Líderes en La Rioja Alta

108.278 visitas en Junio. Certificado por OJD.

Estás leyendo: Las imágenes de la gran fiesta del ciclismo clásico en Haro

Las imágenes de la gran fiesta del ciclismo clásico en Haro

Desde el amanecer y hasta bien entrada la tarde, la plaza de la Paz fue testigo de cómo se acercaban de uno en uno y de grupeta en grupeta, gentes que refrescaban los míticos maillots de aquellos equipos que engancharon a medio país con el ciclismo hace ya más de medio siglo
Desde el amanecer y hasta bien entrada la tarde, la plaza de la Paz fue testigo de cómo se acercaban de uno en uno y de grupeta en grupeta, gentes que refrescaban los míticos maillots de aquellos equipos que engancharon a medio país con el ciclismo hace ya más de medio siglo

Tras el chasco del pasado mes de octubre, cuando la convocatoria quedó suspendida por la ausencia de un permiso del que se creía disponer, pero que quedó atascado en la administración digital, Eroica Hispania por fin hizo su paso triunfal por Haro en un fin de semana para recordar. El gran día fue este domingo, pero desde la víspera se respiraba un gran ambiente, como lo reflejan las imágenes tomadas por el fotógrafo oficial de Eroica Hispania en la cita de Haro, el jarrero Mario Urquiaga.

Por las calles de la ciudad, que ya habían comenzado a acostumbrarse al trasiego de gentes a las que no conocía y paseaban con vestimenta ciclista de corte clásico y curiosidad despierta en cada rincón, acabaron coincidiendo durante la jornada del sábado cuadrillas de cicloturistas llegadas desde todos los rincones del país, y hasta de una treintena de países repartidos por varios continentes. Y con ellas otras de vecinos locales que andaban calentando motores para las fiestas que están por venir, ya con la Batalla del Vino a pleno rendimiento. En el caso de las quintadas, con banda sonora de charanga y marcha para dar y regalar.

Ciclismo de antaño

Haro se convirtió, en fin, por unos días en escenario de una gran producción ‘hollywoodiense’, de aquellas en las que había figurantes a patadas por el ancho de filmación que abarcaba la cámara Cinemascope y en las que todos se sentían protagonistas del relato que animaron, de la mano de ‘Los Otros’ y al diluirse la noche del sábado, las composiciones de las bandas que rejuvenecieron los ‘setenta’ y los ‘ochenta’, temas a los que el personal parece no querer renunciar nunca.

Publicidad
Banner Zamorano Hombre
Las imágenes de la gran fiesta del ciclismo clásico en Haro 1
Foto: Eroica Hispania | Mario Urquiaga

Pero este domingo era el gran día, cuando de verdad se celebró la gran fiesta del ciclismo clásico, la que muchos llevaban tiempo esperando y que se pudiera celebrar en Haro. Desde el amanecer y hasta bien entrada la tarde, la plaza de la Paz fue testigo de cómo se acercaban de uno en uno y de grupeta en grupeta, gentes que refrescaban los míticos maillots de aquellos equipos que engancharon a medio país con el ciclismo hace ya más de medio siglo (Molteni, Kas, Reynolds, Fagor, Teka, Mercatone, Bianchi, Paternina, Kelme, Gatorade, Renault, Bic, Zor, Carrera..) y montadas sobre trastos que, en el más reciente de los casos, había sido construido en 1984, cuando nada se sabía de las aleaciones de aluminio ligero, cromo y molibdeno y cosas por estilo.

Entre las 08:00 y las 09:00 partieron de la ciudad jarrera los inscritos al Recorrido Corto, que vieron cómo el director general de Turismo de La Rioja, Ramiro Gil, junto con la concejala de Turismo de Haro Saioa Larrañaga y el concejal de Deportes Leopoldo García, cortaban simbólicamente la cinta de salida de la sexta edición de Eroica Hispania.

