El Haro viaja en cuadro a Guijuelo

Los blanquinegros visita este domingo Guijuelo (17:00 horas) para medirse a un equipo que está a un punto de los puestos de descenso

Segunda toma de esta nueva fase de la competición, en la que el equipo de Aitor Calle se mide a equipos implicados en la lucha por la supervivencia y, consecuentemente, vitales para el futuro de una escuadra que sigue manteniendo el pulso en mitad de una tabla donde los puestos de play-off y los que llevan a tercera se mueven en un pañuelo.

El equipo blanquinegro viaja a Guijuelo en busca de puntos que consoliden su estatus en liga y la fe en el proyecto antes de cruzarse, en este otro Gólgota, a Izarra, Leioa y Barakaldo, choques de enorme peso específico en esa otra liga que preceden a los compromisos ante tres filiales, ante el Sanse a domicilio y con Alavés B y Valladolid sobre el tapiz de El Mazo, antes de cerrar un periplo de siete encuentros y máxima exigencia. Puede que, incluso, determinantes para el objetivo final.

Plantilla bajo mínimos

El de esta tarde, ciertamente, se presume complicado porque la escuadra salmantina, que vio cómo el Alavés reducía a cinco su racha de imbatibilidad el pasado domingo, se mueve como los blanquinegros en ese espacio de alto riesgo. En su caso a cuatro puntos del Haro e igualado con Unionistas, que pisa ya la plaza de promoción. Y en buena medida también porque al técnico vizcaíno le crecen los enanos mucho más de lo que ya habían crecido hasta la fecha.

Y es que equipo blanquinegro se mueve bajo mínimos y se ve obligado a luchar contra los elementos y las circunstancias. No sólo contra un equipo que Calle considera formado por “una buena plantilla, muy fuerte en casa y al que la necesidad de ganar le hace más peligroso aún, porque no es un equipo construido para estar en las posiciones donde se encuentra, sino para moverse mucho más arriba en la tabla”.

Los últimos acontecimientos definen, sin lugar a dudas, un escenario más que preocupante. A tierras charras viaja un equipo mermado por las bajas, un apunte que complica muchísimo más la consecución de sus objetivos a corto plazo, al colocar al Haro bajo mínimos. La alineación queda condicionada por ese apartado, pero también por la presencia de cuatro efectivos que están apercibidos de suspensión, al haber visto hasta la fecha cuatro cartulinas amarillas y verse obligado su entrenador a dosificar los escasos recursos de los que dispone a día de hoy para afrontar el duelo de la próxima semana ante el Izarra con un plantel de garantías.

Perder a dos jugadores esta tarde, de ser amonestados, constituiría todo un mazazo para los planes del técnico blanquinegro. Y él es consciente de ello. “Tenemos un panorama en el que nos queda más remedio que hacer encaje de bolillos. No es fácil planificar en un momento en el que nos jugamos la vida”, lamenta Calle que confía en no sufrir más bajas por enfermedad.

El contexto, ciertamente, hace imposible realizar cálculos más allá de este cruce porque ya hay cuatro bajas fijas (Mario Urrecho, Esteve, Valiño e Iván Arana) y el entrenador de Deusto apenas dispone de 16 efectivos para medirse esta tarde (17:00 horas) a un rival directo.

De ahí que se mueva con máxima cautela, consciente de que después de éste llegan otros choques de la misma trascendencia y se impone gestionar una plantilla ya de por si corta y ahora limitada por unas y otras circunstancias.

Su feudo es, sin duda alguna, uno de los mejores activos del rival del Haro porque, en el último tramo de la competición, no ha perdido ninguno de los últimos encuentros que ha disputado como local.

El Haro viaja en cuadro a Guijuelo 1

Aunque el entrenador del Guijuelo no olvida que “el Haro es uno de los equipos revelación de este campeonato y como visitante el quinto mejor del grupo, después de haber ganado en campos complicados como Las Gaunas o Lezama”, advierte a los suyos Ángel Sánchez consciente de que esos apuntesn hablan perfectamente “del potencial que tiene” el cuadro riojalteño, “muy regular y sólido. No ha tenido grandes altibajos y es un equipo que puede emplear diferentes registros”, incide el técnico del Guijuelo para reconocer abiertamente que espera “un partido disputado porque es un equipo que compite muy bien” y confía, por ello, en recuperar su propia imagen y la versión ofrecida en las últimas semanas para optar al triunfo que le disputará, lógicamente, el Haro Deportivo, consciente de que hay en juego tres puntos vitales.

Curiosamente, en las filas del equipo chacinero podrían debutar sus dos últimos fichajes, Julen Fernandes y Juancar. El primero un pivote con el que se pretende dotar al esquema de más equilibrio, desde la perspectiva defensiva; el segundo un hombre de banda significado por su capacidad para arriesgar en el uno contra uno, con el que se pretende ganar amlitud de movimientos. Quedan fuera de la convocatoria, no obstante, Dan Ojog por lesión y Pablo Espina por sanción.

Comentarios