Líderes en La Rioja Alta
135.334 visitas en Junio. Certificado por OJD
Estás leyendo: Mateos pasa a ser segunda en la lista de Unidas Podemos y Arantxa Carrero, nueva candidata a la Alcaldía de Haro
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Mateos pasa a ser segunda en la lista de Unidas Podemos y Arantxa Carrero, nueva candidata a la Alcaldía de Haro

Según publica hoy el diario El Correo, Patricia Mateos ya no será la candidata a la Alcaldía de Haro por Unidas Podemos "por motivos personales y de salud"

Patricia Mateos ha decidido pasar a segunda línea. Según publica hoy el diario El Correo, Mateos ya no será la candidata a la Alcaldía de Haro por Unidas Podemos “por motivos personales y de salud”. Arantxa Carrero, de 55 años de edad y técnico de emergencias sanitarias, asume el primer puesto de la candidatura y será finalmente la candidata a la Alcaldía.

En declaraciones al mismo medio, Carrero entiende que Mateos se ha visto sometida “a muchísima presión porque el tan cacareado tripartito del Ayuntamiento no le ha puesto nada fácil ejercicio de su labor como concejala y a ella no le ha temblado, sin embargo, la voz a la hora de denunciar todas las injusticias que ha advertido en la gestión del Consistorio”.

Ruta de presentación de candidatas, suspendida

Se anunció para el pasado miércoles un acto en el que iba a acudir Patricia Mateos como candidata al Ayuntamiento de Haro junto a Edith Pérez, candidata al Congreso, Miriam González, candidata al Senado y Raquel Romero, la candidata por Unidas Podemos a la Presidencia de La Rioja, pero esta ruta de presentación de candidatos se suspendió el mismo día por la celebración del pleno, como informó Mateos a HARO DIGITAL a través de un mensaje en Telegram.

Aunque aún no se ha presentado oficialmente la candidatura ni el programa de Unidas Podemos para Haro, Carrero ha avanzado a El Correo que incidirán “básicamente en la participación ciudadana, que ha sido anulada a lo largo de toda la legislatura”. “Se manda, pero no se gobierna. Hay mucha estética, pero muy poca ética”, valoraba Carrero, que acepta con “muchísima ilusión” el reto planteado con Mateos, que pasa a una segunda línea de la actividad política.