Líderes en La Rioja Alta
138.658 visitas en Mayo. Certificado por OJD
Estás leyendo: Un vigilante de seguridad, agredido en el Hospital San Pedro
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Un vigilante de seguridad, agredido en el Hospital San Pedro

La Consejería de Salud ha condenado de "forma contundente" la agresión sufrida ayer por un vigilante de seguridad en el hospital

La Consejería de Salud lamenta y condena de forma contundente la agresión sufrida, en la mañana de ayer, por un vigilante de seguridad del Hospital San Pedro de Logroño. Asimismo, desea expresar su apoyo y reconocimiento a los profesionales, y subrayar su compromiso total y absoluto para seguir trabajando para la erradicación total de este tipo de incidentes intolerables.

En concreto, este acto violento tuvo lugar ayer por la mañana en el vestíbulo de hospitalización del Hospital San Pedro, y afectó a un vigilante de seguridad de la empresa CIS (Compañía Integral de Seguridad) que es la adjudicataria del servicio de vigilancia del centro hospitalario.

Denuncia interpuesta en la Policía Nacional

Desde la Consejería Salud se ha contactado con el profesional agredido para conocer su estado y mostrarle un total apoyo. Hoy mismo el vigilante de seguridad ha interpuesto una denuncia ante la Policía Nacional.

Desde la Administración sanitaria se quiere trasladar un mensaje de compromiso total para seguir tomando las medidas que sean necesarias para combatir todo tipo de agresión y se invita a toda la sociedad a sumar esfuerzos para evitar que estas situaciones vuelvan a producirse y a trabajar unidos para dotar a estos profesionales de un espacio de trabajo seguro donde puedan desarrollar sus labores con normalidad. En este sentido, Salud participará en cualquier acción de condena de estas situaciones y apoyo a los profesionales que trabajan en el entorno sanitario.

Por último, Salud ha insistido en que seguirá trabajando sin escatimar esfuerzos, de la mano de los profesionales, colegios oficiales, entidades y demás actores del sector sanitario para poner en marcha cualquier mecanismo que evite que estos sucesos violentos e injustificables vuelvan a producirse.