Líderes en La Rioja Alta

115.139 visitas en Septiembre. Certificado por OJD.

Estás leyendo: FOTOS: Las Siervas de Jesús cierran su etapa en Haro «con una misión cumplida»
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

FOTOS: Las Siervas de Jesús cierran su etapa en Haro «con una misión cumplida»

Vecinos de la ciudad jarrera han asistido a la misa en honor a las religiosas para agradecerles después su desinteresada labor durante más de un siglo

Las Siervas de Jesús cierran su etapa en Haro, donde han desarrollado su apostolado a lo largo de los 133 últimos años, y se despiden formalmente del vecindario con una misa que fue oficiada en la basílica de la Vega por el Vicente Robredo, vicario de la Diócesis, y a la que han asistido la alcaldesa Laura Rivado y los concejales Leopoldo García y Ángel Conde. Antes del comienzo del acto, Rivado y los concejales han entregado un ramo de flores y una placa como agradecimiento de toda la ciudad.

«Es un día triste, pero habéis dejado una huella imborrable, hermosa. Pero tenemos que celebrar también una buena noticia como es que una comunidad cristiana haya derramado el bien durante 133 años en una ciudad como Haro», ha destacado durante su homilía Robredo, que dio las gracias a las regiliosas en nombre de la Diócesis, de la Parroquia y también de la ciudad de Haro.

Lo mismo haría después el párroco de Haro, Javier Osés, recordando con cariño y una sonrisa, entre otras cosas, las canciones entonadas por Sor Mercedes, los flanes que cocinaba Sor María Luisa o el «entusiasmo» que siempre mostraban todas las religiosas con sus quehaceres diarios en favor de la comunidad. «Nos vamos a acordar mucho de vosotras. Voy a decir tres palabras: gracias, gracias y gracias», dijo Osés.

Publicidad
Banner Dispar Móviles

Los inicios en Haro

Fue una celebración íntima y cargada de emociones que sirvió para recordar las dificultades con las que se toparon a su llegada las primeras religiosas de la orden, el reconocimiento que acabaron granjeándose entre la población y la tristeza que ha terminado generando su salida de una ciudad a la que llegaron el 2 de mayo de 1888.

FOTOS: Las Siervas de Jesús cierran su etapa en Haro "con una misión cumplida" 1
El Ayuntamiento de Haro agradece la labor desinteresada de las Siervas de Jesús | Foto: Donézar Fotógrafos

Tanto para quienes han tenido la oportunidad de conocer la ingente labor que han llevado a cabo de forma desinteresada y altruista como para las siete religiosas que han formado parte de la última comunidad.

Publicidad

Arropadas por hermanas que llegaron de otras poblaciones del norte del país, fueron ellas mismas las que repasaron los momentos más significados de su paso por la riojalteña.

Llegaron a ella «gracias a la gestión de José Frances y la cooperación desinteresada de Galo Arízaga, Francisco Roig, Mariano De Cenzano y Dionisio De Prado, quienes acogieron a la nueva fundación con entusiasmo, y convencidos de los beneficios que las Siervas de Jesús podrían reportar a todas las clases sociales» de la localidad jarrera.

Aunque no todos pensaban de la misma manera. Los mayores recelos llegaron, paradójicamente, de la propia comunidad católica local. Especialmente del clero, con su arcipreste Modesto Villanueva a la cabeza. Tal resistencia llegó a advertirse, que tuvo que ser el mismísimo obispo de la Diócesis riojana, Antonio María Cascajares y Azara, el que se encargase de resolver la cuestión bendiciendo su llegada.

En un primer momento a una sencilla casa de la Calle del Portillo, que hoy se conoce como San Felices, y con seis religiosas, y no sin disgusto para la fundadora de la congregación, Santa María Josefa, que sentía preocupación al comprobar la oposición de los sacerdotes de entonces. También aliviada por el respaldo que le otorgaba, al mismo tiempo, el joven seminarista Donato Domingo Urízar, que les abrió las puertas de las familias del municipio y, tras su ordenación, acabaría convirtiéndose en capellán de las Siervas y sacristán mayor de la Parroquia de Santo Tomás Apóstol.

Quiso la historia, curiosamente, que una epidemia de viruela se cebase a los pocos años (1890 y 1991) con los jarreros. Y cuando éstos comenzaron a requerir la presencia de las seis monjas apara atender a sus enfermos. “Cuentan las crónicas”, recordaron ellas en su relato, “que las autoridades tomaron medidas para aislar, localizar y atajar el mal, y que el Ayuntamiento recurrió a las hermanas, que con prontitud y abnegación iban a todas partes”.

Fue así como se produjo un sorprendente cambio en la actitud hacia ellas. “A medida que fue cediendo la epidemia, fue creciendo el aprecio hacia ellas, en especial del clero de la ciudad al ver el sacrificio de éstas y los beneficios que habían reportado a la gente”, recordaron.

«Nos vamos con pena en el corazón»

Desde entonces y hasta hoy, nadie ha cuestionado la impagable entrega que han demostrado con los enfermos en sus domicilios, aun de noche, o en el dispensario. De un tiempo a esta parte, y tras el cierre de éste, en la acción pastoral asistiendo a los mayores en las residencias de Los Jazmines y el Hogar Madre de Dios.

Se cierra, en fin, una etapa con la convicción, defendía la portavoz de la comunidad, de hacerlo con “una misión cumplida. Nos vamos con pena en el corazón”, venía a concluir. “Pero con el gozo de saber que hemos hecho lo que teníamos que hacer y que Dios completará el resto. Aquí queda lo más valioso: el bien hecho, el cariño y la oración de unos por otros. De nosotras por ustedes y sus familias para que el señor les bendiga y les conceda lo que más necesitan en la vocación personal. Y de ustedes para nosotras para que nos dejemos guiar por el Espíritu Santo en esta nueva etapa y seamos auténticas Siervas de Jesús”.

Se fueron así. Envueltas por las palabras de cariño que llenaron las naves de la basílica de la patrona. Les avala, no obstante, los hechos que han protagonizado a lo largo de todos estos años. Son por ellos, dejó bien claro su maestro, por los que se las reconoce. Hasta siempre.

Más imágenes

Publicidad
AFC Aislamientos Banner 2021

También te puede interesar...

Publicaciones relacionadas

Comentarios

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario estar registrado en Haro Digital. Esto es así porque damos valor a los debates sanos, transparentes, y sin censura y queremos evitar ataques personales o comentarios de mal gusto que se escudan en el anonimato.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios