El Gobierno riojano rechaza el ‘pin parental’: “Fomenta el discurso del odio”

Desde el Ejecutivo defienden los talleres afectivo-sexuales que se imparten en los centros educativos y respaldan a las profesionales que imparten estas actividades frente a las amenazas de las que están siendo objeto
Raquel Romero y Luis Cacho | Foto: Gobierno de La Rioja

El consejero de Educación y Cultura, Luis Cacho, y la consejera de Participación, Cooperación y Derechos Humanos, Raquel Romero, han comparecido esta mañana ante los medios de comunicación para mostrar la posición del Ejecutivo riojano ante la campaña de colectivos ultraconservadores para implantar el ‘pin parental’ en la Comunidad.

Luis Cacho ha transmitido “un mensaje tranquilidad a los padres respecto a la educación que se está impartiendo a los niños” y ha aclarado que lo que se está trasladando interesadamente a la opinión pública son “noticias malintencionadas con mensajes e imágenes falsas”. Ha declarado que el veto parental “fomenta el discurso del odio” y “no es asumible en una administración pública que está obligada a proteger los derechos fundamentales que vulnera dicho veto”, asegurando que ataca el derecho constitucional a la educación, a la información y el interés superior de los menores.

Amenazas a dos profesionales riojanas

El consejero de Educación y Cultura ha recalcado que la posible implantación de este veto parental “dificultaría la autonomía y organización de los centros educativos y la libertad de cátedra”. Asimismo, ha manifestado que “los menores son titulares de derechos propios” y que el Estado “debe proteger y velar por los derechos de los ciudadanos y, en concreto, los de los niños y niñas”. Actualmente, cada centro aprueba, con la participación de padres y madres a través de las AMPA y los Consejos Escolares, las actividades propuestas por los claustros en los Planes Generales Anuales bajo criterios pedagógicos “y que las mismas son obligatorias para todos los alumnos”, ha concretado Cacho.

Por su parte, Raquel Romero ha mostrado el apoyo del Gobierno regional “a todas las personas amenazadas por enseñar en libertad y a los centros educativos” en relación a las amenazas recibidas este pasado fin de semana por dos profesionales riojanas que imparten talleres de educación afectivo sexual en algunos colegios de la Comunidad. La consejera ha señalado que, frente a las amenazas a estas profesionales, “tenemos que tomar partido y apoyarlas, (…) la educación afectivo-sexual forma parte del currículo obligatorio de todos los centros y, por ese motivo, los centros educativos no están solos, tienen todo nuestro apoyo.”

Comentarios