Recetas para dejar de fumar a partir del 1 de enero en La Rioja

A partir del próximo 1 de enero dos tratamientos para dejar de fumar serán financiados por el Sistema Nacional de Salud (SNS)
Foto: Pixabay

A partir del próximo 1 de enero dos tratamientos para dejar de fumar serán financiados por el Sistema Nacional de Salud (SNS). Se trata de la vareniclina, comercializada bajo la marca Champix y el bupropion, libre de patente, aunque su marca más conocida es el Zymtabac, según indican a través de Riojasalud.

Se calcula que durante su primer año esta medida, aprobada a mediados de noviembre por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, tendrá un impacto presupuestario de 7,9 millones de euros que podrían beneficiar directamente a 83.800 personas en España e, indirectamente, a todo el sistema de salud si se tiene en cuenta que el impacto económico del tabaquismo está valorado en 7.695 millones de euros que es lo que cuesta la atención de las principales enfermedades relacionadas con el tabaquismo.

Efectos de la Ley Antitabaco

Otro dato importante es el que aporta la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica que en un reciente estudio estimaba que el coste sanitario de atención a un fumador es de 848,64 euros anuales frente a los 474,71 euros de media de un no fumador. Y es que los efectos de la Ley Antitabaco que entró en vigor en España en 2005 han decaído significativamente y, lo que es peor, el número de nuevos fumadores entre los adolescentes españoles está repuntando peligrosamente.

Aunque es el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social el que aprueba la financiación de estos tratamientos, el coste de los mismos será asumido por cada comunidad autónoma y también por el propio usuario quien tendrá que abonar la aportación correspondiente en función de su código de aportación farmacéutica.

Hace una década el Gobierno de La Rioja destinó 1,8 millones de euros para financiar estos mismos fármacos, además de los parches de nicotina. En aquella ocasión de la medida se beneficiaron 3.903 fumadores riojanos y aunque también contemplaba una serie de requisitos, fue gratuito en su totalidad para los beneficiarios.

Recetas para dejar de fumar a partir del 1 de enero en La Rioja 1
Imagen: Riojasalud

Requisitos para beneficiarse del tratamiento

Aproximadamente la cifra de pacientes que podrán beneficiarse en La Rioja de este acuerdo es de algo más de mil fumadores si se toman como referencia los últimos datos del Observatorio Riojano de Drogas ya que es importante aclarar que la medida del Ministerio de Sanidad es un tratamiento adicional al programa de deshabituación tabáquica que existe como referencia en los Centros de Salud y que, además, no tiene carácter universal, por lo que no se va a conceder a todos los pacientes que la soliciten.

Para ser beneficiario del tratamiento se imponen una serie de requisitos muy estrictos:

  • Que el paciente esté incluido en un programa de apoyo (individual y/o grupal) de deshabituación tabáquica.
  • Que tenga una motivación expresa de dejar de fumar que pueda respaldarse con al menos un intento de dejarlo en el último año que esté recogido en la historia clínica del paciente.
  • Que fume 10 o más cigarrillos al día
  • Que tenga un alto nivel de dependencia calificado por el test de Fagerström.
  • El tratamiento lo prescribirá el médico de Atención Primaria que será además quien decida entre los dos tratamiento en función de las características particulares y patologías concomitantes del fumador.
  • Sólo se financiará un único intento anual por paciente.
  • Cada prescripción se realizará por un envase y mes de tratamiento a través de la receta electrónica del Sistema Nacional de Salud y la financiación seguirá el mismo modelo que tienen el resto de medicamentos incluidos en la prestación farmacéutica del SNS, por lo que no serán válidas las recetas en formato papel.
  • Será imprescindible valorar la evolución de la efectividad del tratamiento con carácter previo a la emisión de la siguiente receta.
  • El tratamiento será como máximo de 12 semanas en el caso de la vareniclina y de 7 a 9 semanas en el del bupropion.

Comentarios