Líderes en La Rioja Alta

115.139 visitas en Septiembre. Certificado por OJD.

Estás leyendo: La Policía alerta de varias estafas en La Rioja suplantando a técnicos de compañías tecnológicas
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La Policía alerta de varias estafas en La Rioja suplantando a técnicos de compañías tecnológicas

Los estafadores realizan una llamada telefónica haciéndose pasar por trabajadores de la empresa y a través del control remoto se apoderan de claves, contraseñas y datos sensibles
Policía Nacional

La Jefatura Superior de Policía de la Rioja, ha alertado a los ciudadanos de «un repunte» de estafas, iniciadas a través de una llamada, en la que se suplanta a la empresa tecnológica Microsoft.

En la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano, de esta Jefatura Superior de Policía de La Rioja, se han recogido varias denuncias, en el ultimo mes, sobre esta nueva modalidad de estafa, en las que todos los perjudicados hacen referencia a la recepción de una llamada, desde números telefónicos que empiecen con las cifras 502, 530, 531 y 077.

En las que un supuesto empleado de la multinacional «Microsoft» (en las últimas denuncias interpuestas suplantan a «Microsoft Corporation»), generalmente con acento extranjero, nos advierte sobre la posibilidad de que nuestro ordenador pueda estar infectado por un virus informático, ya que a la multinacional le constan varios registros y avisos de seguridad desde la IP de nuestro terminal.

Publicidad
Banner Semana de la Ciencia UR

«Su ordenador está a punto de bloquearse, ya que tiene un virus, para que esto no suceda debe instalarse un aplicación…»

Modus operandi

El modus operandi se inicia a través de contactos telefónicos, que se realizan mediante aparatos de marcación aleatoria. La comunicación de los estafadores con sus víctimas se inicia por alguno de los siguientes métodos:
Una llamada directamente en nuestro teléfono.

Publicidad

Al contestarla se identifican en inglés o español como un servicio de soporte técnico y nos informan de que nuestros dispositivos (ordenadores y móviles) están en riesgo. Para no levantar sospechas pueden llegar a suplantar el identificador de llamadas para que muestre un número de teléfono de soporte técnico legítimo.

Un error en el navegador web, un aparente aviso del sistema u otra ventana emergente. Junto con el texto del aviso por problemas graves, se facilita un número de teléfono o bien una casilla para introducir el nuestro y que sea el falso departamento el que contacte con nosotros para solucionar la incidencia.

Así, personas desconocidas se hacen pasar por empleados de dicha compañía tecnológica y solicitan acceso al ordenador que, al parecer, está siendo afectado por un virus, se comunica que ha sido utilizado para la distribución de pornografía infantil o que está en riesgo por algún tipo de malware.

A través de una serie de indicaciones, la víctima instala en su computadora un programa de control remoto con el que los estafadores se apoderan de claves, contraseñas y otras informaciones sensibles, como: filiación, correos electrónicos, contraseñas, documentos, fotografías, cuentas de ahorro, tarjetas crédito etcétera.

Antes de finalizar la llamada, se le solicita a la persona que está siendo engañada una pequeña cantidad de dinero en concepto de resolución del problema, de que deberíamos activar un antivirus, y que su coste e instalación es muy asequible (entre 5 y 15 euros), si queremos que nuestro PC no sufra daños, para lo cual, necesitan que encendamos el ordenador y entremos en una supuesta página web de Microsoft, creada para tal fin por los estafadores, y así recabar una serie de datos nuestros, entre ellos, nombre, dirección, correo electrónico y número de teléfono móvil.
Una vez ejecutado, la víctima pierde el control sobre el mismo, pasando a ser controlado de forma remota por estas personas, incluso, junto con nuestro terminal móvil.

Finalmente, nos advierten de que el producto o antivirus está instalado, debiendo cobrar por los servicios realizados, para lo cual, nos piden que insertemos en dicha página web el número de cuenta y número de tarjeta. Una vez tienen en su poder los datos bancarios, realizan envíos de dinero de las cuentas bancarias y cambio por ‘criptomoneda’, así como compras en diferentes comercios virtuales.

«En una de las denuncias interpuestas se realizó un operación por casi seiscientos euros desde un comercio sito en Bruselas y en el que se compró esta moneda digital», señalan desde la Policía Nacional.

Incluso como novedad, estos delincuentes están solicitando a las personas a las que estafan que muestren su DNI por ambas caras a través de la cámara web de su ordenador.

En otra de las denuncias interpuestas en la Jefatura accedieron a las cuentas bancarias de las víctimas y realizaron movimientos fraudulentos por importantes cantidades de dinero e incluso llegaron a solicitar un préstamo por valor de 3.000 euros. El Grupo de Tecnológicos de la Jefatura Superior de Policía en La Rioja, se encuentra investigando los hechos.

Desde la Policía Nacional se aconseja la utilización de cuentas o tarjetas prepago, para el pago de compras realizadas a través de Internet, con las cuales no podríamos evitar la estafa si nos han engañado, pero al menos, solamente perderíamos el dinero del que disponemos en esas cuentas o tarjeta prepago.

En el caso de recibir este tipo no siga las indicaciones que le den. En caso de duda, ponga alguna excusa, corte la comunicación y llámenos lo antes posible al teléfono de atención al ciudadano de la Policía Nacional 091 o acuda a la Jefatura Superior más cercana.

Publicidad
Banner Semana de la Ciencia UR

También te puede interesar...

Publicaciones relacionadas

Comentarios

Comentarios