Líderes en La Rioja Alta

115.139 visitas en Septiembre. Certificado por OJD.

Estás leyendo: José Ignacio Miguel del Campo, de San Asensio, Premio Mildiu 2021
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

José Ignacio Miguel del Campo, de San Asensio, Premio Mildiu 2021

La consejera de Agricultura, Eval Hita, apela a avanzar en una viticultura sostenible en la entrega de los Premios Mildiu
Foto: Gobierno de La Rioja

La consejera de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población, Eva Hita; la directora general de Agricultura y Ganadería, María Jesús Miñana; el presidente de la Fundación Caja Rioja, Pablo Arrieta, y el director de AgroBank de la territorial Ebro de Caixabank, David Navarro, han asistido hoy en la Bodega Institucional de La Grajera a la entrega de los ‘Premios Mildiu’ en su 48º edición.

La consejera de Agricultura, Eva Hita, ha entregado el galardón de los ‘Premios Mildiu’ al agricultor José Ignacio Miguel del Campo por la localización de la primera mancha de mildiu en mayo de 2021 en San Asensio. “La entrega de los ‘Premios Mildiu’ nos ofrece siempre la oportunidad de agradecer y reconocer a los viticultores de La Rioja su contribución para favorecer la sanidad del viñedo en nuestra Denominación de Origen Calificada Rioja.

Prevención ante el mildiu

La prevención que implica conocer rápidamente la primera mancha de mildiu, endémico en La Rioja, permite que la Sección de Protección de Cultivos de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población del Gobierno de La Rioja determine el momento más oportuno para realizar los tratamientos adecuados”, ha asegurado Hita.

Publicidad
Banner Castro Mecánica

“Debemos destacar que este año no ha habido incidencia importante de mildiu en La Rioja, entre otras cuestiones, porque ha habido pocas precipitaciones. En general ha sido una campaña muy buena fitosanitariamente hablando, con poca incidencia de plagas y enfermedades”, ha apuntado la consejera de Agricultura.

La primera mancha de mildiu apareció el 29 de mayo en San Asensio y a lo largo del mes de junio fueron apareciendo manchas aisladas en el resto de la Comunidad Autónoma, pero sin causar contaminaciones de importancia. La climatología del verano provocó también pocas incidencias fúngicas, principalmente por ausencia de lluvias y sin exceso de calor.

Publicidad

Iniciada la vendimia se produjeron cambios meteorológicos, con consecuencias distintas en las diferentes zonas: en Rioja Baja se produjeron precipitaciones importantes una vez iniciada la vendimia y aparecieron algunos focos de podredumbre gris, pero el cambio de climatología, y la aparición del cierzo, permitieron revertir la situación y, en general, la uva se vendimió con un excelente estado fitosanitario. Estas lluvias, sin embargo, no ocasionaron prácticamente problemas en Rioja Media y Alta, ya que llovió menos, la viña necesitaba agua, no había empezado la vendimia y las temperaturas eran medias por el día y frescas por la noche.

La Consejería de Agricultura comparte con los viticultores información en tiempo real de la aparición de las primeras manchas de mildiu en las distintas zonas de La Rioja a través de su página web. Esta información aporta conocimiento sobre la distribución de la enfermedad en la región y sobre la presión de la misma en los distintos territorios. La situación del mildiu en la región en cada campaña se recoge también en el Boletín de Avisos Fitosanitarios de la Consejería de Agricultura, que indica el momento oportuno de iniciar el tratamiento.

La consejera de Agricultura ha subrayado que “la existencia de los ‘Premios Mildiu’ permite optimizar el momento de aplicación de tratamientos fitosanitarios, lo que evita numerosos tratamientos innecesarios, con el consiguiente ahorro económico para el agricultor y la disminución en el aporte de fungicidas en los cultivos. La optimización de los tratamientos en la sanidad vegetal es un objetivo compartido para involucrarnos todos en la acción por una agricultura sostenible y respetuosa con el medioambiente”.

