Líderes en La Rioja Alta

104.316 visitas en Septiembre. Certificado por OJD.

Estás leyendo: Las Jornadas Micológicas de Haro premian a Manuel Merino y homenajean a Beethoven

Las Jornadas Micológicas de Haro premian a Manuel Merino y homenajean a Beethoven

Con todas las adversidades meteorológicas de este año, la Asociación Deportiva Toloño ha logrado mantener vivas las Jornadas Micológicas Jarreras con un programa de actividades como antes de la pandemia, sin renunciar a nada y con un sentido homenaje. Se sabe que los hongos y setas se regeneran por esporas y que aprovechan la humedad, por leve que sea, para alimentar su desarrollo de forma espontánea y sostenida, y construir a su alrededor un ecosistema especial, único, fundamental para el nacimiento de muchas especies del entorno.

Pues todo lo contrario de lo que ha primado en este año climático de sed que ha estirado el verano más allá de lo habitual y la primavera hasta finales de este mes de octubre, sin garantías de recuperar la estación del frío en las próximas semanas.

En este raro escenario, el hecho de que la asociación Toloño haya sido capaz de celebrar sus Jornadas Micológicas por vigésimo octava vez constituye todo un milagro, porque nunca el tiempo jugó tan en contra de su esfuerzo. «Ha sido una campaña tan difícil que llegamos a pensar en suspenderlas».

Publicidad
Banner Castro Electromecanica

Pero la cobertura que interrelaciona a colectivos de Miranda de Ebro, Bilbao y Sestao, junto al de Haro, disipó todas las dudas que asaltaban a sus promotores y la entidad jarrera, vino a explicar su presidente, Esteban García, consiguió presentar ante el público de la Plaza de la Paz 114 especies, cinco de ellas no recogidas en la zona hasta la fecha, confirmaba el equipo encargado de clasificar los ejemplares recolectados a lo largo del pasado sábado.

Todo un exitazo, si se tiene en cuenta que a lo largo de los últimos meses «apenas ha llovido» sobre la comarca de Haro. «La Sierra de la Demanda está seca. También Sierra Cantabria y los Obarenes», remarcaba al repasar todo lo realizado en estos días por los miembros de la asociación. «Para conseguir ejemplares que exponer en esta ocasión tuvimos que realizar muchos kilómetros», desplazándose a Soria, Vizcaya, Álava y Burgos.

Publicidad

Sin embargo, el tesón y empeño de sus impulsores permitió, cuando menos, «cubrir el expediente con buena nota y a la espera de que lleguen tiempos mejores», manteniendo la salida didáctica que, según refrenda García, ha permitido integrar en un mismo proyecto a cuatro asociaciones del norte del país, todas ellas con sección específica centrada en el universo de los hongos y las setas.

Exposición de ejemplares este domingo

en varios expositores, donde se informaba de manera detallada de la identidad y características de cada una de las setas cosechadas por los participantes en las salidas de los dos últimos sábados, advirtiendo si era comestible, de su calidad gastronómica o de su toxicidad, pudiendo llegar al máximo riesgo.

Las Jornadas Micológicas de Haro premian a Manuel Merino y homenajean a Beethoven 1

De acuerdo con los datos que maneja Pablo Vozmediano, otro de los miembros que se encarga de la catalogación de las especies que se encuentran junto a otros especialistas y colaboradores, nunca hubo una edición tan corta de ejemplares porque incluso en el año 2008, el más limitado hasta el momento, se llegaron a recolectar 131 variedades micológicas y al menos 16 no aparecían hasta ese ejercicio en sus registros.

En la mayoría de los casos, la media se sitúa por encima del centenar y medio, y llega a superar las dos centenas en algunas convocatorias, sin que ninguna haya superado el récord, establecido en 2004 con 254 ejemplares y 54 variedades nuevas en su catálogo.

En esta ocasión han aparecido especies tan sabrosas como la Amanita Caesarea, el Agáricus Bisporus, el Boletus Aéreus o el Pleurotus Eryngii. Otras especialmente tóxicas y hasta venenosas, como las Amanitas Muscaria, Pantherina y Phalloides, ésta mortal de no tratarse a tiempo a quien la ingiere. También la Suillellus Satanás, que sólo se había dejado ver a los ojos de los miembros de Toloño en dos cursos.

Porque en esa relación se recogen, también, los ejemplares que más se prodigan y los que aparecen de forma puntual. En el primer cupo figuran, por ejemplo, la Amanita Citrina, la Russula Sardonia, el Suillus Granilatus, la Trametes Multiculor, la Tricholoma Terreum o la Tricholoma Rutiums. Y en el segundo la Tricholoma Viccinum, la Russula Foetens o la Russula Heterophylla que sólo apareció en 2005.

El premio Carlos Aguirre fue a parar este año a Manuel Merino y la AD Toloño también quiso reconocer el apoyo del Restaurante Beethoven con un sentido homenaje.

Más imágenes

Publicidad
Banner Le Must Decor

Hazte embajador de Haro Digital

Ayúdanos a hacer que este proyecto, el proyecto de todos, siga adelante. Con tu aportación es posible.

También te puede interesar...

Publicaciones relacionadas

Comentarios

Comentarios