Líderes en La Rioja Alta

120.407 visitas en Julio. Certificado por OJD.

Estás leyendo: CSIF La Rioja relaciona las mascarillas ‘fake’ distribuidas por Sanidad con los nuevos contagios entre sanitarios
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

CSIF La Rioja relaciona las mascarillas ‘fake’ distribuidas por Sanidad con los nuevos contagios entre sanitarios

El sindicato considera que el casi centenar de sanitarios que han dado positivo por coronavirus en la última semana "evidencia el peligro de estas mascarillas sin homologación"

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, cree que “hay una relación directa entre el uso de las mascarillas ‘fake’, o falsas por carecer de homologación, y el gran número de profesionales del SERIS contagiados por COVID-19″

En concreto se trataba de las mascarillas modelo N95 Garry Galaxy, en envase verde, que “no cumplen con la normativa de protección”, según un informe emitido por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. Por lo que dichas mascarillas “no son aptas para la protección frente a un posible contagio por COVID-19, pero que el Gobierno de La Rioja distribuyó entre el personal del SERIS y de Servicios Sociales”. “Unos profesionales que han estado gravemente expuestos a un más que probable contagio por coronavirus. Un peligro que ahora confirman los test realizados a dichos profesionales y que arrojan un saldo lamentable”, señalan desde el sindicato.

El sindicato asegura que “el elevado número de contagios no es fruto de la casualidad”

“Ahora sabemos, a través de la web del propio Gobierno regional, que 98 sanitarios riojanos han dado positivo por COVID-19, en esta última semana. Los contagiados han alcanzan a 339 profesionales sanitarios acumulados en lo que va de pandemia”, explican desde CSIF. En este sentido, el portavoz del Gobierno de La Rioja, Chus del Río, ha desmentido la información del sindicato y ha pedido que se usen los datos de “manera responsable” que publica el Ejecutivo regional, ya que esa cifra corresponde a “casos activos, no son casos nuevos”.

Para este sindicato, “este elevado número de contagios no es fruto de la casualidad sino de la gran escasez de equipos de protección durante la primera etapa de la pandemia y de la ineficacia del material suministrado después, entre el que se encontraban estas mascarillas descubiertas y denunciadas por CSIF el pasado 17 de abril”.

“Los datos así lo revelan, ya que los profesionales del SERIS contagiados (339 casos) representan alrededor del 7,3 por ciento de su plantilla, mientras que los casos confirmados en La Rioja por los test PCR se cifra en 3.910 positivos (a fecha del pasado martes), algo más del 1,24 por ciento de la población”, destacan desde el sindicato, que añade que “lo que significa que el virus ha tenido una incidencia 6 veces mayor entre nuestros sanitarios que para el resto de los riojanos”.

El Ministerio de Sanidad fue quien se encargó de comprar las mascarillas ‘fake’, que facilitó a las comunidades autónomas para su distribución entre el personal. “Por su parte, el Gobierno de Aragón las retiró el 16 abril al detectar su incapacidad de protección”, informan desde CSIF. “En cambio, sí fueron empleadas tanto por nuestro personal sanitario del SERIS como trabajadores en centros asistenciales de Servicios Sociales, residencias de mayores, etcétera, como reconoció el propio portavoz del Gobierno de La Rioja“, señalan desde CSIF. “Todos ellos gravemente expuestos a un posible contagio por coronavirus al haber estado muy cerca de los pacientes con la enfermedad y creyendo que estas mascarillas les protegían. Tal y como revelan las cifras que ahora manejamos”, indican.

Desde CSIF señalan que “no hay derecho que seamos una de las comunidades con el mayor número de profesionales de la sanidad infectados. Algo que también ocurre a nivel nacional con respecto a otros países”.

Por eso, el sindicato destaca que fue “la primera organización que presentó una denuncia ante el Tribunal Supremo contra el Gobierno por la alta tasa de contagios del personal sanitario debido a la falta de protección para garantizar su seguridad y salud en sus puestos de trabajo”.

Además, CSIF señala que ha pedido cuentas a las diferentes administraciones, independientemente de su color político, ante los tribunales y a la inspección de trabajo, velando por los intereses de los trabajadores/as, como ya lo hiciera en anteriores crisis como la del ébola. En las próximas fechas, el sindicato asegura que preparará también miles de reclamaciones a la Seguridad Social para compensar el contagio por COVID-19 de trabajadores/as por falta de protección.

Comentarios