La transición a la sostenibilidad en la nueva PAC

Hita ha expuesto que “la Estrategia de La Granja a la Mesa, componente fundamental del Pacto Verde Europeo, aboga por garantizar la sostenibilidad social, económica y medioambiental para favorecer una cadena agroalimentaria en favor de las personas, el clima y el medio ambiente”. A este respecto, ha mencionado que “la nueva PAC, alineada con la Estrategia de la Granja a la Mesa y que adapta la agricultura al Pacto Verde Europeo, marca nítidamente el camino hacia una transición verde que se sustenta en las prácticas sostenibles en la agricultura para contribuir a la preservación del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, manteniendo el necesario equilibrio de la rentabilidad económica de las explotaciones agrarias”.

“Habrá nuevas medidas y nuevas líneas de actuación, pero se acompañará a los agricultores y ganaderos en esta imprescindible transición hacia sistemas alimentarios más sostenibles, con nuevos apoyos como la introducción de los ecoesquemas, las ayudas a los agricultores que implementen prácticas agrícolas beneficiosas para el clima y el medio ambiente. Entre ellas, figuran prácticas como el mantenimiento de cubiertas vegetales espontáneas o sembradas o de cubiertas inertes con los restos de poda”, ha detallado.

“La Rioja fue pionera en la implantación de estos premios. Seamos pioneros también en avanzar en la viticultura sostenible en nuestra enorregión, con el viñedo como punta de lanza y referencia para otros cultivos”, ha destacado.

Por su parte, el jefe de Servicio de Investigación Agraria y Sanidad Vegetal y vicedirector del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICVV), Enrique García-Escudero, ha impartido una ponencia en la que ha abordado la viticultura sostenible como una apuesta de futuro para el cultivo de la vid.

La situación de calentamiento global se ha traducido en un incremento de la temperatura y en un reparto irregular de las precipitaciones, también con eventos climáticos extremos que han supuesto el incremento de los problemas de erosión, el reto del aprovechamiento del agua y la modificación del desarrollo, evolución e implantación de plagas y enfermedades, así como el desequilibrio en la maduración fisiológica y fenólica, ha indicado.

García-Escudero ha definido la viticultura sostenible “como un sistema de producción que explota las potencialidades de un entorno vitícola concreto sobre la base de compromiso con el futuro, preservación de los recursos naturales, respeto al medio ambiente, mantenimiento de la biodiversidad, una visión más amplia de la calidad, el manejo racional del cultivo y rentabilidad equilibrada”. Y ha defendido que “el modelo de producción basado en la viticultura sostenible es el contexto oportuno y adecuado para adaptar el viñedo a la crisis climática a la que nos enfrentamos”, con enfoques como el mantenimiento de cubiertas vegetales o inertes, la gestión integrada de plagas, la gestión eficiente del riego, el abonado orgánico o un planteamiento sostenible en la vendimia.

Los primeros viticultores en detectar

En el acto de los ‘Premios Mildiu’ se han entregado también, otros 14 premios, dotados con 150 euros cada uno, a la localización de la primera mancha a en la zona de influencia de cada uno de los municipios donde existe un puesto de seguimiento de la enfermedad

  • Calahorra: Javier Sertucha Angulo
  • Aldeanueva de Ebro: Guillermo Martínez Ruiz-Clavijo
  • Arenzana: Enrique Olarte Calvo
  • Uruñuela: Roberto Frías Iruzubieta
  • San Vicente de la Sonsierra: Miguel Espinosa Vozmediano
  • Ausejo: Ángel Aranda León
  • Logroño: José Ramón San Millán León
  • Alfaro: José Ángel Soldevilla León
  • Murillo: Julio Heredia Galilea
  • Agoncillo: Israel Prusén Pérez
  • Albelda de Iregua: Diego Sufrategui Sicilia
  • Casalarreina: Álvaro Barahona Terrazas
  • Cañas: Ángel Manzanares Martínez
  • Quel: Santiago Ezquerro Herreros

También te puede interesar...

Publicaciones relacionadas

Comentarios

Comentarios