Una semana del enoturismo en Haro pasada por agua

A pesar de todo, la concejala Saioa Larrañaga hace un balance "positivo" de la iniciativa. La lluvia obligó el domingo a suspender el paseo en carruaje y el pisado de la uva
La lluvia apenas dio tregua a la II Semana del Enoturismo de Haro.

La lluvia ha afeado una semana que Haro quería que fuera especial. Tras el ‘no’ de Recevin a la candidatura de Ciudad Europea del Vino, la ciudad jarrera, como otras tantas localidades, organizó estos días un programa de actividades para celebrar el Día Europeo del Enoturismo, pero la meteorología adversa ha impedido una vistosidad que sí se mostró el año pasado con la primera edición.

A pesar de todo, la semana se ha cerrado con un balance “positivo”, según el Ayuntamiento de Haro. La concejala de Turismo, Saioa Larrañaga, considera que se ha conseguido el objetivo principal que era “potenciar todas las actividades para dar difusión de la ciudad de Haro como destino enoturístico”. “Todo lo que se promociona de cara al exterior tiene buena acogida”, destaca.

Colaboración de diferentes bodegas

Entre semana, fueron las bodegas de la ciudad las protagonistas con actividades propias que promocionaban sus vinos, sus viñedos y las visitas a sus instalaciones. “A falta de conocer los datos, la primera impresión por parte de las bodegas ha sido buena”, indican desde el Ayuntamiento.

Pero la mayor parte de las actividades se concentraron el fin de semana con el mal tiempo como protagonista, con avisos amarillos por lluvia y por viento incluidos. La intensa lluvia del sábado hizo que se suspendiera el paseo en carruaje por el casco histórico al poco de iniciarse sus pases, y el domingo directamente no pudo llegar a celebrarse ninguno de los recorridos por la lluvia. También el pisado de la uva, organizado para el domingo, tuvo que suspenderse por culpa de la mala meteorología.

Éxito de las catas en el calado del Bendaña

En cambio, las catas que se celebraron en el calado del Palacio de Bendaña fueron “el gran éxito de esta edición”. Los cuatro turnos de cata, con tres vinos en cada uno y queso de Los Cameros y chocolates de Yturbe, estuvieron completos. Los participantes alabaron el calado porque “es muy especial”, aseguraron, y también los vinos seleccionados para esta edición.

El sábado sí se celebró el pisado de la uva infantil, pero tuvo que llevarse a cabo, en los soportales del Ayuntamiento de Haro. Cerca de 40 personas se calzaron las botas para pisar las uvas y obtener el mosto. La Jarrera Mayor, Chenoa Abeytua, y las Jarreras Infantiles, Alba Martínez e Irene Gil, inauguraron el pisado a las 12:00 horas.

Buena acogida tuvo también la realización de caricaturas en vivo. Cerca de 30 personas pudieron llevarse su retrato a casa. La actividad también se trasladó a los soportales del Ayuntamiento. La gincana de fotografía sí que pudo celebrarse y las familias fueron descubriendo diferentes lugares emblemáticos de Haro para hacerse sus respectivas fotos y llevarse el kit de plantación a casa.

Buen recibimiento al Tren Azul

La llegada del Tren Azul a Haro el sábado levantó mucha expectación y fueron muchas las personas que se acercaron hasta la estación de ferrocarril de Haro. El histórico tren museo, que vino desde Zaragoza con 220 personas a bordo, permite ver vagones como el Ministerial, de uso exclusivo de los gobernantes, vagones de los años 20 o de los años 60 y vagones postales de Correos. Voluntarios explicaban en cada parte del tren la historia del mismo.

Saioa Larrañaga cree que fue “un acierto contar con el tren porque gustó mucho” y confía en poder volver a traerlo “en alguna ocasión más”.

En cuanto al domingo, el ‘fotomatón’ tuvo que trasladarse a la Oficina de Turismo debido a la lluvia, pero se pudo celebrar y los visitantes se llevaron un divertido recuerdo de Haro.

Recorridos en quad y charlas

La lluvia no fue impedimento para que se celebraran los recorridos en quad por los viñedos. Varios grupos pudieron realizar un recorrido que les permitió descubrir los colores del otoño en el entorno de Haro.

En cuanto a las charlas formativas, la Universidad de La Rioja y el IES Ciudad de Haro mostraron su satisfacción por la buena acogida por parte de los alumnos de la información que se ofreció sobre los estudios de Turismo y Enología. Manuel Ruiz Hernández también ofreció una charla técnica que resultó de alto interés para los participantes.

La II Semana del Enoturismo se completó con ‘Bocados Jarreros’ y la participación de catorce bares y restaurantes.

La concejala de Turismo, Saioa Larrañaga, valoró el esfuerzo de todos los participantes en esta edición y destacó que fomentar el enoturismo “siempre es una buena inversión para Haro”.

El enoturismo no para en Haro

Salvado el trance meteorológico, se amplía a noviembre y diciembre el cupo de actividades enoturísticas ofertadas por las firmas del sector en Haro. CVNE, en concreto, lo hace con una propuesta que acercará a los más pequeños al ‘arte’ del reciclaje durante esos dos meses. El primero se anuncia para este sábado, 16 de noviembre, y para diciembre dos más los días 21 y 28. 

Se trata de un plan para toda la familia que ofrece a los niños de entre 4 y 10 años la posibilidad de conocer las 5 erres del reciclaje para dejar volar su imaginación realizando creaciones con materiales de uso diario en la bodega, como corchos y cajas de madera y cartón, para darles una segunda vida. El aforo es limitado, para un máximo de 10 diminutos artistas.

Comentarios