Líderes en La Rioja Alta

118.448 visitas en Noviembre. Certificado por OJD.

Estás leyendo: La Policía Nacional disuelve una fiesta durante el toque de queda en una bodega en ruinas
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La Policía Nacional disuelve una fiesta durante el toque de queda en una bodega en ruinas

Los jóvenes has sido propuestos para sanción por encontrarse dentro del 'toque de queda' celebrando una fiesta, siendo la reunión de más de seis personas, y ocupando un bien inmueble de titularidad privada
Fiesta en una bodega en ruinas

Agentes de la Policía Nacional de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja en el cumpliendo la normativa establecida por el Gobierno de España y el de la Comunidad Autónoma de La Rioja, y con el objetivo primordial de evitar que la pandemia provocada por la COVID-19, se propague con mayor intensidad entre los ciudadanos riojanos, llevaron cabo múltiples intervenciones desde el pasado 23 de octubre.

En relación con ello, este pasado fin de semana, agentes pertenecientes a la Brígida de Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de Policía la Rioja, propusieron para sanción a siete jóvenes, una de ellos, menor de edad; por incumplir las medidas sanitarias establecidas, al celebrar una fiesta “ilegal”, en una Bodega abandonada de la ciudad de Logroño.

Celebración de una ‘fiesta’ en una bodega en ruinas

Los hechos se ocurrieron durante la madrugada del pasado fin de semana, cuando los agentes fueron alertados por la Sala CIMACC 091 (Centro Inteligente de Coordinación Mando y Control), ya que un ciudadano había comunicado que se escuchaban ruidos procedentes de un edificio abandonado, tras lo cual los agentes de Policía Nacional se dirigieron hacia el lugar, y una vez allí, comprobaron que en el interior de una antigua bodega en ruinas “se estaba celebrando una “fiesta-botellón” por un grupo de jóvenes.

La Policía Nacional disuelve una fiesta durante el toque de queda en una bodega en ruinas 1

Las dotaciones policiales acceden al interior de la bodega derruida prácticamente, y de difícil acceso, debido a la situación de deterioro y los escombros que allí se amontonan, y una vez en el interior acceden por una escalera a una de las plantas, donde se encuentran a siete jóvenes bebiendo bebidas alcohólicas, sentados en colchones abandonados, formando un círculo alrededor de una mesa donde se encuentran las botellas, no llevando mascarilla, ni adoptando ningún tipo de control sobre la distancia de seguridad sanitaria.

La Policía Nacional disuelve una fiesta durante el toque de queda en una bodega en ruinas 2

Los agentes proceden a la completa identificación de los jóvenes, siendo sus edades comprendías entre, los diecisiete y veintiocho años de edad (17-28 años de edad), siendo uno de ellos, una mujer de diecisiete años de edad, que fue trasladada a dependencias policiales, donde es entregada a su madre debido a su minoría de edad. Otro de los jóvenes, este mayor de edad, fue traslado también debido a que no poseía la documentación que le acreditaba con certeza su identidad.

Los jóvenes has sido propuesto para sanción por al menos tres motivos, encontrarse en fuera de sus domicilios, dentro de la limitación de movilidad en horario nocturno de 22:00 a 05:00 horas, denominado popularmente “toque de queda”, celebrando una “fiesta-botellón” consumiendo alcohol, además de estar juntas más de las seis personas, incumpliendo la reducción de las reuniones a un máximo de seis personas, tanto en espacios públicos como privados, además de estar ocupando un bien inmueble de titularidad privada.

También te puede interesar...

Comentarios

Comentarios