“Si alguien pensaba que esto iba a ser un camino de rosas, vamos muy mal”

Aitor Calle valoró el pasado domingo la derrota ante el Bilbao Athletic en la primera jornada de liga. "Hay que entender dónde estamos, el salto es enorme"

Nadie dijo que fuera a ser fácil. El Haro Deportivo afronta un reto increíble. Se ha puesto como claro objetivo aguantar la categoría, y el partido del Bilbao Athletic, derrota y goleada incluida, no tiene que verse como un revés. Lo decía Aitor Calle en rueda de prensa: “Hay que entender dónde estamos, el salto es enorme”.

El técnico vizcaíno iba más allá. “Si alguno se pensaba que esto iba a ser un camino de rosas, que sólo con lo que hicimos el año pasado ya valía o que se piensa que somos más de lo que somos, la verdad es que vamos muy mal. Somos un equipo muy humilde, un equipo que va a sufrir muchísimo y hoy se nos han visto las carencias, pero no tengo duda de que la versión mejor del equipo va a llegar”.

Inicio soñado

El Haro plantó cara a todo un Bilbao Athletic en el primer tiempo, incluso se puso por delante con un golazo de falta de Facu, cuando aún los aficionados cogían asiento en la grada. “Era el inicio soñado, con ese gol a los dos minutos, pero después no nos ha dado confianza, y los errores nos han condenado”, destacaba Calle.

Todo parecía un sueño, pero pronto el conjunto de Joseba Etxeberria comenzó a carburar y a bajar de la nube a un Haro que comenzó a sufrir. Lo hizo sobre todo en el arranque de un segundo tiempo desastroso. Los dos goles iniciales tiraron por tierra todo el trabajo anterior y dejaron a un Haro tocado… y hundido. Ya no se levantó, y el triunfo del Bilbao Athletic fue inapelable.

“Hay que poner en valor que los tres puntos han volado de El Mazo, y para nuestro objetivo los partidos en casa son importantísimos”, destacó Calle, que agradeció también el apoyo de la afición y su aplauso al final del encuentro. “Se lo he dicho a mis jugadores al entrar al vestuario, que nuestra afición no nos va a fallar”.

El Haro viene de un sueño, algo por lo que se ha peleado durante años, y quizás aún no se le ha dado a lo logrado por el club el valor que realmente tiene, como destacaba el exentrenador de los blanquinegros, Roberto Ochoa. Esto es LA B y va a tocar remar mucho, mucho y más de una vez contracorriente.