Publicidad

Si a las 06:30 salían los más tempraneros, el último en cruzar la línea de meta ubicada en la plaza de la Paz en Haro lo hizo a las 20:58 recibiendo un caluroso aplauso de todos los jarreros y todos los eroicos que llenaban de colorido y ambiente una plaza volcada con una celebración que se ha hecho esperar tres años.

Finalmente, fueron más de 600 inscritos los eroicos que tomaron la salida en el encuentro cicloturista, que tomaba forma tres años y un disgusto después, para coger carretera y manta y comenzar a descontar kilómetros en cada uno de los cuatro recorridos diseñados por la organización, con tronco común en el tramo inicial y ruptura a continuación para tirar hacia la comarca riojalteña, directamente; o adentrarse en los dos caminos que dibuja la Ruta Jacobea por La Rioja, el Francés y el del Interior; y hasta meterse de lleno en la margen izquierda del Ebro para conocer de paso la Rioja Alavesa y llegarse hasta Logroño, antes de completar el ciclo que expiraba, en todos los casos, en la capital riojalteña.

607 eroicos de más de 20 países diferentes

Los ciclistas recorrieron algunos de los principales pueblos y ciudades riojanas en los que además pudieron reponer fuerzas y descansar en los puntos de avituallamiento dispuestos en San Vicente de la Sonsierra, Laguardia, Labraza, Navarrete, Nájera, San Millán de la Cogolla y Santo Domingo.

Y es que al igual que en Eroica Hispania no se cronometran los tiempos y todos los que cruzan la meta son los ganadores, los avituallamientos en nada se parecen a los que habitualmente se encuentran cualquier otra carrera ciclista. Nada de bebidas energéticas, geles recuperadores ni barritas. En estas paradas, los Eroicos, además de disfrutar de un entorno bucólico o de gran carga histórica y simbólica, pueden coger energía tomándose una tortilla, una ensaladilla, embutido de la tierra, queso… y por su puesto una buena copa de vino, que para eso estamos en La Rioja. Además, en esta 6ª edición, los participantes en el Recorrido Largo (184 Km.) tuvieron de un avituallamiento espectacular en Bodegas Corral, que agasajó a todos los participantes con caldos de Don Jacobo que, obviamente, hicieron las delicias de los más exigentes.

Gracias a la Eroica, Haro alimenta su base de datos con infinidad de postales que sitúan en el centro de su paisaje a cicloturistas vestidos de colores llamativos, aportando vida a uno de los productos y ganchos turísticos más espectaculares de la Comunidad. De ello saben ya quienes se acercaron por primera vez a la Capital del Rioja y de ello hablarán, seguramente, allá donde vayan. Y la proyección de esa bucólica imagen a través de los medios debería reforzar, al mismo tiempo, el atractivo de la comarca y, consecuentemente, el flujo de visitas a lo largo de las próximas campañas.

Homenaje a Chelu

A fin de cuentas, final feliz, a pesar de los pesares porque se dice, y no sin razón, que bien está lo que bien acaba. Lo demuestra sin margen para la réplica la sonrisa que esbozaba Chelu Fernández, que a lo largo de la vida le ha dado millones de vueltas a las cosas y a las bielas, los piñones, los platos y los tubulares de su ‘burra’, cuando el cuadro pesaba un quintal y había que apretar bien los rastrales y el riñón para dispararse hacia el cielo o hacia la línea de meta.

Se le veía, al ser proclamado embajador de Eroica desde el Quiosco de la Paz, más feliz que un chaval con bici nueva y con cadena para mucho rato. Por delante, en Haro, a la Eroica Hispania le quedan al menos tres convocatorias más, las comprometidas por el Ayuntamiento y la organización del evento después de arreglarse.

Más imágenes | Mario Urquiaga

Publicidad
Banner Valenciso 2022

Hazte embajador de Haro Digital

Ayúdanos a hacer que este proyecto, el proyecto de todos, siga adelante. Con tu aportación es posible.

También te puede interesar...

Publicaciones relacionadas

Comentarios

Comentarios