Líderes en La Rioja Alta

104.316 visitas en Septiembre. Certificado por OJD.

Estás leyendo: «En esta vendimia seremos los técnicos los que tendremos que adaptarnos a la uva que viene»

«En esta vendimia seremos los técnicos los que tendremos que adaptarnos a la uva que viene»

Julio Sáenz, elevado a la condición de Mejor Enólogo de España en 2022, siente que el premio responde al trabajo de todo su equipo en La Rioja Alta SA
Julio Sáenz, elevado a la condición de Mejor Enólogo de España en 2022, siente que el premio responde al trabajo de todo su equipo en La Rioja Alta SA

Julio Sáenz, director técnico del Grupo La Rioja Alta SA andaba metido, como el resto de sus colegas, en la vorágine de la vendimia cuando se hizo oficial que le proclamaban desde La Semana Vitivinícola Mejor Enólogo de España en este inseguro 2022. La elección de su Gran Reserva 890 de la añada 2010 como Mejor Tinto del país y de la firma del Barrio de la Estación como la cuarta mejor valorada por los lectores de la edición refuerzan ese empujón hacia delante en un momento clave.

Un cuarto de siglo después ve reconocido su trabajo, pero su análisis tampoco va mucho más allá. Las preguntas a las responde llegan después de pasear por los renques para ver cómo se maneja la campaña, que da sus últimos pasos.

Mejor Enólogo de España 2022: «Estoy convencido de que se trata, más que del reconocimiento a una persona, a un grupo de trabajo. Los premios nunca son individuales; responden a la labor de mucha gente, aunque al final se pueda ver identificado en la figura del enólogo. Uno solo no pude hacer todo lo necesario para lograr grandes vinos. Por eso entiendo que también se ha premiado a toda la gente que trabaja en el campo, en la bodega, en la parte comercial… Y a la propia empresa, porque detrás tenemos la suerte de contar con un grupo que quiere hacer este tipo de vinos, manteniendo su filosofía de siempre. Sin intención de parecer humilde. Pienso, sinceramente, que éste es un premio a la bodega».

Publicidad
Telegram Banner

El éxito de La Rioja Alta SA: «En mi opinión, el éxito de La Rioja Alta reside en haber sabido mantener una filosofía y un estilo propio. Apostó por vinos clásicos de la zona de Haro, pero no se ha mantenido anclada en el pasado y, por el contrario, ha sido capaz de evolucionar y adaptarse a los nuevos tiempos. Hoy en día no comemos ni nos comportamos socialmente como hace veinte o treinta años. El mero hecho de abrir una botella para compartirla con amigos era casi impensable entonces porque estaba más enfocada para la comida. Ahora vienen unos amigos a tu casa y compartes una o dos botellas antes de cenar. Todo esto lo vio venir la bodega. Entendió que debíamos cambiar para reforzar las primeras impresiones que se llevaba la gente al probar nuestros vinos. Sobre todo el color, buscando un poquito más de capa, y el aroma, manteniendo su personalidad e intentando que fuesen algo más frescos y complejos, sin parecer totalmente afrutados. Ése era el gran reto que nos marcamos y creo que lo hemos conseguido, aunque después de haber trabajado en ello durante mucho tiempo».

«Éste es un premio a la bodega»

Una pequeña revolución: «Es que la bodega tenía clara su estrategia. Quería mantener el estilo clásico de los vinos de La Rioja Alta de Haro. Pero con la idea de seguir mejorando añada tras añada para elaborar un vino un tanto más actual, más moderno, en el que la fruta estuviese mucho más presente que las notas especiadas, más complejas, por ejemplo. Contábamos con Torre de Oña, un «chateau» espectacular situado en la Rioja Alavesa, y con una de sus parcelas conseguimos hacer Martelo, que respondía a ese perfil, mucho más afrutado, mucho más fresco».

Publicidad

Una apuesta más directa: «Posiblemente más agradable para la gente que comienza a acercarse al mundo del vino. A fin de cuentas, pensábamos que a una persona que llevaba cuatro o cinco años en él le costaría tiempo entender aún los «grandes reservas» 904 y 890. Pero que con Arana resultaba más sencillo introducirse porque se trata de un vino más actual, donde aparece la fruta y el carácter de la finca. Ése era el objetivo que se perseguía».

"En esta vendimia seremos los técnicos los que tendremos que adaptarnos a la uva que viene" 1
Foto: La Rioja Alta SA

Recuerdos de su primer día en la bodega: «Ha pasado mucho tiempo. Más de 26 años. Me presenté en la bodega con muchos nervios, con mucha inquietud, imaginando cómo se iba a desarrollar mi carrera profesional. Pero lo cierto es que, desde el primer momento y por parte de todos, desde la dirección hasta el último de mis compañeros, conté con un gran apoyo y me lo pusieron fácil. También es cierto que me supe adaptar y de esa manera disfrutar de este trabajo, que constituía para mí una parte muy importante de mi proyecto personal».

