La Escuela de Patrimonio de Nájera presenta su programación para 2020

El centro organizará catorce cursos especializados e incluye por primera vez uno dedicado a la construcción de un gemelo digital a partir de un objeto real, con importantes aplicaciones posteriores para fines museográficos o de estudio

El Consejo Académico de la Escuela de Patrimonio Histórico de Nájera aprobó ayer su programación para 2020, que incluye catorce actividades formativas y dos exposiciones temporales. La primera llegará en marzo bajo el título ‘Las cuevas de Nájera’ y mostrará la importancia de la conservación del rico patrimonio local con el objetivo de que se conozcan y aprecien estas cuevas, su estructura interna y los múltiples usos que han tenido a lo largo del tiempo.

La exposición, abierta hasta junio, será realizada por el Centro Europeo de Información y Promoción del Medio Rural (CEIP), en colaboración con el ayuntamiento. Posteriormente, coincidiendo con el curso dedicado a la técnica del esgrafiado, se inaugurará En cal viva, que mostrará imágenes de gran belleza sobre la obtención de la cal artesanal de Morón, declarada por la Unesco Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.
Cursos especializados y tecnología aplicada al patrimonio

14 cursos especializados

La oferta formativa de la Escuela de Nájera, institución dependiente del Ministerio de Cultura y Deporte, incluirá catorce cursos especializados, muchos de ellos de carácter práctico, como el dedicado a la conservación preventiva de los bienes culturales, el orientado al conocimiento de las herramientas básicas para la documentación fotográfica del patrimonio y el destinado al conocimiento del software PhotoScan de documentación 3D.

En esta línea formativa dedicada al conocimiento de la tecnología aplicada al patrimonio, la programación incluye por primera vez un curso dedicado a la construcción de un gemelo digital a partir de un objeto real, que puede posteriormente aplicarse con fines museográficos o de estudio.

Entre las novedades formativas para este año se incluyen cursos dedicados a tipos patrimoniales concretos, como las campanas, portadoras de valores culturales materiales e inmateriales, o el patrimonio portuario, una propuesta dedicada al conocimiento del patrimonio industrial situado en espacios de gran potencial para el planeamiento urbanístico y territorial.

La programación presenta otras actividades sobre tintes y colorantes, como el curso dedicado al conocimiento de los tintes orgánicos utilizados en la fabricación de los pigmentos laca, o la aproximación histórica, simbólica y suntuaria al color negro. En este ámbito sobresale también el trabajo destinado a conocer las técnicas empleadas por Mariano Fortuny en sus diseños textiles.

Entre las propuestas de tipo técnico destacan el curso destinado a profundizar en el esgrafiado aplicado a los revestimientos tradicionales o las propuestas de carácter histórico-artístico, como el estudio de los grafitos del claustro bajo del edificio de Yuso, en el monasterio de San Millán de la Cogolla.

La Escuela de Patrimonio de Nájera presenta su programación para 2020 1

Por último, son de especial interés las propuestas dedicadas a mostrar la metodología de estudio desarrollada por el Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE) sobre techumbres de madera pintada o los problemas de conservación de la pintura mural.

Doce años formando especialistas en conservación y restauración

La Escuela de Patrimonio Histórico de Nájera fue creada en 2008 como un centro de formación especializado en conservación, restauración, rehabilitación e investigación de bienes culturales. Desde entonces, la institución se ha consagrado como un centro de formación que difunde los principios, métodos y criterios de intervención en el patrimonio cultural.

La Escuela cuenta con una sala de exposiciones temporales, referente en la oferta cultural del municipio.

El Consejo académico de la Escuela que acaba de aprobar la programación está integrado por cinco vocales designados por el Ministerio de Cultura y Deporte y otros cinco nombrados por las instituciones representadas en el Patronato del Monasterio de Santa María la Real de Nájera: los Gobiernos de Navarra, La Rioja y País Vasco.

Comentarios