El Haro encara la Copa bajo mínimos

Los blanquinegros visitan este jueves el campo del Llagostera (20:00) en la primera eliminatoria de la Copa del Rey con bajas importantes
La plantilla del Haro, antes de emprender el viaje a tierras catalanas | Foto: Donézar Fotógrafos

El Haro Deportivo se mete de lleno en la mecánica de la Copa del Rey más imprevisible de la historia, marcada desde la noche del martes por auténticos bombazos y sorpresas, al menos en esta primera eliminatoria, para el equipo jarrero que afronta este jueves (20:00 horas) y ante el Llagostera un cruce marcado por los inconvenientes. De todos los estilos y de amplio espectro.

El primero de ellos, que el equipo de Aitor Calle, compuesto en la mitad de los casos por jugadores que se mueven a medio camino entre la competición futbolística y el ámbito laboral, se mueve con lo justo, y lo justo cuando se disputan dos torneos oficiales siempre es demasiado poco, y más cuando el objetivo primordial es la permanencia en la categoría.
Con apuntes que sólo pueden enteder dentro de un clima de mal fario y complican mucho más las cosas.

Joseba, duda hasta última hora

En el entrenamiento del lunes, Joseba García tuvo que ser trasladado al servicio de urgencias del Centro de Salud de Haro con un ojo totalmente hinchado, al haber sufrido un choque fortuito, y la lista de disponibles para el duelo se reduce a tan sólo catorce jugadores.

Por ello es comprensible que el técnico vizcaíno recurra al adjetivo que más veces ha venido utilizando desde que arrancara esta temporada para calificar el choque de este miércoles ante el Llagostera: “Complicado. Aunque se trate de un recién ascendido” al grupo mediterráneo de Segunda B.

“La temporada que está haciendo no es por casualidad. Es un equipo perfectamente adaptado al terreno de juego que tiene, está muy trabajado, cuenta con un perfil de jugador muy físico, rápido en la zona de ataque y muy fuertes en defensa”, explica Calle, que añade que “se trata de una salida muy comprometida. Y mucho más aún con el viaje de por medio”.

Y ése es otro de los inconvenientes con los que se encuentra el club. Hasta tal punto que ha decidido no recurrir a ninguno de los jugadores del filial para no alterar su actividad académica y esperará, por lo tanto, a la evolución de hombres como Joseba García, confiando en que no se rompa nadie más porque el domingo se regresa a la Liga y allí es donde se juega realmente la supervivencia la entidad blanquinegra.

Condicionado “a lo que se tiene”

De esta manera, todos los cálculos que podría haber realizado Calle para el torneo del KO se han visto reducido a cenizas con las últimas bajas. Más allá de lo que podría haber planificado hasta hace una semana queda condicionado ahora “a lo que se tiene”, aunque tampoco se intuye que vayan a producirse demasiados cambios con respecto al once que viene jugando hasta la fecha, ya de por sí sujeto a cambios y rotaciones semana tras semana.

El Haro encara la Copa bajo mínimos 1
Óscar Loza, defensa del Haro: “Estoy muy ilusionado con este partido. Es un premio merecido tras una gran temporada. Hemos competido en todos los encuentros de temporada y éste no será menos. Daremos la cara, queremos traer un partido de Copa a casa”.

Pero el Haro, a pesar de los inconvenientes, no le pierde la cara al reto porque la intención es “pasar ronda y dar una alegría a la afición, ya que el sorteo no les va a permitir estar en esta primera eliminatoria”. “Es algo que se merecen y que, creo, merecen nuestros jugadores para disfrutar con los seguidores de una fiesta en El Mazo”, defiende Calle recordando, no obstante, de todas las circunstancias a las que habrá de sobreponerse el equipo, “al margen de las bajas que se puedan arrastrar finalmente”.

Una es el viaje de larga distancia que deberán realizar los jugadores, con lo que supone de carga para las piernas. Otra el horario. Y la tercera y última, seguramente la que más preocupa al entrenador blanquinegro, “no es tanto el material del campo como sus dimensiones”. Un terreno de juego reducido y al que el Llagostera le saca máximo rendimiento “porque le tiene muy cogidas las medidas”, como demuestra el balance de los cinco últimos partidos de liga que ha disputado. No ha perdido ninguno y sólo ha encajado un gol. “Eso habla mucho de ellos”, advierte el técnico, “porque se trata de un rival que maneja muy bien la estrategia”.

La gran duda para el Haro es lograr la hazaña con un parte de bajas en el que aparecen, sin opciones de recuperación, Unai Arguiarro, Álex Valiño, Aimar, Ibáñez y Edu Medrano. Viaja Joseba García. Pero sólo confiando en que remita la lesión ocular que sufrió esta misma semana. A tocar madera.

Comentarios