Sin limitaciones: «El hecho de que te lo den todo facilita las cosas. Aquí trabajamos sin presupuestos. Con control, por supuesto, pero sin limitaciones a la hora de trabajar para que los vinos sigan mejorando. Hemos cambiado muchas cosas, hemos introducido muchísimas otras. Y eso es una gran ventaja a la hora de desarrollar todo lo que persigues».

La Rioja Alta SA vendimia el Gran Reserva 890 de 2022, que se venderá en 2036

Relevar a uno de los grandes: «Yo entré, en principio, como responsable de calidad de la bodega pero fundamentalmente con la intención de aprender de una persona (José Gallego) que para mí era una eminencia en este mundo, una persona con un don para la mezcla, para ver de lejos lo que se podía obtener de los vinos, para tener claro qué iba a pasar con ellos en el futuro. Era una capacidad sorprendente, casi innata. Mi trabajo, durante muchos años, consistía en aprender, a través de él, el alma y la filosofía de los vinos de La Rioja Alta. Tuve la gran suerte de compartir durante casi nueve años a su lado».

Responsabilidad: «Yo no había estado antes en otra bodega ni tenía por lo tanto más experiencia, salvo esos nueve años que constituían todo un bagaje. Conocía muy bien ya La Rioja Alta y era perfectamente consciente de la idea que tenía la bodega de lo que quería hacer y cómo quería hacerlo. Estuve muy respaldado en todo momento y la dirección de la bodega siempre confió en mí. Eso te da mucha tranquilidad. Mi trabajo se planteaba a largo plazo y para ello tenía el respaldo de la familia. Era consciente de la responsabilidad que asumía, porque dirigíamos la travesía de un trasatlántico y había que saber manejarlo y dirigirlo. Y las decisiones había que tomarlas con mucha cautela, sabiendo no obstante que no tenía que modificar nada, sino mejorar y evolucionar lo que había. Todo resultó por esa razón mucho más sencillo».

"En esta vendimia seremos los técnicos los que tendremos que adaptarnos a la uva que viene" 5
Foto: La Rioja Alta SA

«La tecnología no es el arma principal con la que trabajamos, pero también ayuda»

Vendimia compleja: «Va a ser muy complicada, muy difícil. Ha hecho demasiado calor, las viñas han sufrido muchísimo. Pero a veces nos perdemos en el tópico de que el vino se hace en el campo y, aunque es verdad en gran medida porque cerca del 60 ó 70% de la calidad de un vino depende de él, detrás tiene que haber un trabajo de bodega, fundamental para la elaboración y crianza. Por eso ésta va a ser una añada, más de bodega y enólogos que de campo. En la finca se ha podido hacer muy poco por las condiciones que se han dado. Así que seremos los técnicos los que tendremos que adaptarnos a la uva que viene para intentar manejarla. No podemos hacer lo mismo todos los años porque estaríamos abocados a predecir el futuro y ése no es nuestro cometido. Da pena porque todo venía ¡tan bien! Pero el tiempo no nos ha acompañado. Para hacer un gran vino se necesitan tres cosas. Contar con buenos viñedos, que el clima sea favorable y que la uva sea de calidad. No todo se ha dado en esta ocasión».

Estrategia diferente: «Nosotros hemos adoptado una estrategia diferente para esta vendimia. Vamos a aguantar un poquito más, a ver si la uva llega a madurar por fin de una manera más equilibrada. Y en todas las bodegas del grupo seguiremos trabajando sobre las mesas de selección óptica, para realizar una criba muy estricta. Vamos a tener, posiblemente, una cantidad de uva mayor que en años anteriores, aunque no va a reunir la calidad que necesitamos para hacer todos nuestros vinos. Pero los que hagamos tendrán gran calidad. La tecnología no es el arma principal con la que trabajamos, pero también ayuda.

Trabajo diario: «Ahora lo que prima es la toma de decisiones que se modifican de un momento a otro porque la situación también va cambiando y hay que atender a cada uno de los escenarios que se nos plantean. Lo importante es saber adaptarse a ese cambio».

Publicidad
Banner Zamorano Hombre

Hazte embajador de Haro Digital

Ayúdanos a hacer que este proyecto, el proyecto de todos, siga adelante. Con tu aportación es posible.

También te puede interesar...

Publicaciones relacionadas

Comentarios

Comentarios