Líderes en La Rioja Alta

120.407 visitas en Julio. Certificado por OJD.

Estás leyendo: CSIF La Rioja denuncia que trabajadores de residencias tienen que “seguir entrando con bolsas de basura como protección frente al coronavirus”
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

CSIF La Rioja denuncia que trabajadores de residencias tienen que “seguir entrando con bolsas de basura como protección frente al coronavirus”

En un comunicado, el sindicato denuncia que Servicios Sociales incumple el auto que le obliga a proteger a sus trabajadores de manera "suficiente y continuada"

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, denuncia que la Consejería de Servicios Sociales y la Ciudadanía de La Rioja “ha incumplido el plazo de 72 horas que le dio el Juzgado para que dotase a sus trabajadores de los equipos de protección necesarios frente la coronavirus y, este mismo lunes, los trabajadores de muchas residencias de personas mayores y otros centros dependientes de esta Consejería siguen teniendo que entrar en las habitaciones con residentes positivos por COVID-19, protegiéndose con bolsas de basura”.

En concreto, fue el Juzgado de lo Social Nº1 de Logroño, quien el pasado 2 de abril dictó un auto de “medidas cautelarísimas” por el que requería a la la Consejería de Servicios Sociales y a la Ciudadanía de La Rioja para que “dotase a todo el personal a su servicio en todos los centros asistenciales y cualesquiera otras dependencias habilitadas para uso sanitario o asistencial de la Consejería, en cantidad suficiente y de forma continuada, de batas impermeables, mascarillas FPP2 y FPP3, gafas y pantallas de protección y contenedores grandes de residuos”.

Situación alarmante

“Es evidente que el Gobierno de La Rioja no tenía ninguna intención de cumplir con este mandato al afirmar, a preguntas de los medios de comunicación sobre el asunto, que iban a recurrir este y otros dos autos más dictados tanto por el Juzgado de lo Social número uno como del número dos de Logroño a instancias de CSIF para proveer de material de protección a los trabajadores del SERIS y de los pisos tutelados”, señalan desde el sindicato.

En este sentido, el sindicato considera que la Consejería “ha desoído a la jueza que recordó la obligación legal de la administración empleadora de proteger a sus trabajadores y que la misma implica también la obligación de dotarles de los medios preventivos necesarios para que realicen su trabajo en las mínimas condiciones de seguridad”.

Durante todo el fin de semana y este mismo lunes, a pesar del gran número de contagios y personas fallecidas en las residencias de mayores de nuestra comunidad, “los trabajadores de estos centros han comenzado la semana teniendo que protegerse como hasta ahora con bolsas de basura, para intentar evitar contagiarse, cuando entran en las habitaciones de positivos, y también no contagiar a otros residentes que de momento no presentan síntomas”.

Esta situación, según el sindicato, contrasta con las declaraciones de la presidenta de La Rioja, cuando este mismo fin de semana “presumía de solidaridad con otras comunidades al enviar miles de batas confeccionadas en Arnedo y Ezcaray”.

“Si hace unos días, ante la escasez de equipos de protección de nuestros trabajadores y el poco material del que se disponía en las residencias de mayores, CSIF se preguntaba dónde estaban las 7.000 batas que se fabricaban en Arnedo diariamente y que entregaba al Gobierno regional, ahora conocemos su destino”, señalan desde CSIF La Rioja.

El sindicato “se congratula de la solidaridad de la señora Andreu, pero no a costa de la salud y la falta de protección de los trabajadores riojanos que lo están pasando realmente mal por esta falta de equipos de protección y EPIs adecuados”.

“Son muchos los centros que dependen de la Consejería de Servicios Sociales y a la Ciudadanía de La Rioja, como las residencias de personas mayores o con deficiencias físicas o psíquicas, en los que ahora mismo sus trabajadores están trabajando de forma precaria y con un gran peligro de contagio para ellos y las personas a las que atienden”, indican.

En el centro CAPDP Santa Lucía de Fuenmayor, donde los residentes por sus especiales características requieren de un contacto físico muy estrecho, los profesionales que les atienden “requieren equipos adecuados y en mayor cantidad para su protección debido a su situación tan compleja”.

“Los contagios entre el personal y residentes en estos centros es alarmante. El numero de bajas es tremendo y la Consejería tiene grandes problemas para sustituir al personal que va cayendo, por lo que los que quedan están extenuados”, destacan desde CSIF La Rioja.

CSIF dice que “ya no confía en la responsabilidad de los gobernantes” y que “seguirá su batalla legal y denunciará estos incumplimientos ante la jueza que dictó el auto o las instancias que correspondan”. Por otra parte, el sindicatao asegura que “no escatimará ningún esfuerzo hasta conseguir dotar de la máxima seguridad y los equipos necesarios para que nuestros profesionales puedan realizar su trabajo y la peligrosa labor que se les ha encomendado”.

Comentarios