Líderes en La Rioja Alta

120.407 visitas en Julio. Certificado por OJD.

Estás leyendo: Un 6,2% de los fumadores diarios dejó el tabaco durante el confinamiento, según un estudio en el que participa La Rioja
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Un 6,2% de los fumadores diarios dejó el tabaco durante el confinamiento, según un estudio en el que participa La Rioja

Los objetivos de este estudio son estudiar los cambios en las tendencias de consumo de tabaco y otros productos desde que se decretó el Estado de Alarma
Foto: Gobierno de La Rioja

Dentro de las actuaciones que, con motivo del Día Mundial sin Tabaco, realiza la Dirección General de Salud Pública, Consumo y Cuidados en el mes de mayo, La Rioja ha participado en el estudio “Tabaco, otras formas de consumo y confinamiento”, junto con el Ministerio de Sanidad, la Región de Murcia y el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo.

Los objetivos de este estudio son estudiar los cambios en las tendencias de consumo de tabaco y otros productos desde que se decretó el Estado de Alarma. Concretamente, conocer en qué medida ha influido la pandemia de coronavirus en el consumo, los intentos para dejar de fumar que se han realizado durante estas semanas y averiguar las situaciones de consumo de tabaco y otros productos en el hogar delante de menores de 14 años, así como el tabaquismo pasivo.

Entre los resultados preliminares de la investigación, destaca que un 6,23 por ciento de los fumadores diarios que han contestado la encuesta, residentes en La Rioja, ha dejado de fumar durante el confinamiento, y un 5,24 por ciento ha reducido su consumo. Un 20,55 por ciento de los fumadores ocasionales también han dejado de fumar durante el confinamiento.

Se reduce la exposición al humo

Sorprendentemente, la exposición al humo ambiental del tabaco en los hogares durante el confinamiento, ha disminuido. El 59,53 por ciento de las personas que estaban expuestas al humo antes del confinamiento han dejado de estarlo durante este periodo.

Además, un 84,46 por ciento de los encuestados es consciente del mayor riesgo que tiene el consumir tabaco con padecer COVID-19 o con el agravamiento de los síntomas. Se reduce al 71,94 por ciento la percepción existente de la influencia del consumo de cigarrillos electrónicos sobre la enfermedad.

En La Rioja se han registrado un total de 2.338 encuestas, de las que 1.789 estaban completas, lo que supone el 6,6 por ciento de la población riojana. En España 37.221 personas han participado en el cuestionario, de los 17.039 que se habían completado.

La metodología usada para la recogida de datos ha sido la de “bola de nieve”. Esto implica que no se ha realizado previamente un muestreo previo de la población, por lo que no se pueden generalizar los resultados encontrados a toda la población riojana, pero sí aportar conclusiones importantes sobre las conductas relacionadas con el tabaquismo que han realizado las personas residentes en La Rioja que han contestado la encuesta.

Los datos comparativos de estos resultados con la situación en España pueden ser consultados en el Anexo 1.

Día Mundial sin Tabaco, 31 de mayo

Como cada año, el 31 de mayo se celebra el Día Mundial sin Tabaco, día en el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) llama la atención sobre los efectos perjudiciales del tabaquismo en nuestra sociedad.

El lema de este año es “Se ha revelado el secreto”, cuyo objetivo es contrarrestar las “sistemáticas, agresivas y sostenidas” campañas de publicidad, promoción y patrocinio llevadas a cabo por parte de la industria del tabaco y proteger a los jóvenes de la manipulación de la industria y evitar que consuman tabaco y nicotina. Estas campañas pretenden mantener la epidemia del tabaquismo, incorporando jóvenes consumidores que sustituyan a los ocho millones de personas que cada año mueren por enfermedades derivadas del consumo de productos de tabaco y de la exposición al humo ajeno.

Ante la situación actual de pandemia por la enfermedad COVID-19, la OMS recuerda que los fumadores tienen casi dos veces más posibilidades de progresión grave de la enfermedad que los no fumadores; son 2,4 veces más sensibles a ingresar en las Unidades de Cuidados Intensivos, necesitar respiración asistida y fallecer por la enfermedad.

Comentarios