Líderes en La Rioja Alta
138.658 visitas en Mayo. Certificado por OJD
Estás leyendo: La Asociación Banda de Música responde con un comunicado a Javier Redondo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La Asociación Banda de Música responde con un comunicado a Javier Redondo

Tras la rueda de prensa de ayer del concejal de Ganemos Haro, Javier Redondo, la Asociación Banda de Música ha enviado a los medios un comunicado para "rebatir la larga serie de inexactitudes, falacias y veladas acusaciones que ha vertido sobre nosotros"

La Asociación Banda de Música, tras la rueda de prensa de ayer del concejal de Ganemos Haro, Javier Redondo, ha enviado a los medios un comunicado como respuesta.

Comunicado de la Asociación Banda de Música

“Estimados,

Desde la Asociación Banda de Música de Haro, después de analizar la rueda de prensa realizada este jueves por los concejales del grupo político Ganemos Haro en la que se nos ha aludido directamente, vemos necesario pronunciarnos para rebatir la larga serie de inexactitudes, falacias y veladas acusaciones que ha vertido sobre nosotros el señor Javier Redondo persona que, hasta la fecha, ha ejercido las labores de primer teniente de alcalde del consistorio jarrero y, a su vez, concejal encargado de la Banda Municipal de Música.

En primer lugar volvemos a recordarle por enésima vez que la asociación es un ente apolítico y de organización asamblearia en el que todas las decisiones se toman por votación mayoritaria y del que participamos personas de múltiples sensibilidades. Las caras visibles simplemente llevamos a cabo esos mandatos de la mejor manera posible. Parece ser que, bajo su punto de vista, en nuestra asociación no existe ese “espíritu de equipo” (sic) que se arroga y solicita para los integrantes del nuevo ayuntamiento y que “la gente que manda” (sic) impone su voluntad a “la gente que está en el banquillo” (sic).

En segundo lugar queremos indicar que hay un profundo malestar entre nuestros asociados por las formas utilizadas durante la mayor parte de la rueda de prensa sobre todo en lo referente a las insinuaciones lanzadas que, a nuestro parecer, son más bien veladas acusaciones. Entendemos que eso de tirar la piedra y esconder la mano no es coherente en una persona que pretende ir por la vida “a pecho descubierto y mirando a la cara” (sic).

Aunque nos alegramos que reconozca que el conflicto ha sido politizado “por el equipo de gobierno e incluso por miembros de alguna asociación” (sic), queremos apuntar que sería de agradecer que indicara los nombres y apellidos de esos miembros porque vemos injusto que utilizando esa expresión tan vaga esté, en cierto modo, acusando a todo un colectivo por acciones de uno o varios de sus miembros.

En el capítulo de inexactitudes y falacias son tantas que vamos a enumerarlas.

