Líderes en La Rioja Alta

145.881 visitas en Agosto. Certificado por OJD.

Estás leyendo: OPINIÓN: «El teléfono y la informatización nunca pueden sustituir el encuentro presencial entre médico y paciente»
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

OPINIÓN: «El teléfono y la informatización nunca pueden sustituir el encuentro presencial entre médico y paciente»

Los vecinos y vecinas de Haro quieren ver y hablar con sus sanitarios 'cara a cara', no a través de teléfono o videoconferencia
Centro de Salud de Haro

Hace unos días la Consejera de Salud, Sara Alba, flanqueada por Héctor Ruiz y Pello Latasa, realizaron estas declaraciones que recoge el Diario La Rioja: «La opción, válida para pedir cita de medicina, enfermería, pediatría y servicio de matronas, estará activa a finales de este mismo mes. Antes de que acabe el mes los pacientes podrán elegir si desean ser atendidas de forma presencial o telemática Será el primer paso del nuevo modelo de Atención Primaria». Sin embargo, aunque «la música básica» suena bien, el desarrollo de estas ideas deja abiertas muchas incógnitas y no se enfrenta a los principales problemas que aparecen en el panorama sanitario público de nuestra Comunidad, de nuestro país, y también de Europa. Con 40 años de trabajo en el sistema sanitario público español soy consciente de realidades a las que parece que la consejera no quiere o no puede enfrentarse:

  • La realidad de la existencia de un insuficiente aporte económico al sistema que se traduce en la falta de medios, tanto personales como técnicos, permanente y continuada, asociada a la desigual distribución de recursos entre los tres pilares básicos de la sanidad: Preventiva, Primaria y Especializada.
  • Una política de insuficiente formación de sanitarios que viene relacionada con una situación de abusivos e ineficaces «números clausus» en las Universidades y Escuelas Universitarias que se traducen en el actual déficit de profesionales sanitarios que se prolongará durante años. En mi especialidad es preciso recordar que la formación de un cardiólogo obliga a una permanencia universitaria de seis años y a un periodo de residencia de otros cinco. Lo mismo ocurre en las otras especialidades, incluidas las de médicos de Atención Primaria, y esta realidad nos obliga a actuar en este momento para evitar que dentro de diez o quince años no nos encontremos ante una situación como la actual de falta de profesionales.
  • La búsqueda de la «espectacularidad» por parte de las Administraciones en el sentido de priorizar los grandes Servicios médicos y el abandono de las necesidades de la Atención Primaria, «verdadero y real punto de entrada insustituible» al Sistema; y la tendencia a la tecnificación e informatización de la Medicina que olvida que la «verdad sanitaria» consiste en la relación directa entre médico/enfermera y paciente. La medicina «de calidad» no consiste en la realización de análisis, radiografías o técnicas complejas «sin apenas ver al paciente», sino en que un técnico sanitario «escuche, mire, palpe, percuta, ausculte y diagnostique las posibilidades de enfermedad, para luego «y siempre después de escuchar al enfermo» realizar o solicitar las pruebas complementarias precisas que confirmen o descarten su diagnóstico.
    Desgraciadamente la formación médica dedica una especial atención los recursos tecnológicos de la Medicina (lo que es naturalmente necesario), pero dedica mucha menos atención a la Medicina Clínica básica y a la relación médico-enfermera/paciente que también es fundamental. Este binomio «atención/desatención» se traduce en la existencia de una atención sanitaria de «peor calidad», a la vez que aumenta los «costes económicos» del Sistema Sanitario. Los aspectos administrativos de la sanidad pueden verse ayudados por los recursos informáticos, pero en ningún caso pueden sustituirlos.

Ejemplo del Centro de Salud de Haro

Resulta un hecho evidente que la señora consejera o la Comunidad de La Rioja no pueden abordar en solitario la resolución de muchos de estos problemas, pero sí que pueden dirigirse a las Autoridades Sanitarias Nacionales a la vez que estructuran una política regional que los enfoque. No nos cabe duda que la «informatización y el teléfono» pueden constituir un recurso para el mejor funcionamiento de la Sanidad, pero «nunca y en ningún caso» pueden sustituir al encuentro presencial entre un médico y su paciente.

Y, desde mi conocimiento del Centro de Salud de Haro, en el que he trabajado durante años, le ruego que incremente la partida económica de la Sanidad, que dejen de maltratar a los sanitarios, tanto de la Atención Primaria como de la Especializada, que se dirijan a los niveles superiores de la Administración exigiendo soluciones y que posibiliten que los sanitarios que trabajan en La Rioja continúen realizando lo que su vocación les induce a practicar: «conocer e intentar solucionar los problemas de salud que tienen sus convecinos». Los vecinos y vecinas de Haro quieren ver y hablar con sus sanitarios «cara a cara» no a través de teléfono o videoconferencia.

Publicidad
Banner Zamalloa

Julio Martínez Flórez y Gregorio Martínez
Partido Comunista de España e Izquierda Unida en Haro

  • Si quieres expresar tu Opinión, puedes enviarnos tu Artículo o tu Carta al Director a través de nuestro correo electrónico info@harodigital.com o a través de nuestro WhatsApp 681 187 817. Valoraremos su publicación.
Publicidad
Banner CSIF

También te puede interesar...

Publicaciones relacionadas

Comentarios

Publicidad
Banner Garnacha de Rioja 2021

Comentarios