La asociación Pilotarien Batzarra premia en Labastida la pasión por la pelota

Con motivo del homenaje que se hace cada año a referentes de la pelota de cada provincia, por La Rioja el galardón recayó en Carlos Cañas, pelotari aficionado de Hervías, juez de pelota e impulsor del Club de Pelota Calceatense
Homenaje Labastida

El pasado domingo en Labastida, la asociación de amigos de la pelota Pilotarien Batzarra homenajeó en su XXXIV asamblea a diferentes referentes de la pelota de cada provincia.

En La Rioja, por su pasión por la pelota, el galardón recayó en Carlos Cañas, pelotar aficionado de Hervías, juez de pelota e impulsor del Club de Pelota Calceatense.

Cañas, como pelotari aficionado, jugó el Interpueblos de La Rioja desde 1980, primero en Hervías y luego en localidades como Santo Domingo de la Calzada, Villar de Torre y Ezcaray. Fue campeón de La Rioja de primera y de segunda categoría. Representó después a Nájera en el Campeonato de Clubes de La Rioja y en el Nacional, logrando el ascenso a Segunda Categoría.

Además de participar en festivales veraniegos, jugó también los torneos de Fuenmayor y Baños de Río Tobía, ganando este último en el año 2000. Cañas consiguió el título de juez territorial de pelota en 1996 y a partir de 1999 el nacional.

En el año 2001 crea el Club de Pelota Calceatense, ejerciendo las labores de entrenador y presidente hasta la actualidad. Tras un inicio en solitario, más adelante tuvo la ayuda de Miguel Capellán como entrenador y desde hace cinco años cuenta con la gran ayuda de Fausto Gambero.

Carlos Cañas, homenajeado en Labastida.

Por todo ello, Cañas fue homenajeado este pasado domingo, junto a otros tantos nombres propios de la pelota, dentro del acto organizado por la asociaciñon Pilotarien Batzarra en Labastida, que contó con la presencia de la alcaldesa Laura Pérez.