Autónomos de cristal

En nuestro colectivo, muchos son autónomos de cristal, frágiles, trabajadores que viven con lo que buenamente pueden, con ingresos justitos para poder subsistir

En La Rioja a fecha del 29 de febrero de 2020 contamos con un total de 25.591 autónomos, de los cuale, 16.800 aproximadamente somos autónomos-personas físicas (que no estamos integrados en sociedades mercantiles, cooperativas u otras entidades societarias, tampoco son colaboradores familiares ni estamos registrados como parte de algún colectivo especial de trabajadores).

Los sectores mayoritarios en La Rioja son 5.992 de comercio, 4.292 agricultores, 3.079 de construcción, 2.591 de hostelería, 2.139 de industrias, el resto se distribuye en las diferentes actividades como, profesionales, sanitarios, educación y un largo etcétera.

Cierre de establecimientos por el Estado de Alarma

De los 16.800 el 80% (13.450) somos autónomos natos, sin trabajadores y sin pluractividad siendo la edad de 40 a 54 años los más numerosos, seguidos de los mayores de 55 años. En cuanto a la antigüedad del negocio somos mayoritariamente los que llevamos más de 5 años, y respecto a la cotización el 83% cotizamos por lo mínimo.

En nuestro colectivo, muchos son AUTÓNOMOS DE CRISTAL, frágiles, trabajadores que viven con lo que buenamente pueden, con ingresos justitos para poder subsistir (comercio de alimentación, mercerías, perfumerías, panaderías, peluquerías, bares, quioscos, talleres y una inmensidad de actividades más. También los hay que por suerte sus ingresos son mayores y pueden vivir más desahogadamente.

En este tiempo de confinamiento, muchos han tenido que cerrar sus establecimientos por el Real Decreto (bares, cafeterías, restaurantes… Un montón de actividades.

Otros están abiertos por ser esenciales, como alimentación, clínicas veterinarias, ópticas, agricultores, ganaderos… Calificadas como actividades esenciales.

Nuestro reconocimiento más sincero para todas las tiendas, vendedores ambulantes, que hay y se trasladan a nuestros diferentes pueblos, que están llevando, no solo estos días, sino todo el año, productos de primera necesidad, sobre todo a nuestros mayores, y darnos cuenta de la importancia que son estos establecimiento en nuestras zonas rurales. Para ellos no hay aplausos pero sí nuestra admiración.

El tener que cerrar supone un esfuerzo terrible, ya que muchos tienen que pagar alquileres aparte de los gastos corrientes que tenemos, seguridad social, tasas municipales, etcétera, si bien es cierto que con la mayoría de los arrendatarios, y hay que decirlo, se están llegando a acuerdos entre las partes, unos no lo cobrarán y otros lo prorratearán una vez que se pase la pandemia.

Ayudas a autónomos

Sorprende la solidaridad de la mayoría de los arrendatarios y la verdad que es de agradecer y hay que ponerlo en valor, siempre hay casos aislados que no entran en razón.

En Upta-Rioja (Unión Profesional de Trabajadores Autónomos de La Rioja) desde el principio de este confinamiento, estamos ayudando a aclarar y lo seguimos haciendo hasta el dia de hoy, donde llevamos casi 1.700 llamadas tanto telefónicamente como por e-mail.

Se esta poniendo en boca de todos a nuestro colectivo de autónomos, desde los diferentes partidos políticos, tomando medidas desde las diferentes administraciones tanto Estatales, Autonómicas y Locales.

En los primeros días, hubo total una confusión de cómo se podía tramitar los ERTE, como cese de actividad o baja de ingresos en más del 75 %. Por cierto, ayudas que también tendrían que ir a los que siguen abiertos en todos los supuestos.

Lo más penoso ha sido la total desinformación, informado mal y muchas veces por oídas, por parte de muchos, por ver quién era el primero en dar la información y apuntarse tantos inútilmente sin leer los RD o interpretándolos de diferente manera.

Lo mismo pasa con diferentes Asociaciones de Autónomos, o mal llamadas Asociaciones o Agrupaciones Sectoriales con errores de bulto a la hora de informar y lo mas triste, alentando con mensajes que para nada ayudan, solamente por el afán de protagonismo, postureo y decir medias verdades hasta incluso alguna falsedad.

Los autónomos, en su mayoría sin trabajadores, somos trabajadores de nuestro propio negocio, que no se nos olvide. Desde Upta-Rioja, al igual que todas las territoriales existentes en nuestro país, lo teníamos claro desde el principio: dar y seguir dando información verazmente, una vez contrastada e interpretadas todas con nuestros servicios jurídicos, pero parece que todo el mundo tenía prisa.

Ha sido total el desconcierto para las primeras tramitaciones que se solicitaban, ya que los autónomos lo tenemos que hacer a través de la Mutua y hasta que se han unificado los modelos, y a partir de ahí, todo ha sido más fácil dentro de la complejidad exigida.

En cuanto a las medidas tomadas por parte de todas las Administraciones (Estatales, Autonómicas y Locales) están sirviendo para paliar una parte esencial para mantener y poder seguir con nuestras actividades una vez acabada la pandemia. Hacen falta todavía muchas más medidas, a pesar de que poco a poco van anunciando, y que desde Upta-Rioja estamos exigiendo a los diferentes ministerios.

Toca ser responsables y estar a la altura de las circunstancias, por eso nuestra Asociación apoya todas las medidas que se están llevando a cabo por las diferentes Administraciones, transmitiéndolas a todo el colectivo independientemente que sean asociados.

Ya habrá tiempo, una vez termine esta pandemia, de poder decir nuestra opinión al respecto, tanto críticas como alabanzas, tanto a unos como otros, pero ahora toca responsabilidad, arrimar el hombro y trabajar duramente para que nuestro colectivo de autónomos se vea resentido lo menos posible, aun siendo conscientes de que muchos de nosotros tengamos que cerrar definitivamente, sobre todo como reseñaba al principio, porque son AUTÓNOMOS DE CRISTAL.

Javier Marzo López
Secretario General Upta-Rioja

  • Si quieres expresar tu Opinión, puedes enviarnos tu Artículo a través de nuestro correo electrónico info@harodigital.com o a través de nuestro WhatsApp 681 187 817. Valoraremos su publicación.

Comentarios