, donde puedes resolver tods tus dudas y encontrar excelentes consejos escritos por profesionales sanitarios (médicos, farmacéuticos, etc.) que te servirán de gran ayuda.

¿Qué síntomas indican una flora intestinal dañada?

Si no se evitan los factores o acciones mencionados en el apartado anterior, es muy probable que la flora intestinal se acabe dañando en algún momento. Para detectar el mal estado de la microbiota intestinal, tan solo hay que identificar ciertos síntomas que pueden aparecer en el organismo. Por ejemplo, algunas de las señales más comunes son el estreñimiento, la diarrea frecuente o la hinchazón abdominal.

Otros síntomas que pueden aparecer están relacionados con las intolerancias alimentarias, los dolores en las articulaciones o el incremento de las infecciones. Por supuesto, estos síntomas no son suficientes para diagnosticar daños en la flora intestinal, por lo que lo más aconsejable es acudir a un médico para que realice la evaluación pertinente.

El olor desagradable en las heces, la lengua blanca, el exceso de gases, el dolor abdominal, los cólicos, las molestias intestinales, los problemas digestivos o el síndrome de colon irritable son otras de las señales que pueden indicar daños en la microbiota intestinal. Para prevenir la aparición de estos síntomas, es necesario cambiar los hábitos de vida y mejorar la alimentación.

Pautas para el cuidado de la flora intestinal: Los probióticos

Cuidar de la flora intestinal se ha convertido en algo fundamental para todos los seres humanos, puesto que de su armonía depende la salud del resto del organismo. Para evitar una microbiota intestinal dañada, hay que consumir ciertos alimentos que facilitan la digestión y la absorción de nutrientes. Alimentos que contienen probióticos, como es el caso del yogur natural o la leche fermentada.

Los probióticos son bacterias beneficiosas que habitan en el intestino, las cuales ayudan a fortalecer el sistema inmunológico. Por tanto, resulta esencial diseñar una dieta que incluya alimentos ricos en probióticos naturales. Además del yogur natural y la leche fermentada, los probióticos también forman parte de otros alimentos como el kéfir -producto fermentado con levadura y bacterias- o la kombucha -bebida fermentada hecha a partir del té negro-.

En el chucrut -fermentación de las hojas frescas del repollo- y en algunos productos orientales como el miso, el natto, o el kimchi, también se pueden encontrar los probióticos. En caso de no poder acceder a estos alimentos, los especialistas recomiendan ingerir estas bacterias beneficiosas a través de los suplementos alimenticios con probióticos.
 

También te puede interesar...

Comentarios

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario estar registrado en Haro Digital. Esto es así porque damos valor a los debates sanos, transparentes, y sin censura y queremos evitar ataques personales o comentarios de mal gusto que se escudan en el anonimato.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios