Los organizadores de la protesta cívica ante el Circo Coliseo del pasado jueves 13 de julio tienen intención de presentar una propuesta en el pleno del próximo 6 de septiembre. En ella se pedirá que se cambie la ordenanza municipal y de esta manera no se autoricen en la ciudad jarrera las actuaciones de espectáculos de este tipo con animales salvajes.

Estos son algunos de los argumentos en los que se basa la propuesta que se presentará en el pleno del próximo 6 de septiembre. El siguiente texto está firmado por Nerea Larrea, activista que ya lanzó en su día en Change.org la petición que exigía la prohibición de la actuación del Circo Coliseo en Haro:

“Cuando protestamos en contra de los circos con animales salvajes no lo hacemos por protestar porque sí, como algunos piensan que hacemos. Lo hacemos porque somos conscientes de lo que hay detrás de un elefante a dos patas o de un león que salta por un aro de fuego. Somos conscientes de cómo se llega a que esos animales, que nunca realizarían dichas conductas de forma natural, las realicen y queremos que el resto de personas, de Haro, en este caso, también sean conscientes de ello.

El adiestramiento implica violencia, hambre, y asociaciones de un sonido, una palabra, o un gesto con el dolor que recibieron en los entrenamientos anteriores

El gran protagonista del Circo Coliseo es el elefante. De los elefantes os puedo contar que la gran mayoría de los que hay o había en los circos de Europa fueron capturados de su estado salvaje cuando eran crías recién nacidas. Estos animales, al igual que el resto de animales salvajes en este tipo de espectáculos, son obligados a realizar “trucos” que no entienden, que les cuestan, o que les duelen. Además, sufren un grandísimo estrés, sobre todo en el viaje, donde tienen que soportar trayectos muy largos en vagones y jaulas donde apenas tienen espacio para estar de pie o darse la vuelta. También sufren estrés cuando se les saca al escenario, donde son cegados por luces de colores, ruidos de música y niños y adultos gritando y aplaudiendo, asustados por personas que no conocen, como es el público, y de las que sí conocen, como es el domador.

El adiestramiento implica violencia, hambre, y asociaciones de un sonido, una palabra, o un gesto con el dolor que recibieron en los entrenamientos anteriores. Los domadores usan condicionamiento clásico y operante, y los animales entienden que: o realizan el truco, y satisfacen al domador o recibirán un castigo. Los animales no se paran a dos patas porque les haga gracia o quieran divertir, lo hacen para evitar el sufrimiento. Si no lo hacen a la primera, el domador suele dar un latigazo, que les recuerda el dolor que experimentaron durante los entrenamientos y ejecutan el número, temerosos de éste.

Dejando por un momento de lado el tema de que estos animales sufren al ser entrenados y durante la actuación, quiero comentar también las condiciones naturales que se le niegan a un animal desde el momento en el que se le saca de su hábitat.

Se les niegan los comportamiento naturales mas básicos, como caminar largas horas en el caso de los elefantes, cazar en el caso de los leones o los tigres, socializar, jugar (porque sí, los animales salvajes también juegan entre ellos, pero lo hacen sin realizar “trucos”).

Las situaciones en las que se ven los animales en circos o zoológicos ambulantes les provocan problemas psicológicos graves, como es la zoocósis

Las emociones de los elefantes son muy importantes para entenderlos como seres sintientes, son capaces de llorar al igual que los seres humanos. Pueden ser muy emocionales en momentos como el nacimiento de nuevos bebés y en la muerte de otros. Cuando una mamá elefante resulta herida o muere, los demás intervendrán para ayudar y garantizar que las crías sobrevivan. Son muy buenos sustitutos cuando es necesario. Tienen una estructura social mas compleja que la de la mayoría de los animales, una excelente memoria, y se reconocen entre ellos y así mismo en superficies reflectantes; lo que es un claro indicativo de inteligencia.

Las situaciones en las que se ven los animales en circos o zoológicos ambulantes les provocan problemas psicológicos graves, como es la zoocosis. Esto implica comportamientos repetitivos en los animales, como por ejemplo el balanceo de la cabeza en elefantes; dar vueltas en las jaulas de manera obsesiva durante horas como sucede en leones y tigres. Y en primates, que aunque en el Circo Coliseo no hay, en muchos otros sí, incluso la automutilación.

