Leopoldo García y Ángel Conde.

El Ayuntamiento espera llegar a un acuerdo con la Asociación Banda de Música de Haro “lo antes posible”. Así lo ha anunciado el concejal Leopoldo García en una comparecencia que ha tenido lugar este lunes y en la que ha asegurado que han mantenido varios encuentros para “intentar desbloquear la situación actual”.

“Creo que estamos muy próximos a un acuerdo que beneficie a ambas partes, pero vamos a tener en cuenta las peticiones de la asociación sin olvidar que debemos ser garantes del dinero público”, ha advertido García. Entre las peticiones que ha hecho la asociación están la de que no haya sanciones si en algún momento tienen que tocar con menos de 24 miembros.

¿Sin banda en fiestas?

Además si en algún concierto faltase algún instrumento en concreto, esa plaza “la cubriríamos entre nosotros”. La asociación también ha pedido que el contrato sea más permisivo con las faltas de asistencia. “Tenemos estudiantes y muchas veces es difícil justificar de manera oficial determinadas ausencias”, explicaba a HARO DIGITAL Ascensión Alonso, presidenta de la asociación.

No obstante, a pesar de que se está preparando el nuevo contrato y que las negociaciones están encaminadas, la asamblea de la Asociación Banda de Música de Haro decidió no aceptar el contrato que el Ayuntamiento le había ofrecido para poder tocar en las fiestas de junio. “La gente está muy cansada, quiere tocar, pero quiere algo de continuo”, asegura Alonso, que incide en el hecho de que será la asamblea la que decida finalmente sí acepta o no el contrato que presente el Consistorio.

En el otro lado de la mesa de esta negociación, el concejal considera que este contrato para fiestas hubiera sido “una buena solución hasta la firma del nuevo como ya se ha hecho en Nájera, pero ellos tendrán su motivo para rechazarlo”.

El anterior acuerdo, que expiró en noviembre, contempla una cantidad de 123.000 euros al año, aproximadamente un 1,2% del presupuesto municipal. El concejal García ha querido destacar en rueda de prensa que se ha mantenido la cantidad y “ahora trabajamos en la adaptación de las cláusulas en base a las necesidades actuales y los músicos existentes para evitar así que tengamos que aplicar sanciones”. “Y es que hablamos de cerca de 11.200 euros al mes que es lo que les cuesta a los jarreros mantener su banda”, ha recalcado García.

El concejal responsable de las negociaciones con la asociación considera que “los contratos deben cumplirse y por ello antes de rubricar un nuevo acuerdo queremos tener garantías de que todos vamos a poner de nuestro lado”.

En este sentido, García ha agradecido “la buena disposición de la asociación” a la que ha pedido “un esfuerzo extra”. “El diálogo sereno y sin ruido será el que encauzará la situación hasta llegar a buen puerto”, ha destacado García, que espera que la próxima comparecencia sobre este asunto sea “junto a Ascensión Alonso para poder anunciar que hemos llegado a un acuerdo”.

“Hemos dado todos los pasos necesarios en base a la legalidad vigente para intentar llegar a un buen contrato para todos. Lo importante es ser cuidadoso con el dinero de todos los jarreros, que para eso nos han encargado su gestión”, ha afirmado.

El próximo 5 de junio la Asociación Banda de Música de Haro tiene pensado celebrar una nueva asamblea en la que a su presidenta le gustaría contar ya con el borrador de ese contrato para poder decidir sobre él, pero será complicado. Leopoldo García baraja que el contrato pueda estar listo sobre el 15 de junio, por eso aún tiene la esperanza de que la banda pueda tocar en fiestas. “Confío en que aún pueda ser posible. Si el acuerdo se cierra antes no veo por qué no pueda ser”, indica García.

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.