Crispación y más de lo mismo en la antesala de las elecciones

El balance de legislatura en Haro y su posterior debate volvió a mostrar las dos visiones de la ciudad completamente distintas que tienen equipo de gobierno y Partido Popular

Nada nuevo bajo el sol. El equipo de gobierno tripartito y el Grupo Municipal Popular volvieron a mostrar una vez más que tienen visiones antagónicas de cómo se encuentra Haro cuando a punto está de expirar la legislatura. De hecho parecen vivir en dimensiones distintas y el debate sobre el estado de la ciudad del pasado miércoles no arrojó ninguna luz. Más de lo mismo, rifirrafes y malos modos incluidos que dejan el ambiente crispado en medio de unas Elecciones Generales y en la antesala de las municipales.

Laura Rivado aseguró que su balance es “mejorable”, pero defendió que la ciudad está “mejor de lo que estaba” cuando accedieron al Ayuntamiento en 2015. Se apoyó en datos, como el crecimiento del número de empresas desde ese año o que Haro, por ejemplo, fue la primera ciudad fuera de Logroño en adherirse al proyecto EmprendeRioja. Detalló iniciativas puestas en marcha como el Premio Emprende Haro, la contratación de una agente de Igualdad, la elaboración de un plan de Igualdad o el convenio VioGen en la lucha contra la violencia de género o la creación de una comisión municipal de la mujer.

Rivado reconoció que existen “cosas por hacer”

La alcaldesa también defendió el trabajo de gestión realizado en materia fiscal y sacó pecho del dinero extra conseguido gracias al pago del IBI por parte de la AP-68, algo que encendió a la bancada del Partido Popular. Destacó que hay más de 50 nuevas plazas de aparcamiento gratuitas en la ciudad, que existe la posibilidad de los 15 minutos gratuitos en la zona azul, que se ha eliminado una hora de pago o que por primera vez la Universidad de la Experiencia ha llegado a Haro para quedarse.

A pesar de todo, reconoció que existen “cosas por hacer” como es el edificio de vestuarios de El Ferial, que se inaugurará este año, y cuyo retraso en las obras ha sido criticado en cuantiosas ocasiones. Pero Rivado también hizo hincapié que, con retrasos, la plaza de la Paz ahora es “la envidia de todo aquel que viene”. También hizo hincapié en las obras del cerro de la Atalaya, “algo que nunca aparecía en sus presupuestos” y volvió a defender por enésima vez las obras de remodelación del mercado municipal para convertirlo en centro cívico multiusos, obra mil veces criticada por el PP y que contará con apoyo económico del Gobierno regional gracias a la enmienda sacada adelante por varios partidos. Sacó la cara también al proyecto de cubrición del parque infantil de El Mazo porque “va a triplicar el espacio del actual y porque va a ser el primero de otros”.

Rivado también sacó a colación el estado deplorable en el que se encontraron el edificio de Siervas de Jesús y avanzó los planes que tiene para él o las gestiones realizadas con el María Díaz, que será inaugurado este verano. “Ustedes sabrán la razón por la que estaba todo paralizado. La familia Briones incluso nos pidió la reversión del inmueble”, aseguró la alcaldesa, que también quiso hacer hincapié en el acuerdo de convenio con los funcionarios o la “gran apuesta” que ha hecho su equipo en materia de turismo y el trabajo que se está realizando en la candidatura de Haro a Ciudad Europea del Vino.

Apoyo en privado a la candidatura de Ciudad Europea del Vino

Pero ni siquiera en esto último, algo que sería de gran importancia para la Capital del Rioja, el gobierno tripartito recibió el apoyo de la bancada popular, aunque sí que lo hizo, de puertas para adentro, en una Comisión de Cultura. Pero en el pleno del pasado miércoles no hubo ni un gesto tipo “aquí tienen la ayuda del Grupo Municipal Popular si la requieren para poder convertir a Haro en Ciudad Europea del Vino”. Nada de eso porque Alberto Olarte, presidente del PP de Haro, considera que se está vendiendo humo y que “no hay nada de nada” y porque, sencillamente, las Elecciones Municipales están a la vuelta de la esquina. Eso sí, si Haro en 2020 logra convertirse en Ciudad Europea del Vino, esa ‘medalla’ se la colocará el siguiente equipo de gobierno, pase lo que pase ahora.

Sin embargo, Olarte está convencido. “No tienen proyecto que presentar. No han hecho nada, es un brindis al sol, su último cohete”, aseguró.

