“La primera vez que fui a vender el vino que hacemos casi se rieron de nosotros”

El Palacio de Bendaña ha acogido una charla sobre el mundo del vino en la era digital que ha reunido al enólogo y productor Carlos Mazo y a la periodista Amaya Cervera

La charla sobre la evolución y revolución vinícola en la era digital que ha acogido este martes el Palacio de Bendaña de Haro ha dado para mucho. La comunicación y cómo ha generado nuevas y múltiples oportunidades a los bodegueros para llegar al consumidor final eran los ejes principales, pero la cita ha valido también para tratar temas de actualidad como el enoturismo o los viñedos singulares.

Carlos Mazo, joven enólogo y responsable, junto a su mujer Isabel Ruiz, de Vinos en Voz Baja (Aldeanueva de Ebro), ha guiado al público por la historia vital de su proyecto que lanzó al mercado desde cero hace algunos años, a partir de seis hectáreas de viñedo. “Me da igual que sean peor o mejor, son las viñas que tengo”, afirmó, refiriéndose al poco valor que a veces se da a los viñedos de La Rioja Baja. “No sé si hay una manera de ser rico con esto, pero creo que hay manera de vivir de ello”, añadió abiertamente.

Vinos en Voz Baja, un proyecto pequeño y artesanal

Vinos en Voz Baja es un proyecto bodeguero pequeño (unas 10.000 botellas por cosecha), pero al que Carlos y su mujer pusieron pasión de verdad desde sus inicios. Ella, diseñadora y fotógrafa, le ayudó a lanzar la marca y diseñar los productos. El resto fue una lucha constante, y que continúa. Por ello, Mazo quiere huir del romanticismo por el que algunos bodegueros dicen que están en este mundillo: “Aquí hay que ir mucho al campo. El primer año es muy bonito todo, pero ya el segundo año la gente ayuda menos”, ha bromeado.

"La primera vez que fui a vender el vino que hacemos casi se rieron de nosotros" 1
Carlos Mazo, creador de Vinos en Voz Baja.

Mazo ha recordado que el momento en el que cerró la primera caja con botellas fue “delicado”. “¿Y ahora qué? ¿Dónde venderlo?” Su primer destino fue un restaurante de Vitoria: “Cuando fui por primera vez a vender el vino que hacemos casi se rieron de nosotros”. Luego el camino se hizo poco a poco: una vinoteca en Calahorra, distribuidores… “Había que convencerles para que nos compraran el vino y que nos tenían que pagar por ello”, ha confesado el creador de un proyecto que, por ser tan pequeño, de primeras, no se entendió en su pueblo. “Yo veía en otros lugares que se estaba haciendo y me lancé, y ahora ya estoy creyendo que se puede”, ha asegurado confiado.

Comunicación, diseño y enoturismo

En esta charla también ha participado la periodista Amaya Cervera, creadora del medio digital Spanish Wine Lover, especializada en dar voz a la historia que hay detrás de cada botella. Además de explicar cómo trabaja en la plataforma y cómo su equipo elige las historias que contar en la web, Cervero también ha hablado de temas de actualidad y ha dado consejos a las bodegas, por ejemplo: “Les recomiendo que hagan más catas a ciegas para saber en qué lugar están sus vinos”.

"La primera vez que fui a vender el vino que hacemos casi se rieron de nosotros" 2
Amaya Cervera, periodista responsable de Spanish Wine Lover.

La periodista apuesta por un relato “con verdad” a la hora de contar las historias que están detrás de bodegas y enólogos. “No hay que ocultar los puntos débiles porque dan relieve y contribuyen a reforzar el relato”, ha explicado aludiendo a episodios como incendios, heladas o malas cosechas de los que muchos bodegueros no quieren oir ni hablar. “Al final todo esto refleja lo que ha pasado y algo negativo puede transformarse en algo bueno”.

"La primera vez que fui a vender el vino que hacemos casi se rieron de nosotros" 3

Pero Amaya Cervera también ha destacado el papel de las redes sociales y cómo las botellas de vino se fotografían “más que nunca y hay botellas que no se pueden fotografiar”. “En Rioja podría haber muchas más cosas para poner en una etiqueta”, ha destacado.

La afirmación de la periodista ha abierto el debate en el que Carlos Mazo ha salido en defensa del viñedo singular: “Puede que sean pocos, pero hay que conservarlo y mantenerlo porque es una de nuestras señas de identidad como la viña en vaso. Antes ya había buenos vinos de parcela, pero ahora tenemos esa categoría que hay que aprovechar”.

En este sentido, Cervera ha criticado parte de la comunicación que hace el Consejo Regulador de la DOCa Rioja: “Nadie va entender lo de Rioja Alta, Rioja Baja o Rioja Alavesa. Creo que hay que explicarlo de otra manera”. Pero la responsable de Spanish Wine Lover ha ido mucho más allá: “Hay valores que tiene el vino español que tendrían que estar en las etiquetas”.

Preguntados por Gabriel Santolaya, conductor de la charla, Mazo y Cervera también han dado su punto de vista sobre el enoturismo. El de Aldeanueva de Ebro lo tiene claro: “Buscamos que el consumidor se emocione. Le llevamos a ver el campo, transmitimos la artesanía y el trabajo que realizamos, y en la bodega abrimos una botella”. Así de fácil.

Para Cervera, las bodegas en este sentido tienen que hacer “cosas diferentes”. “No todo el mundo que va a ver una bodega es un amante del vino y por ello hay que buscar hacer actividades más lúdicas y fijarse en el perfil de cliente y visitante que tienes”, a lo que Mazo ha contestado: “¡Aquí van a hacer un tobogán!”, en referencia el proyecto enoturístico que Manzanos Wines tiene para Haro.

“Hay que estar mucho más abiertos a todo, a la forma de elaborar y de trabajar, hay que abrir la mente y darse una vuelta por ahí”, ha recomendado Mazo, a lo que Cervera ha añadido, recordando una visita a Sudáfrica, que el enoturismo quizás pueda ser algo “más sencillo, más rollo de pasar el domingo en familia”.

"La primera vez que fui a vender el vino que hacemos casi se rieron de nosotros" 4

Cervera y Mazo también se han referido a cómo está en España la hostelería a la hora de servir un vino. “El 90 % de las experiencias con el vino en los bares son malas, el nivel es bajísimo y se necesitan nuevas fórmulas y modelos”, ha afirmado Cervera, que ha destacado también el poder que tiene la industria de la cerveza para captar bares y restaurantes o incluso con el tema de la publicidad. “Con el vino en las campañas apenas ofrecemos imágenes de disfrute e incluso la cerveza, cuando se quiere poner seria, utiliza clichés más propios del vino como los procesos de elaboración o la crianza en barricas. ¡Más vino en la playa!”, ha recomendado.

"La primera vez que fui a vender el vino que hacemos casi se rieron de nosotros" 5

Comentarios