El CIBIR y la UR desarrollarán vacunas nanotecnológicas contra el cáncer

El proyecto se enmarca dentro de uno de los programas más competitivos de la Unión Europea y en el conjunto de estrategias de tratamiento relacionadas con la inmunoterapia

El Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR) y la Universidad de La Rioja participarán en un proyecto europeo en el que emplearán las últimas tecnologías para construir nanopartículas que serán dirigidas específicamente a las células del sistema inmune con el objetivo de identificar y destruir tumores.

Los dos grupos españoles participantes en el proyecto son la unidad de Angiogénesis del Área de Oncología del CIBIR, liderada por Alfredo Martínez, y el grupo de Química Biológica del departamento de Química de la Universidad de La Rioja, dirigido por Francisco Corzana. En la presentación del proyecto han participado el director gerente de la Fundación Rioja Salud, Ricardo Velasco, la vicerrectora de Investigación de la Universidad de La Rioja, Belén Ayestarán, y los científicos responsables de la investigación.

Entrenar al sistema inmune

El proyecto en el que participarán los científicos riojanos se encuadra dentro del conjunto de estrategias de tratamiento contra el cáncer relacionadas con la inmunoterapia. Esta técnica consiste en entrenar al sistema inmune del paciente para que ataque a las células tumorales; se trata, por tanto, de vacunas terapéuticas (no preventivas), que permiten la activación de mecanismos de defensa en las primeras fases de la enfermedad.

La investigación comenzará el próximo 1 de octubre, tendrá una duración de 4 años y se organizará en cuatro fases diferenciadas. La primera de ellas consistirá en el diseño y síntesis química de las nanopartículas; la segunda estudiará las interacciones biomoleculares de las nanopartículas; la tercera trabajará sobre el impacto de las nanopartículas en el sistema inmune, y la cuarta probará el efecto de las nanopartículas en modelos animales de cáncer.

El grupo de científicos de la Universidad de La Rioja diseñará y sintetizará antígenos que contengan aminoácidos no naturales con el objetivo de prolongar la vida de estas moléculas en el organismo, así como secuencias de proteínas glicosiladas (que contienen azúcares), típicas en algunos tumores. Por su parte, los investigadores de CIBIR estudiarán en modelos animales de laboratorio la potencia de las vacunas, la respuesta inmune inducida y su potencial para reducir el crecimiento tumoral y las metástasis.

El proyecto de investigación reúne a doce grupos de investigación y cinco empresas asociadas de ocho países europeos (España, Italia, Reino Unido, Portugal, Austria, Noruega, Suiza, Holanda) y los dos centros españoles son, precisamente, el CIBIR y la Universidad de La Rioja. El proyecto es coordinado por el catedrático Emanuele Papini de la Universidad de Padua (Italia).

La investigación se enmarca dentro de uno de los programas más competitivos de Europa, las Redes de Formación de la Unión Europea, Initial Training Networks (ITN), y permite financiar catorce becas predoctorales. Dos de las becas serán destinadas al equipo del CIBIR y una a la Universidad de La Rioja. El proyecto al completo tiene una financiación de cuatro millones de euros, de los cuales 501.000 serán destinados a la investigación en el CIBIR y 265.000 a la Universidad de La Rioja.

Durante la presentación, el director gerente de la Fundación Rioja Salud, Ricardo Velasco, ha indicado que “la colaboración entre el CIBIR y la Universidad de La Rioja permite que se desarrollen en nuestra comunidad autónoma proyectos que tiene aplicaciones directas en la lucha contra el cáncer. El objetivo no es otro que potenciar el campo de la investigación con la premisa de que en un futuro podamos contribuir al desarrollo de nuevas terapias y tratamientos para mejorar la salud y calidad de vida del conjunto de la ciudadanía. El cáncer es uno de los principales problemas de nuestro país y su investigación es prioritaria para la sanidad riojana”.

La vicerrectora de Investigación de la UR, Belén Ayestarán, ha celebrado la concesión de esta ayuda para llevar a cabo este proyecto “de forma conjunta entre el CIBIR y la Universidad de La Rioja. Es decir, actuando como nos exige la sociedad en estos momentos: de forma coordinada y poniendo cada uno lo mejor de nosotros mismos – en el caso de la UR, la excelencia de nuestros grupos de investigación– en un proyecto de alto interés e impacto social, como es este que se desarrolla en el ámbito biomédico”.

El investigador del CIBIR, Alfredo Martínez, ha manifestado que “el éxito de la unidad de Angiogénesis en proyectos nacionales e internacionales de los últimos años, tanto europeos como americanos, le ha llevado a ser en la actualidad un grupo de referencia en el diseño y ejecución de modelos animales del cáncer, necesarios para probar nuevas terapias antes de ser evaluadas en pacientes. Confiamos en que las nuevas tecnologías ayuden al desarrollo de la inmunoterapia como una opción fundamental en la lucha contra el cáncer”.

Por su parte, el investigador de la Universidad de La Rioja, Francisco Corzana, ha señalado que “el Grupo de Química Biológica de la UR lleva años trabajando en el diseño basado en la estructura de glicopéptidos para sintetizar nuevos antígenos con residuos no naturales y alta afinidad por anticuerpos anti-tumorales; por lo que vamos a aportar nuestra experiencia en este campo para lograr el desarrollo de vacunas más eficaces contra el cáncer”.

Incidencia del cáncer en La Rioja

En La Rioja se diagnostican cerca de 2.000 casos de cáncer cada año, un 58% en hombres y un 42% en mujeres. Las tres localizaciones más frecuentes en hombres son próstata (21,38%); cáncer colorrectal (16,5%) y pulmón (13,7%). Por su parte, en el caso de las mujeres los diagnósticos más frecuentes se localizan en la mama (28%), cáncer colorrectal (15,6%) y pulmón (6,39%).

Comentarios