El Ayuntamiento de Haro abre sus dependencias al público con ciertas restricciones

El horario de atención al público, con determinadas restricciones, será de 10:00 a 13:00 horas

Haro entra de lleno en el ámbito de lo reconocible, noventa y nueve días después de la imposición del estado de alerta en todo el país, y abre las puertas de su Administración al público desde mañana mismo. Lo hace, no obstante, con ciertas restricciones para ajustarse a las medidas de control decretadas por las autoridades sanitarias para evitar la reaparición de una epidemia que en su caso llegó antes que a ningún otro rincón de la Comunidad. Más concretamente a primeros de marzo.

La vuelta a la normalidad, y la reapertura de los servicios municipales, es anunciada mediante decreto de Alcaldía por Laura Rivado, que establece en su notificación las condiciones que definirán la relación provisional entre los funcionarios del Consistorio jarrero y los ciudadanos.

Horario de atención al público

La primera de ella limita, en concreto, el plazo de atención al público que se restringirá de 10:00 horas de la mañana a 13:00 horas del mediodía, de lunes a viernes. Aunque con cambios que afectan, fundamentalmente, a la redistribución espacial de las diferentes unidades, ya que buena parte de ellas se trasladan de las plantas superiores (fundamentalmente de la primera y tercera, ya que la segunda está ocupada por los departamentos de carácter económico) a la baja para facilitar el acceso y eliminar, de esa manera, el uso de escaleras y ascensor.

Allí estarán localizados, según recoge el documento firmado por la alcaldesa de la ciudad, los servicios de información, Registro General, Padrón y Estadística, Recaudación, atención al público, Aguas, Cementerio y Obras menores, quedando prohibida la entrada al edificio consistorial “de más de una persona ajena a la organización municipal por cada puesto, debiendo esperar el resto de ciudadanos fuera del mismo”.

Será la ordenanza, o aquella persona que supla al titular del departamento, el que se asegurará del cumplimiento de la medida y de la limitación del aforo establecido en esta orden que fija, al mismo tiempo, “medidas de protección colectiva en los puestos de trabajo”, poniendo a disposición de funcionarios y usuarios “agua, jabón o geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida” en cada uno de ellos.

El Ayuntamiento de Haro abre sus dependencias al público con ciertas restricciones 1

Lógicamente, se impone el mantenimiento de una distancia de 1,5 metros entre el personal, tal y como establecen los protocolos e instrucciones marcados por las autoridades sanitarias y, al mismo tiempo, el plan de reincorporación elaborado por el servicio de prevención.

Es éste el que garantiza que, al reactivar la mecánica administrativa del Concejo, “se dispondrá de mamparas de separación en los puestos de trabajo de atención al público y en aquellos mostradores que también lo precisen por las características del puesto. No así de manera general”, matiza en todo caso el decreto de Alcaldía, “en los despachos individuales. Para las reuniones se utilizarán preferentemente cada una de las salas de reuniones con el fin de asegurar la distancia de seguridad entre los asistentes”.

Más apuntes sobre el entramado que definirá el reencuentro del Ayuntamiento con sus vecinos. Aunque la directriz establecida en el documento facilita el acceso trasladando a la planta baja la práctica totalidad de los servicios que están a disposición de los jarreros, y se preservan las plantas superiores, se contempla la posibilidad de que los ciudadanos puedan subir a ellas para ser atendidos por los técnicos municipales aunque “sólo en casos ineludibles o de naturaleza excepcional, siempre con cita previa y cumpliendo las medidas higiénicas, sanitarias y de distanciamiento establecidas, pudiendo impedir el acceso de quien vulnere o incumpla dichas medidas”.

Al aceptarse estas excepciones queda claro que, en todas ellas, “se requerirá confirmación previa de la cita por parte de la ordenanza, el funcionario o el miembro de la Corporación y del visitante”.

Todo “hasta nueva orden” y después de analizar las solicitudes tramitadas “para efectuar trabajo no presencial por parte de los empleados municipales”.

Comentarios