Líderes en La Rioja Alta
138.658 visitas en Mayo. Certificado por OJD
Estás leyendo: El traslado de la sede social de Codorníu a Haro se hace oficial
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El traslado de la sede social de Codorníu a Haro se hace oficial

El Boletín Oficial del Registro Mercantil ha hecho oficial el traslado a Haro de la sede social de Unideco, S.A., empresa matriz del grupo Codorníu. Pero ¿qué beneficios reales traerá consigo este traslado para Haro?

Este lunes se ha hecho oficial a través del Boletín Oficial del Registro Mercantil el traslado de Unideco, S.A., empresa matriz del grupo Codorníu, a la calle de la Estación de Haro.

El motivo del traslado de la sede social de Codorníu a Haro encuentra su fundamento en “la situación de incertidumbre política y jurídica en que se encuentra sumida Cataluña y con el objetivo de grantizar los intereses de sus trabajadores y clientes”, pero continúa manteniendo su anterior estructura operativa de producción en todas sus bodegas y centros, así como el total de sus empleados en sus actuales puestos de trabajo.

“Beneficios, los justos”

Es decir, según expertos consultados, única y exclusivamente se ha producido el traslado de su sede social, lo que conlleva una modificación en el lugar de pago de algunos impuestos que, a pesar de lo que pudiera parecer, no va a suponer, al menos de momento, grandes beneficios económicos para Haro.

De esta manera, los mayores importes a abonar por una sociedad de este tipo son los derivados del Impuesto de Sociedades y del IVA, pero al ser ambos impuestos de ámbito estatal cuentan con una tramitación nacional, por lo que resulta “indiferente” la comunidad en la que se halle su sede social, salvo en los casos de Euskadi y Navarra.

En cuanto a los impuestos de naturaleza local, como pueden ser el Impuesto de Actividades Económicas o el IBI, que sí se encuentran vinculados al lugar en el que radique la empresa (porque se calculan criterios tales como el número de trabajadroes, número de centros abiertos, metros cuadrados ocupados…), realmente no se produce variación alguna por cuanto no se va a llevar a cabo ningún movimiento de trabajadores, al menos, de momento. Derivado de lo anterior, ni tan siquiera se originaría incremento alguno por la vía del IRPF que, a pesar de ser también un impuesto de ámbito estatal, cuenta con un porcentaje que se cede a las comunidades autonómas.

Lo que sí conlleva este traslado es un cambio en el lugar de presentación de las cuentas de la empresa. En adelante, deberán ser presentadas ante el Registro Mercantil de La Rioja, así como también, dependiendo de lo que digan los estatuos de la empresa, un cambio de lugar de celebración de los consejos de administración y de las juntas generales de accionistas. Por todo ello, al menos a día de hoy, para La Rioja y para Haro, “beneficios, los justos”.

También te puede interesar...