Líderes en La Rioja Alta

132.813 visitas en Septiembre. Certificado por OJD.

Estás leyendo: CSIF La Rioja se concentra por “las carencias en Sanidad y la falta de previsión” ante la segunda ola de la pandemia
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

CSIF La Rioja se concentra por “las carencias en Sanidad y la falta de previsión” ante la segunda ola de la pandemia

Con las limitaciones dadas por las autoridades sanitarias, un centenar de profesionales del SERIS han reclamado "refuerzos inmediatos", junto con otras reivindicaciones de este sindicato, para mejorar la sanidad pública
Concentración CSIF
Foto: CSIF La Rioja

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) sindicato más representativo en las administraciones públicas, se ha concentrado este jueves en centros sanitarios de todas las comunidades autónomas para denunciar las carencias que ha puesto en evidencia la pandemia del Coronavirus. En La Rioja, la concentración se ha celebrado en la entrada del Hospital San Pedro de Logroño, donde un centenar de trabajadores del SERIS se han sumado a las reivindicaciones de este sindicato, con las restricciones impuestas por las autoridades sanitarias en esta segunda oleada de la pandemia.

Los profesionales de la Sanidad denuncian “la falta de previsión de las autoridades sanitarias ante la segunda oleada de la pandemia, la ausencia de planificación sanitaria, así como su preocupación por la falta de profesionales y de equipamientos adecuados para afrontar la situación, con el peligro de que se produzca de nuevo una situación de colapso”. CSIF ha acudido al Defensor del Pueblo para denunciar esta situación.

“Ausencia de planificación sanitaria”

“En marzo, se podría perdonar los errores y la improvisación, pero ha pasado medio año y seguimos igual”. “Los trabajadores han dado y siguen dándolo todo, pero todo tiene un límite. No se puede más”, ha manifestado el responsable del sector de Sanidad de CSIF La Rioja, el doctor Ángel Laspeñas.

“Se van a contratar a médicos y enfermeras sin especialidad. Se va a poder mover a los trabajadores desde atención primaria a especializada o viceversa, desde una zona de salud a otra, ¿y nos sorprendemos de que emigren? Se pregunta Laspeñas.

Ángel Laspeñas también ha manifestado hoy su preocupación porque “quieren integrar sin oposición a 500 trabajadores de la Fundación Hospital de Calahorra. Ya nos ha ocurrido en el área administrativa de personal de la Fundación Rioja Salud, y no puede volver a pasar”.

“Esta pandemia no puede justificar el trato que estamos teniendo los trabajadores del SERIS. No es que nos estén descuidando, nos están maltratando. Están poniendo en riesgo nuestra salud y la de nuestras familias, ha asegurado Laspeñas.

“Todos los servicios están saturados…Los profesionales prometidos no se ven por ninguna parte… Desmantelan un servicio para parchear otro… No hay presupuesto para adecuar nuestra jornada, nuestros salarios, pero sí para crear altos cargos”. “El cansancio acumulado nos pasará factura, y no sólo físicamente. Mentalmente, nos están destrozando”, afirma Ángel Laspeñas.

En plena segunda oleada del Covid 19, CSIF reclama que se dimensionen las plantillas a la situación real, con refuerzos urgentes (al menos 62.000 profesionales de manera inmediata) y la cobertura de bajas, incidencias, permisos, etcétera, que “garanticen la continuidad laboral y una adecuada asistencia sanitaria”.

Aumento de la financiación del gasto sanitario

Desde la irrupción de la pandemia, CSIF ha reclamado “un refuerzo de las plantillas”. “La Sanidad requiere de un plan estratégico a 5-10 años para situarnos en la media europea y recuperar los niveles de calidad con los que se planteó el Sistema Nacional de Salud desde sus inicios y que hoy se encuentran seriamente deteriorados, como ha quedado evidente en esta pandemia. Las diferencias con la UE arrojan un déficit de 289.235 profesionales. No podemos obviar que mientras en España solamente tenemos 3 camas por cada 1.000 habitantes, la media de la UE es de 5 (en Alemania tienen 8)”, explican.

Para ello, consideran que “es preciso” un aumento de la financiación del gasto sanitario hasta el 7,2 por ciento del PIB. “En España se invierte en la sanidad pública 2.027 euros por persona, mientras que la media de la UE es de 2.746 euros por persona y en Alemania 3.990 euros por persona persona”, destallan.

En este sentido, “reclamamos la recuperación del diálogo social para realizar una correcta planificación de las plantillas, aumentar la financiación hasta el 7,2 por ciento del PIB (la atención primaria debe suponer el 25 por ciento de todo el gasto) y mejorar las condiciones laborales y retributivas en la Sanidad”, señalan.

Comentarios