Parte de la fachada del edificio de Linares Rivas en Haro se viene abajo

El derrumbe se ha producido a primera hora de la mañana. No ha afectado a edificios de enfrente ni ha causado daños personales

Sobre las 7:00 horas de la mañana, parte de la fachada del edificio de la calle Linares Rivas, declarado en ruina recientemente, se ha venido abajo. Por suerte, no se han registrado daños personales y el derrumbe no ha afectado a los edificios de enfrente.

La empresa contratada por el Ayuntamiento de Haro para su derribo asegura que lo tenía “previsto” y que la situación está “controlada”.

Desprendimientos parciales

Según testigos presenciales, los hechos ocurrieron poco antes de las 7:00 horas de la mañana cuando en la calle Dos de Mayo se escuchó un enorme estruendo “como si se tratase de una explosión”, provocado por el derrumbamiento parcial del muro de adobe que formaba parte de la fachada lateral del edificio número 13 de la calle Linares Rivas.

El mismo inmueble ya levantó la voz de alarma entre el vecindarioa años atrás y que ya dio finalmente muestras de su agotamiento estructural hace semanas cuando se abrió una profunda brecha en su fachada. Los desprendimientos parciales, en aquella ocasión, obligaron a acordonar su entorno el pasado 12 de enero, un mes después de que El Correo recogiera la preocupación de vecinos por su situación.

Al parecer el desplome ha arrastrado al menos 12 metros cuadrados de fachado, sin que se haya visto afectada la estructura del edificio que había sido apuntulada anteriormente por el personal de la empresa que trabaja desde la semana pasada en el derribo controlado del inmueble.

De esta manera, se ha llevado por delante no sólo ladrillos de la segunda planta, sino también parte de la sillería de arenisa que era la base de la construcción desde la primera planta, donde es evidente, por la fotografía, cierta inestabilidad del dintel de uno de los balcones.

El suceso se ha producido, curiosmante, una semana después del inicio de los trabajos contratados des de el Ayuntamiento, de forma subsidiaria y por lo tanto con cargo a los propietarios cuando se liquiden las facturas porque no cumplieron con el plazo que se les concedieron desde el Consistorio.

A pesar de la retirada de casi todos los elementos de la cubierta por la empresa Excavaciones Mayo, que ha liberado de peso y presión al conjunto de la construcción, no ha impedido el derrumbe de esta mañana sobre una zona totalmente cerrada al tránsito de personas y vehículos.

Comentarios