“Es muy provocadora”, le espetó Olarte a Rivado en el comienzo de su intervención, y volvió a darle una vuelta a la gestión del IBI de la autopista. “Deje de confundir a la población. Habla de proyectos… ¿qué proyectos! Hay más de cuatro millones en la cuenta, esto parece el banco del tripartito”, aseguró. Volvió a repetir ese ‘palabro’ que tanto ha usado durante toda la legislatura: “retrolentitud”. Con ello describe la mala gestión del tripartito en las obras que están “sin empezar y sin hacer”. Puso los ejemplos de los trabajos en la avenida de La Rioja o en Pilar Bajo, proyectos que se anunciaron en el debate de la ciudad en el tercer año de legislatura y que “no se han cumplido”.

Trifulca en medio del debate

No obstante, Olarte no sólo criticó proyectos que aún no se han llevado a cabo sino otros “que aparecen y que no estaban”. El concejal popular denunció que no se haga nada con el arreglo del tejado de la Casa Consistorial o que aún no se haya tirado la casa anexa al Ayuntamiento. “Se gastan el dinero en tontadas”, afirmó Olarte antes de que el debate estallara en una ruidosa discusión, que surgió a raíz de los “cuchicheos” que se produjeron durante la primera intervención de Rivado.

Leopoldo García estalló y recriminó a la bancada popular que entre esos “cuchicheos” les habían llamado “payasos”. “Les he oído yo”, aseguró el concejal del PR+, algo que tampoco negaron desde el Grupo Municipal Popular en el que Jesús Rioja defendió que en bajo podía comentar lo que quisiera con sus compañeros de partido. “La palabra payasos también la he esuchado yo”, aseguró Rivado, antes de pedir respeto a las dos bancadas y que finiquitaría el debate si la mala educación volvía a aparecer.

Tras el penoso espectáculo, Olarte continuó con sus críticas a la gestión del gobierno tripartito, mostrando el malestar de su grupo con cada una de las iniciativas puestas en marcha por el equipo de Rivado. “Ha llevado a la ciudad a un parón, no han sido nada ambiciosos. Del centro de día nada se sabe”, indicó antes de reprobar ‘logros’ como la “ocurrencia” de las bicicletas, las “obras singulares” del Barquito, la puesta en marcha de un Gabinete de Prensa que “sólo sirve de propaganda”, los estudios históricos del casco antiguo o la intervención en el mercado municipal que “ya veremos cuando acaba y para qué sirve luego”.

“La ciudad está abandonada y en retroceso”, aseguró Olarte

Nada de nada para los populares. Sacó a relucir también “un informe demoledor” sobre el Vivero de Empresas (su puesta en marcha ya fue criticada en su día desde el PP) porque “no se ha creado ni un solo puesto de trabajo ni una sola empresa se ha puesto allí”. Olarte también acusó al equipo de gobierno de “romper y separar” a la banda de música o de poner en marcha “la ocurrencia” del cubrimiento del parque infantil de El Mazo cuando “los parques están para el aire libre”. “¿Y lo de Siervas de Jesús? Ahí no van a hacer nada”, aseguró Olarte antes de destacar la ‘guinda’ del pastel: el anuncio del concierto de Fangoria. “La música y la cultura están muy bien, pero es entre una campaña electoral y otra”, destacó Olarte, para el que la ciudad está “abandonada y en retroceso”.

Rivado, por su parte, replicó que “todos tenemos culpa en el IBI de la autopista” y anunció que en el próximo pleno ordinario se iban a anunciar modificaciones presupuestarias gracias a ese dinero extra recaudado, respondiendo así a otra cuestión lanzada por Olarte. También quiso defender que sin el apoyo de la ADER ni el SEPES, no hay nada que hacer con el futuro polígono empresarial de la zona de la Zaballa y se preguntó por qué el convenio de la ampliación del Museo del Torreón sigue en su mesa sin firmarse. “Está claro que tenemos una visión distinta de la ciudad, pero también me hubiese gustado escuchar una réplica con más propuestas y más constructiva”, le dijo la alcaldesa a Olarte.

Para contestar a todo esto, Olarte aseguró que los gobiernos del Partido Popular “nunca se olvidan, en su gran mayoría, de sus propuestas, pero como usted no estaba aquí…”

“Las propuestas se hacen ahora, en elecciones”, afirmó Olarte

Sobre las propuestas a las que se refería Rivado, Olarte le aseguró a la alcaldesa que “muchas veces” habían ofrecido las suyas, pero afirmó también que ya está “canso y aburrido”. “Las propuestas se presentan ahora, en elecciones”, afirmó sin ambages.

En el final del debate, Rivado volvió a defender la gestión de su equipo y la describió como “acertada, pero mejorable”. “Hemos trabajado por una imagen mejor de Haro”, finalizó la alcaldesa un debate sobre el estado de la ciudad que no descubrió nada nuevo y que volvió a reafirmar que equipo de gobierno y Grupo Municipal Popular viven en ciudades distintas, a millones de años luz una de otra.

Eso sí, insultos como “payasos” y comentarios de mal gusto como “no le da para más”, frase lanzada desde la bancada del PP, sobran aquí y en Sebastopol.