Líderes en La Rioja Alta

115.139 visitas en Septiembre. Certificado por OJD.

Estás leyendo: El Seprona investiga a una persona por la muerte de un potro en La Rioja
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El Seprona investiga a una persona por la muerte de un potro en La Rioja

El animal presentaba un aspecto general "deplorable", con fractura abierta en una de sus patas y falta de nutrición

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza -SEPRONA- de la Guardia Civil en La Rioja, ha investigado a un hombre de 62 años, sin antecedentes policiales y residente en una aldea riojana, como presunto autor de un delito de maltrato animal por la dejadez y abandono de los cuidados de una potra de su propiedad.

Los hechos se iniciaron cuando el instituto armado tuvo conocimiento a través de diversas alertas emitidas por el Servicio de Ganadería del Gobierno de La Rioja y por las asociaciones riojanas «Defensa Animal» y «Colaboración Animal», de la existencia en una aldea riojana de una potra que sufría una fractura abierta en una de sus patas sin recibir asistencia sanitaria.

A pesar de la asistencia veterinaria, el animal tuvo que ser sacrificado

Inmediatamente agentes del Seprona junto con el veterinario del Servicio de Ganadería de La Rioja, se trasladaron hasta el lugar de los hechos, donde se también se hallaba el veterinario de la explotación ganadera, pudiendo comprobar ambos cómo la potra de dos meses de edad presentaba un aspecto general deplorable, con fractura abierta en la pata trasera izquierda y falta de nutrición.

Publicidad
Banner Castro Mecánica

Los veterinarios tras llevar a cabo un exhaustivo reconocimiento del equino optaron por su sacrificio, motivado principalmente por la gravedad de la lesión, el tiempo transcurrido desde la misma -20 días según su propietario-, la falta de cuidados sanitarios y el sufrimiento de animal.

Tras el sacrificio de animal por el veterinario de la explotación ganadera, los agentes del Seprona procedieron a notificar al propietario su condición penal de investigado. Esta persona se enfrenta a penas de prisión de hasta dieciocho meses e inhabilitación especial de hasta cuatro años para el ejercicio profesional, oficio o comercio que tenga relación con los animales y su tenencia -artículo 337 del vigente Código Penal-. Las diligencias instruidas han sido puestas a disposición de la autoridad judicial.

Publicidad
Publicidad
Banner Semana de la Ciencia UR

También te puede interesar...

Publicaciones relacionadas

Comentarios

Comentarios