Líderes en La Rioja Alta

123.985 visitas en Mayo. Certificado por OJD.

Estás leyendo: El primer kiosco de música de los Jardines de la Vega

El primer kiosco de música de los Jardines de la Vega

Se puede decir, sin temor a equivocación, que estos bailes serían el divertimento sobresaliente de la época veraniega, consiguiendo tal aceptación que se harían merecedores de un marco más acorde a su categoría
Kiosco de los Jardines de la Vega | Foto cedida por Javier Garrido

En el año 1888 y para lograr que los bailes siguieran celebrándose, los jueves y domingos, en los Jardines de la Vega, el Ayuntamiento negociaría con la ‘Orquesta Municipal’ para que durante la temporada de verano incluyera en su totalidad los meses de junio, julio, agosto y septiembre. Acuerdo que llegaría a lograrse con la contraprestación de 625 pesetas por el erario municipal.

Se puede decir, sin temor a equivocación, que estos bailes serían el divertimento sobresaliente de la época veraniega, consiguiendo tal aceptación que se harían merecedores de un marco más acorde a su categoría, siendo los precursores de la construcción de un kiosco desde el que los músicos, mejor acomodados, celebrasen sus audiciones.

La primera reseña sobre esta iniciativa la encontramos el lunes 20 de mayo de 1889, cuando el edil Francisco Suso, propondría: “Que acercándose la época en que la música sale a los jardines para amenizar con sus acordes aquellos sitios de esparcimiento y solaz del vecindario, sería conveniente hacer un kiosco que sirva para la colocación de los músicos y a la vez embellecer los jardines”.

Publicidad
Banner HARO DENTAL GIF 600

Propuesta que lograría que varios concejales apoyaran la idea, acordándose designar al presidente de la Comisión de fomento Juan García Gato para que encargase al Arquitecto municipal Fernando Coello el plano y presupuesto para llevar a efecto la construcción en colaboración del Maestro de obras Juan García Ros, siendo presentado en la sesión celebrada el día 27 del mismo mes detallando los pormenores de la obra así como su importe, que no se refleja en el Acta. Cuestión que haría que algunos munícipes se retractasen de su construcción al conocer su monto, alegando que dada la situación económica del Municipio no era procedente la idea.

Proyecto de construcción

Para evitar la suspensión del proyecto hubo de intervenir Juan García Gato, manifestando: “Que el también creía que el gasto era excesivo, pero que era necesario tener en cuenta que con dicha obra, como se había comentado anteriormente, se conseguiría el embellecimiento de la villa, reconociendo que todas estas obras eran caras de por sí, pero que como en el proyecto se reflejaba que el kiosco constaría de dos cuerpos, bien podría llevarse a cabo el primero y dejar el segundo para el año próximo”.

Publicidad

Argumentación que, afortunadamente, satisfizo a sus compañeros, acordándose publicar el pliego de condiciones para la subasta del primer cuerpo.

Pero debieron mejorar, en escaso tiempo, las arcas municipales, ya que el 17 de junio, y a propuesta del señor García Gato, se daría lectura al proyecto de construcción del segundo cuerpo. Aceptándose su ejecución sin impedimento alguno, fijándose la subasta para las 11:00 horas del viernes día 21 de junio.

No acabarían aquí los esfuerzos económicos, ya que en sesión celebrada el 24 del mismo mes, el Arquitecto municipal Fernando Coello presentaría una instancia, diciendo: “Que tras la verificación de la obra del segundo cuerpo del kiosco que se estaba construyendo en la Vega, y se pretende que quede con la solidez y demás circunstancias que se requiere, no podrá llevarse a cabo a no ser que se aumente el presupuesto en 200 pesetas, para que haya alguien que remate la obra”. Petición que sería aprobada, con el deseo de finalizarlo en el menor tiempo posible.

El primer kiosco de música de los Jardines de la Vega 1
Kiosco de los Jardines de la Vega | Foto archivo: Fernando de la Fuente

En un principio la adjudicación quedaría desierta, pero en la sesión celebrada el 1 de julio de 1889 se daría lectura de un escrito firmado por el industrial Felipe Pérez, diciendo: “Que no habiendo podido acudir a la subasta del segundo cuerpo del kiosco de la Vega y teniendo noticia de personas ajenas a ésta, que había quedado desierta. Solicito al Ayuntamiento su construcción en la cantidad anunciada para su remate”.

La Corporación acordaría acceder a su petición a condición de que se ajustase, en todo momento, al plano y condiciones estipuladas para la subasta.

Finalizada su construcción se acordaría, el día 27 de julio, rodear el kiosco con una cerca que impidiera la entrada a personas ajenas a la Banda, lo que supondría, con otras pequeñas mejoras, un importe de 60 pesetas que sería solicitado el 14 de agosto y aprobado en la sesión celebrada el 21 de octubre.

Como puede apreciarse en el texto, las Actas del Ayuntamiento no reflejan el presupuesto, a quien se adjudicaría el primer cuerpo, la fecha de inauguración, ni el concierto que se interpretaría. Por lo que es muy importante conservar y permitir consultar la antigua prensa harense, del siglo XIX, que recoge información de suma importancia para la historia de la Ciudad.

Publicidad
Banner Castro Electromecánica

Colabora con Haro Digital

Ayúdanos a hacer que este proyecto, el proyecto de todos, siga adelante. Con tu aportación es posible.

También te puede interesar...

Publicaciones relacionadas

Comentarios

Comentarios