  1. Si bien es cierto que esta asociación firmo un contrato similar al que se nos ofreció durante las negociaciones de la primavera de 2018 con el anterior equipo de gobierno, también firmamos una extensión de ese contrato con el equipo de gobierno del que forma parte Ganemos Haro. Ambos contratos, como hemos hecho público en varias ocasiones, eran materialmente imposibles de cumplir a rajatabla aspecto de sobra conocido por ambas partes.
    Así las cosas es patente que tanto el anterior equipo de gobierno como el actual son corresponsables. Nosotros ya asumimos nuestra parte de responsabilidad y decidimos buscar alternativas, que por el momento no han sido tomadas en cuenta, para no repetir los mismos errores del pasado.
  2. En cuanto al tema económico habría que recordar al señor Redondo que “hace 30 años” (sic) también se remuneraba a los músicos que componían la Banda Municipal aunque no fuera mediante “el capítulo 1 concepto 143” (sic) ni mediante un contrato de servicios. Le recomendamos la lectura del libro Laureada Banda Municipal de Música de Haro de Fernando De la Fuente Rosales para que sus afirmaciones se correspondan con la realidad histórica de la institución. Estamos de acuerdo en que “lo que cada asociación haga de puertas para dentro es su problema” (sic) pero lo que si rogaríamos es que explicara porque es “mejor no hacer una auditoría de una asociación sin ánimo de lucro que ha cobrado 600.000€” (sic). A nuestro entender esta declaración pone en duda la honorabilidad de nuestros asociados y de las juntas directivas actuales y anteriores. Consideramos que si se está dispuesto a sembrar una sospecha de este calibre también se tiene que estar dispuesto a fundamentarla. También debería explicar a la ciudadanía, en caso de que conozca alguna gestión incorrecta, porque su dejación de funciones para atajarlo. Desde estas líneas aseguramos con toda rotundidad que toda documentación que han requerido a esta asociación desde el ayuntamiento, incluida la de justificación de gastos que afirma que “no se justificó” (sic), ha sido entregada al mismo mediante registro de entrada y que disponemos de ella en nuestros archivos. Igualmente hemos estado siempre y seguimos estando dispuestos a que se auditen y controlen nuestras cuentas. Ellos son los que deben justificar por qué no lo han hecho, seguramente porque conocen perfectamente el destino que se ha dado a cada euro gastado y saben que esta asociación en todo momento ha actuado con arreglo a lo que los funcionarios del ayuntamiento de Haro nos pidieron en su día.
  3. En relación a las sanciones también es falaz afirmar que algunas se impusieron porque “claramente no se ha prestado servicio” (sic) ya que es público y notorio que ninguna actuación de la Banda Municipal dejó de realizarse mientras tuvimos relación contractual con el consistorio. Destacable es, en este punto ,que incluso durante varios meses en los que el ayuntamiento impago a la asociación, los músicos seguimos dando el servicio altruistamente. También queda patente que estas sanciones empezaron a aplicarse de acuerdo a “informes jurídicos y técnicos evidentes y contundentes por parte de intervención y secretaría” (sic) de acuerdo a otros informes del responsable del área de música que empezaron a redactarse cuando el señor Redondo dio “la orden” (sic). Desconocemos porque esa orden fue tomada tanto tiempo después de su entrada en el consistorio cuando el servicio se venía dando de manera similar desde que se nos obligó a constituirnos como asociación. También ignoramos si la actitud de los primeros años de legislatura fue una vez más por desconocimiento, dejadez u otra cosa. Lo que si sospechamos es que no sólo tuvo que ver con las faltas de asistencia sino también con el abuso de poder de un funcionario hacia los músicos. Ante las acusaciones de falta de “dignidad profesional” (sic) en relación al pago de las sanciones es totalmente falso que exigiéramos “seguir cobrando lo mismo” acudiendo menos músicos. De hecho desde la asociación hemos hecho frente a las todas las sanciones sin poner ningún reparo ni recurso e intentado sin éxito por activa, por pasiva y en multitud de ocasiones que se reuniera la comisión de seguimiento incluida en el contrato para reconducir la situación. 4-
  4. Cuando el señor Redondo afirma que “el ayuntamiento por vía del concejal de cultura dijo que había llegado a un acuerdo que luego se rompió” incurre de nuevo en una imprecisión. La mesa de negociación nunca llego a un acuerdo. Durante las negociaciones nos hicieron creer que se tomarían en cuenta nuestras propuestas y, sin presentarnos el contrato final, lo pasaron por pleno, entendemos que como estrategia de presión para que lo aceptáramos.
    De hecho algunas de nuestras propuestas no sólo no fueron incluidas si no que se redactaron en el contrato justo en el sentido contrario. Las semanas siguientes al paso por pleno del contrato los componentes del equipo de gobierno presentes en la mesa de negociación se avinieron a realizar algún retoque cosmético que no acepto la asociación en asamblea y ahí fue cuando nos pidieron nuestra propuesta de contrato que, como todo el mundo sabe, lleva meses sin recibir respuesta.
    Tenemos la impresión de que nunca quisieron que esas negociaciones fructificaran y se limitaron a manejar los tiempos de acuerdo a sus intereses. En este caso disculpamos al señor Redondo dado que seguramente habla desde el desconocimiento ya que él no participó en la mesa de negociación.
  5. En cuanto a la petición del quiosco para la realización del concierto del día 25 de Mayo también se equivoca de plano el señor Redondo al indicar que el concierto era “una declaración de intenciones por parte de Ascensión Alonso” (sic). Fue una decisión de toda la asociación motivada por la disponibilidad de los miembros y de la persona que nos iba a dirigir. De hecho también se solicitó el teatro Bretón para el día 19 de Mayo petición que, una vez más, no ha sido contestada por el consistorio.
    No obstante, valoramos muy positivamente que su opinión fuera favorable a la realización del concierto y empatizamos con los sentimientos que le haya provocado la decisión de sus compañeros de corporación porque son los mismos que llevamos sintiendo nosotros los últimos años. Lo que no nos parece de recibo es que se quiera hacer entender que ya no sólo está politizada nuestra asociación sino también lo está la Coral Polifónica de Haro. Queremos hacer público que se les propuso colaborar en el concierto, aceptaron y esperamos que cuando se realice también lo hagan. Un abrazo enorme a todos sus componentes por su apoyo y predisposición.

Por otro lado nos parece curioso que el señor Redondo pase tan por encima por “otras cuestiones” (sic) como “si me han tratado mal, si me han ninguneado” (sic) cerrando con un “olvidémonos de todo” (sic) los aspectos de su gestión que no interesa que se recuerden. A modo de reseña indicaremos que todavía carecemos de respuesta ante las múltiples peticiones que hemos cursado para utilizar una sala de ensayos, partituras de propiedad municipal y otro largo etcétera. Cuando se refiere a que si se suspende cautelarmente el pliego “en verano no habrá banda” debemos indicar que nuestro deber es defender los intereses de nuestros asociados y sobre todo asegurar la estabilidad en una institución centenaria, por tanto, hubiéramos presentado recurso contra este pliego tanto ahora como en cualquier otro momento que se hubiera presentado. Nosotros somos los primeros interesados, por nuestro amor a nuestra ciudad y a la música, en que esto no pase. Es un escándalo y resulta vergonzoso para un Ayuntamiento como el de Haro el pliego y el procedimiento que han creado. Cada uno que saque sus propias conclusiones pero el 70% de la puntuación se otorga con criterios subjetivos. Y parte de la mesa de contratación la forman personas con interés creados.

No puede pretender responsabilizarnos de la gestión de los tiempos que ha manejado el consistorio del que forma parte para la presentación y aprobación del pliego dado que nuestra asociación no tiene nada que ver en eso. Tampoco en todo lo referido a los instrumentos de propiedad municipal cedidos. Cabe recordar que han tenido toda una legislatura para gestionar estos asuntos y han preferido permanecer inánimes.

Finalmente en cuanto a la propuesta de banda basada en el voluntariado vemos también varias incoherencias. No entendemos porque, si esa es su solución predilecta, en cambio lo que se ha hecho ha sido promover un concurso mediante procedimiento abierto para 4 años y por unos 500.000 euros que avoca a tres escenarios posibles.

Que quede desierto, que lo gane una de las dos asociaciones establecidas en la ciudad dejando a parte de los músicos fuera de la banda o que lo gane una tercera empresa y que todos los músicos que históricamente hemos formado parte de la banda quedemos fuera.

Ninguna de las tres opciones satisface a nuestra asociación porque lo que hemos estado intentando y seguimos con firme intención de conseguir es un “status quo” en el que quepamos todos los músicos y músicas de Haro con unas condiciones realistas, asumibles y, sobre todo, no supeditadas a las interpretación discrecional de una de las partes.

Sin otro particular reciban un cordial saludo.

Firman todos y cada uno de los músicos miembros de esta asociación. “