El edificio de Siervas de Jesús, a la espera de compradores

A preguntas en el pleno del pasado martes, la alcaldesa Laura Rivado desveló que hay empresas interesadas en la compra del inmueble

El Gobierno local y los dos partidos de la oposición en Haro, PP y Ciudadanos, siguen alejados en sus posturas, aunque a veces más en las formas que en el fondo. Buena muestra fue el pleno del pasado martes, con dos cortes de luz incluidos.

En la sesión salió adelante con el único respaldo de PSOE, Partido Riojano y Podemos la propuesta realizada por el equipo de Gobierno para dar luz verde a la enajenación del edificio municipal de Siervas de Jesús, antiguo hospital del siglo XVIII. Se abstuvo el PP y votó en contra Ciudadanos. En ambos casos con argumentos muy parecidos.

El PP de acuerdo en el fondo

Para Alberto Olarte, portavoz del PP, las formas de Laura Rivado, al cargar contra la gestión realizado durante sus años de mandato para anunciar su intención de sacar a subasta el inmueble con un precio de 165.000 euros no fueron adecuadas. El texto del acuerdo contiene, además, una cláusula que impone que su destino sea a usos de carácter turístico, preferentemente a la apertura de un nuevo hotel.

Olarte cuestionó la actitud de la alcaldesa y lamentó que se criticases públicamente el empeño de su predecesor en el cargo, Patricio Capellán, por ofertar el edificio a diferentes empresas hoteleras sin éxito para justificar así la iniciativa del Ayuntamiento. Por todo ello, aún estando de acuerdo en el objetivo final de la propuesta, optaron por desmarcarse, algo parecido a lo que ocurrió con los dos concejales de Ciudadanos, que se opusieron directamente.

Rafael García reprochó a Rivado que se anunciase esta enajenación y subasta del inmueble “sin comentar nada” con el resto de los grupos políticos. “Si es que tienen una opción de compra, nos lo dicen, nos lo cuenta y quizás tienen nuestro voto a favor”, le dijo García a la alcaldesa. Con todo, la propuesta salió adelante y el edificio se pondrá a la espera de compradores.

Agenda pública

Fue curioso, por otro lado, el resultado de la moción presentada por Ciudadanos para solicitar que la agenda pública de los tres liberados del Consistorio fuese colgada en el portal de transparencia del Ayuntamiento. Rivado pidió a Ciudadanos que retirase la propuesta al considerar que estaba “mal presentada” porque en el Ayuntamiento no hay concejales liberados “a jornada completa”, sino que están obligados laboralmetne “al 90 % de dedicación”.

A esto Fernando Castillo contestó que no pensaban retirarla y que presentaban la moción en cumplimiento de los compromisos de transparencia pública y con el convencimiento de que los ciudadanos “tienen derecho a saber” qué labor desempeñan los tres concejales: Laura Rivado, Leopoldo García y Arantxa Carrero.

En estas, el equipo de Gobierno local decidió abstenerse y la propuesta salió adelante con el respaldo de Ciudadanos y del PP, que también optó por sumarse a la petición.

Comentarios