Pancrudo de Gómez Cruzado, una de las mejores garnachas del mundo, según Decanter

El vino de Gómez Cruzado es el único representante de la DOCa Rioja en la lista del periodista y escritor Oz Clarke

Pancrudo Selección Terroir, de la bodega boutique del Barrio de la Estación de Haro Gómez Cruzado, es una de las mejores garnachas del mundo para la revista británica Decanter, en una selección de vinos de esta variedad realizada por el periodista y escritor Oz Clarke.

Con el titular ‘Gloriosa Garnacha’, Decanter lleva a su portada la puesta en valor de la variedad Garnacha como una de las más importantes del mundo y, hasta recientemente, la más plantada de las variedades tintas.

El único representante de Rioja

Clarke ha escogido sus garnachas favoritas a partir de las nominaciones que han realizado expertos de todo el mundo de sus respectivas regiones. De esta manera, Pancrudo 2015 es la única Garnacha representante de la DOCa Rioja. El periodista y escritor ha celebrado incluir en el listado “una garnacha 100% de Rioja”. “Apoyo que la región se aleje del dominio de Tempranillo”, afirma. Decanter destaca que cuando se elabora como un varietal 100%, la Garnacha “necesita habilidad y entrega”.

Pancrudo Selección Terroir es un vino de pueblo que nace en el viñedo viejo de Badarán, en el valle del Alto Najerilla, un paisaje de premontaña con clima continental extremo. Se trata de una zona muy fría y límite para el cultivo de la Garnacha, variedad que muestra su expresión más singular, delicada y sutil en este territorio históricamente de claretes, redescubierto para la obtención de tintos de gran finura, acidez y frutosidad, como destacan desde Gómez Cruzado.

Con respecto a la recuperación de la variedad, Clarke destaca la “amplia disponibilidad de las viejas vides de Garnacha en gran parte de España y el sur de Francia significa que se pueden comprar uvas o se puede arrendar tierra de manera relativamente económica”.

Pancrudo realiza la fermentación maloláctica en un huevo de hormigón y en barrica de roble francés, con un tostado especialmente elegido para que no interfiera en el carácter primario del vino. El 65 por ciento de la producción se mantiene 12 meses en barrica nueva de roble francés y el 35 por ciento en huevo de hormigón.

Comentarios