No, claro que cuando visitamos a los animales media hora antes de la función no están heridos, ni sucios, ni hambrientos, ni cabreados. Porque el entrenamiento se hace cuando son pequeños, recién capturados, y se refuerza días antes de la actuación. Los señores del circo no son tontos, y llevan muchos años en este negocio. Las conclusiones del congreso “Animales silvestres en cautividad”, celebrado en Bruselas en 2013, distan mucho de las opiniones de la patronal circense.

El documento, firmado por entidades como la Federación Europea de Veterinarios, señala que los Estados miembro de la Unión Europea deberían “prohibir el uso de todos los animales salvajes en los circos y zoológicos ambulantes en reconocimiento del hecho de que las condiciones no satisfacen probablemente las necesidades básicas y específicas de cada especie”. Cada vez son mas los países que se suman a la iniciativa de ser libres de circos con animales. En España 200 ciudades. Incluso los circos empiezan a prescindir de estos números, como es el caso del circo que donó sus animales a reservas naturales específicas para estos.

Circo sí, con trapecistas, malabaristas, magos, payasos, y muchas otras personas con un talento increíble que mostrar al mundo; pero sin animales

A los que apelan a los niños les digo que los circos muestran a los niños una realidad distorsionada a través de animales alejados de su medio y de su familia, privados de su libertad. En contraposición a esto nosotros defendemos que hay que enseñar a los niños a respetar las demás formas de vida y el valor que tiene para los animales la suya propia. Seguramente a todos nos causa una gran impresión estar cerca de animales salvajes, pero es mejor imaginarlos libres y desarrollando sus capacidades naturales, en documentales, o en ambientes naturales donde su dignidad y su libertad no se haya visto anulada.

Los circos no tienen por qué prohibirse, ese nunca ha sido nuestro objetivo. ¡Nos encanta el circo! y nos encantan los animales. Por eso consideramos que pueden existir de forma independiente. Circo sí, con trapecistas, malabaristas, magos, payasos, y muchas otras personas con un talento increíble que mostrar al mundo; pero sin animales.

Además de todo esto, y por añadir un problema más: los accidentes y los escapes de animales en los circos son frecuentes. Algunos terminan con personas gravemente heridas, incluso muertas y siempre con la muerte del animal, abatido a tiros, un animal que sólo quería recuperar su libertad.

Por todo esto, creemos que los circos con animales salvajes tienen que empezar a ser cosa del pasado, tienen que reinventarse y volver con nuevas formas de entretener a niños y adultos, sin maltrato, cautiverio, ni dolor de por medio.”

¿Te ha parecido útil esta información?

Total 19 Votos
9

¿Qué es lo que no te ha gustado? ¿Cómo crees que podemos mejorar?

+ = Intruduce el resultado de la operación para evitar mensajes de SPAM

1 Comentario

  1. Considero que unos animales en buen estado, con todos los papeles reglados, no puedes juzgar si fueron maltratados .No obstante he visto que has dado muchas consideraciones a los animales ya que son lo más importante en esta historia y en ningún caso he visto una solución ideal para el pobre animal. ¿Donde van a ir si el circo cierra ?¿si se renueva y quita a los animales como planteas?A un zoológico, a una protectora, los van a sacrificar,…si se te ocurre algo mejor dilo, pero pienso que en cualquiera de esos sitios va a sufrir la Zoocosis que tambien se da en los zoologicos, provocada por aburrimiento y abandono, palabras que no has mencionado en tus razones. Pero dime que van a hacerse con los pobres animales, si no los llevan a ningún sitio con animo de lucro,protectoras de animales o asociaciones que cobran la entrada 6 euros . Para destruir una carcel, primero se piensa que hacer con los presos, y si los vas a introducir en otra, asegúrate de mejorar sus condiciones. Me gustaría tambien saber de donde sacan los circos los animales salvajes ya que he leído que se consiguen a través de otros circos,animales de zoológicos e incluso protectoras.Es la pescadilla que se muerde la cola llenando los bolsillos.

¿Cómo envío mi comentario?

Para poder enviar un comentario es necesario que te identifiques.
Tienes 2 maneras de hacerlo:

  1. Registrándote en nuestra web y posteriormente iniciando sesión con tu usuario y contraseña.
  2. Conectándote a través de alguno de tus perfiles de Facebook, Twitter o Google (Más abajo aparecen los 3 botones)