Líderes en La Rioja Alta

120.407 visitas en Julio. Certificado por OJD.

Estás leyendo: La sobrecarga emocional motiva la mayoría de consultas de ayuda psicológica a profesionales del SERIS ante el COVID-19
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La sobrecarga emocional motiva la mayoría de consultas de ayuda psicológica a profesionales del SERIS ante el COVID-19

El programa específico de atención psicológica del Área de Salud ha realizado más de 300 intervenciones con sanitarios y otros profesionales del SERIS para abordar las emociones y síntomas como la ansiedad en el ejercicio de su trabajo en el marco de la emergencia sanitaria
Limpieza San Pedro
Foto: Gobierno de La Rioja

El programa de atención psicológica ofrecido a los profesionales del Servicio Riojano de Salud (SERIS) ha realizado más 300 intervenciones desde su puesta en marcha el 6 de marzo para abordar la gestión emocional ante la emergencia sanitaria del COVID-19.

La sobrecarga emocional motiva la mayoría de consultas de los profesionales que acuden a este programa que combina dinámicas de comunicación interna, la consulta tradicional y el refuerzo de visitas específicas a los servicios más directamente implicados en la asistencia a pacientes con COVID-19, como Urgencias, la Unidad de Medicina Intensiva y el departamento de Infecciosas.

“Agotamiento mental”

“La cuestión que transmiten los profesionales más frecuentemente es el agotamiento mental, no el físico. Se debe tener en cuenta que el personal sanitario está en el foco de toda la sociedad y, más concretamente, es la esperanza de nuestra sociedad actual. Esto implica una responsabilidad, ante la que tienen que procurar los cuidados emocionales de sí mismos”, asegura José Luis Jalón, doctor en Psicología, miembro del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Hospital San Pedro e impulsor de este programa de ayuda psicológica que también integra la psicóloga Estrella Melús. El psicólogo recuerda que “el que no se pueda salir a la calle no significa que existan aficiones o actividades de refuerzo personal que se puedan practicar”.

Jalón apunta que “el trabajo en estos casos para el psicólogo es permitir que el profesional se exprese a nivel emocional, sin censuras, y facilitarle la necesidad de cuidar de sí mismo, manejando algunos comportamientos o pensamientos que, simplemente, ahora no son muy útiles. Tengamos en cuenta que llevamos un mes viviendo en el ‘Todo o la nada’”.

Los síntomas más observables en los profesionales se corresponden con síntomas ansiosos en un primer momento y, si perduran mucho en el tiempo, síntomas depresivos. “Del dolor en el pecho y cierta sensación de mareo inicial, se puede pasar a la falta de energía y un cuadro insomne a partir de la media noche, junto con una sensación vital de trasfondo de no disfrutar de nada”, asegura el psicólogo.

Las más de 300 intervenciones realizadas hasta la fecha han sido fundamentalmente con sanitarios, también con personal de cocina, administración o limpieza del SERIS. “La evolución es positiva y rápida en la mayoría de los casos, no superior a 15 días, en otros casos menos, porque después de una fase inicial de contención emocional, se trata de abordar esta situación puntual de forma directiva. El concepto es de mejora, no de cura, porque que un sanitario detecte síntomas de ansiedad no significa que presente enfermedad”.

Un reto psicológico diario

El programa de ayuda psicológica tiene tres ejes. El primero es una carta que a diario el psicólogo escribe a los profesionales y que se envía por correo electrónico a la plantilla del SERIS, donde se les invita a un ‘reto psicológico diario’ con el fin de contribuir de modo provechoso en aspectos de sus vidas, no solo profesionales, también personales, con actitudes por practicar como un comportamiento atento a las ideas u opiniones de los demás, sin juzgar el modo en que el se expresan e intentan ayudar. Las cartas de agradecimiento al personal sanitario también han sido un apartado vital en este aspecto.

El segundo eje es un formato de consulta más tradicional, donde los profesionales se ponen en contacto con el psicólogo a través de un teléfono móvil habilitado para ello o través del correo electrónico psicovid@riojasalud.es para concertar una cita presencial o la visita del psicólogo a centros de salud de Haro o Calahorra cuando el profesional no pueda desplazarse.

Seguimiento diario

El seguimiento de los profesionales se ha realizado a diario, dependiendo de la situación, para posteriormente dejar al profesional que sea el que contacte a demanda en una fase de generalización de la intervención. La Gerencia del Hospital San Pedro se ha puesto en contacto con los servicios para informar de este recurso específico.

Desde la primera semana de marzo se han reforzado también las visitas del psicólogo, en ocasiones con otros profesionales, al servicio de Urgencias, la Unidad de Medicina Interna y el departamento de Infecciosas implicados directamente en la atención a pacientes de COVID-19.

Jalón enfatiza que “los profesionales recalcan que no son héroes”. Por tanto, “los héroes no necesitan ayuda, pero los profesionales del SERIS sí pueden necesitarla”. También destaca que “el miedo al contagio no ha sido por su salud, sino por la de sus seres queridos”. El psicólogo también valora “el ofrecimiento de ayuda de compañeros de distintas especialidades, además del ámbito de la Salud Mental, también residentes de primer año”.

La fase de desescalada y la recuperación del nivel asistencial tras el COVID-19 también va a suponer un reto para los profesionales del SERIS, periodo en el que se continuará prestando el servicio de ayuda psicológica para abordar la vuelta emocional a la nueva normalidad.

Comentarios