Líderes en La Rioja Alta

120.407 visitas en Julio. Certificado por OJD.

Estás leyendo: ARAG-ASAJA solicita al Ministerio que “recapacite” y apoye con “más presupuesto” la viticultura de calidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

ARAG-ASAJA solicita al Ministerio que “recapacite” y apoye con “más presupuesto” la viticultura de calidad

La organización agraria ha presentado alegaciones al proyecto del Ministerio de Agricultura por el que se adoptarán medidas en el sector del vino para hacer frente a la crisis del Covid-19

ARAG-ASAJA ha informado del contenido de las alegaciones que la organización, a través de ASAJA nacional y de la propia Consejería de Agricultura, ha presentado al Ministerio de Agricultura para que “recapacite” su propuesta de apoyo al sector del vino y “apoye con más presupuesto la viticultura de calidad” para hacer frente a la crisis del Covid-19.

En el escrito presentado, ARAG-ASAJA ha criticado la “arbitrariedad” de las cuantías presupuestarias que el Ministerio va a destinar a las medidas recogidas en el proyecto de Real Decreto y que están relacionadas con la destilación de crisis, el almacenamiento privado y la cosecha en verde, ya que no están “justificadas” de acuerdo a los principios de transparencia y racionalidad con los que “se deberían gestionar los fondos públicos destinados al sector vitivinícola”.

“Agravio comparativo”

Asimismo, la organización ha censurado que la norma propuesta “no recoge la posibilidad de incorporar fondos adicionales del Ministerio” lo cual supone “un agravio comparativo con respecto a otros países productores, igualmente afectados por la crisis, como es Francia, donde el Gobierno ha anunciado ayudas para complementar los fondos procedentes del programa europeo”.

En tercer lugar, las alegaciones de ARAG-ASAJA recogen que la propuesta del Ministerio “demuestra un claro desprecio a la viticultura de calidad acogida a DOP o DOC teniendo en cuenta además que los viticultores de Rioja debieran ser compensados en este momento a través del PASVE por no haberse beneficiado en su día de ayudas directas al viñedo, como si lo han hecho otras regiones españolas”.

Detalle de las alegaciones

Respecto al análisis de las medidas contempladas en el borrador de la norma, la organización agraria cree que el importe de la ayuda (0,40 €/l) destinada a la destilación de crisis “es manifiestamente insuficiente” para atender los costes de producción y elaboración de los vinos acogidos a Denominación de Origen Protegida (DOP).

Prueba de ello, ha señalado, es el último estudio oficial del Gobierno de La Rioja que ya en el año 2011 señalaba que, en el caso de la DOC Rioja, el coste de producción de un kilogramo de uva de un viñedo cultivado en espaldera era de 0,61 €/kg de uva.

Por otro lado, en lo referente a la propuesta sobre el almacenamiento privado, ARAG-ASAJA ha señalado en sus alegaciones que esta medida, además de quedarse escasa para el conjunto del país, “debe dirigirse exclusivamente a aquellos vinos amparados por DOP o DOC que puedan demostrar que su principal canal de comercialización es el canal HORECA”.

Por último, y atendiendo a la cosecha en verde, la organización agraria ha vuelto a pedir al Ministerio su apoyo para conseguir la “aprobación de un aclareo parcial de racimos del viñedo” y no del total de la parcela ya que de esta forma los efectos se trasladarán a la calidad del producto, condición indispensable en el escenario tan brutal de competencia al que se va a enfrentar el mercado vitivinícola una vez se normalice la actividad hostelera.

Asimismo, ha solicitado que se incremente el presupuesto destinado a ella “detrayendo fondos de la medida de destilación de crisis” y ha reclamado que, en cuanto a la compensación por pérdida de ingresos propuesta, se “aproveche al máximo la posibilidad que permite el reglamento europeo de ampliar hasta el 60% el valor medio de la uva en las tres últimas campañas”.

Otras medidas

ARAG-ASAJA ha compartido sus alegaciones con la Consejería de Agricultura con el objetivo de que el Ejecutivo regional atienda, de forma complementaria a estos fondos del PASVE, un plan de financiación para las pequeñas y medianas bodegas de forma que se pueda garantizar el pago a proveedores, y así “evitar la posible repercusión de esta situación sobre el principal proveedor de las bodegas, el viticultor”.

Comentarios