La lluvia también ha hecho estragos en San Vicente de la Sonsierra, donde ha obligado a suspender la procesión de los ‘Picaos’ y a trasladar a los disciplinantes a la Iglesia de Santa María donde han realizado la penitencia ante numeroso público que ha abarrotado el templo y que ha respetado en todo momento el acto.

Desde la Cofradía, se ha informado que la procesión se suspendía por la seguridad de las imágenes y de los disciplinantes. La madeja con la que se autoflagelan es de algodón y si se moja, la penitencia aún puede ser mucho más dura.

Iglesia abarrotada de público

Ya en el interior de la iglesia, los ‘picaos’ no han podido realizar las estaciones del Vía Crucis, propiamente dichas, por el gran número de personas que se había congregado en su interior, pero han podido realizar la penitencia ante las imágenes que se procesionan en Jueves Santo.

Sólo el sonido de los azotes ha roto el silencio en la iglesia de San Vicente de la Sonsierra donde el público ha mantenido en todo un silencio sepulcral. Las procesiones de los Picaos fueron declaradas Fiesta de Interés Turístico Nacional en 2005 y en 2016 Bien de Interés Cultural Inmaterial.

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.