Líderes en La Rioja Alta

122.727 visitas en Enero. Certificado por OJD.

Estás leyendo: El Ayuntamiento de Haro ultima su nueva ordenanza de terrazas

El Ayuntamiento de Haro ultima su nueva ordenanza de terrazas

El borrador del documento fue presentado esta semana a los miembros de la Comisión de Servicios y detalla, entre otras cosas, cómo tendrá que ser el mobiliario de algunos números de la plaza de la Paz y de la plaza Juan García Gato

El Ayuntamiento de Haro trabaja en un borrador para poner en marcha la tramitación de la tercera modificación de la ordenanza que regula la «ocupación de terrenos de uso público por mesas, sillas y otros elementos con finalidad lucrativa», o lo que es lo mismo: de terrazas con veladores y quioscos de hostelería.

En este borrador en el que se trabaja se pueden ya ver algunos de los cambios que pretende introducir en la normativa que fue aprobada por unanimidad en 2020, en vigor desde febrero del año pasado, pero puesta en duda por el propio equipo de Gobierno local, algo que dejó perplejos a muchos hosteleros incluso.

El documento, que está preparado para gestionar la ocupación temporal o permanente con «mesas, sillas y toldos sin cerramiento estable, terrazas con estructura estable y barricas o comportas», deja claro, eso sí, que «sólo se concederán licencias a establecimientos hosteleros de carácter permanente», y que, en ningún caso, se permitirá a las actividades, aun vinculadas al mismo sector, que se lleven a cabo con motivo de «ferias, festejos, actividades deportivas, culturales o gastronómicas, o celebraciones ocasionales».

Publicidad
Banner Natura Resort

Requerimientos técnicos

Después de esto, el borrado detalla los requerimientos técnicos que tendrán que cumplir estas instalaciones. Por ejemplo, se impone de forma genérica que tendrán que dejar «completamente libres» los registros de servicio público o privado, pasos y vados; que no utilicen en ningún caso alcorques, troncos o ramas de árboles como soportes, y que no dificulten las maniobras de los vehículos que deseen acceder a sus garajes ni el tránsito de las personas por las aceras, no ocupando para ello los espacios que estén próximos a las entradas a viviendas u otros establecimientos comerciales.

De esta manera, el espacio susceptible de afección con terrazas de veladores anejas se reduce a 100 metros cuadrados, y están obligadas a conformar «un único conjunto homogéneo», a no superar los 10 metros de distancia entre los elementos que las componen y a dejar una distancia mínima sobre la fachada de 2 metros, salvo en el ámbito del Plan Especial de Progección del Casco Antiguo, siempre y cuando el negocio y su terraza no estén separados por una vía de rodaje permanente de vehículos. En este caso sí se aceptaría la existencia de «casos excepcionales suficientemente justificados en los que, atendiendo a la intensidad de uso, pueden autorizarse, conforme al criterio municipal», porque en ese caso «no podrá autorizarse la instalación».

Publicidad

Hay más. Si existe más de un local en el mismo edificio o en edificios que estén cerca, y estar todos interesados en conseguir una licencia de ocupación, cada uno de los establecimientos hosteleros podrá ocupar la longitud del ancho del frente de fachada que ocupa, repartiéndose así el resto entre los colindantes a partes iguales. Eso sí. Está la posibilidad de rebasar el medianil, hasta alcanzar los 15 metros de longitud de no solicitar licencia un tercero.

Terrazas COVID

En el documento se hace referencia explícita a la pandemia de la COVID al aceptar «la ocupación de la calzada destinada a aparcamiento mediante terrazas de veladores, siempre que se cumplan las condiciones de accesibilidad del espacio a ocupar respecto de su entorno y bajo criterio municipal». Para encarar la redacción de una nueva ordenanza, el equipo de Gobierno municipal argumentaba que la crisis sanitaria provocada por la COVID «ha puesto de manifiesto la necesidad de disponer de espacios más abiertos para el servicio hostelero y de restauración, justificando así la ocupación en la mayoría de los casos del dominio público viario con terrazas y veladores, que permita el sostenimiento de la actividad con arreglo a los nuevos usos y costubmres que se han instaurado con motivo de las medidas para evitar la propagación y contagio de enfermedades víricas de transmisión aérea, principalmente por coronavirus».

El Ayuntamiento de Haro ultima su nueva ordenanza de terrazas 1

Según el borrador en el que trabaja el Consistorio, la nueva ordenanza permitiría la instalación de barricas, comportas o similares adosados a la fachada, también de mesas y sillas, y hasta de veladores con estructura estable que, como en los dos supuestos previos, deberían dejar «una anchura de paso libre igual o superior a 2 metros entre los elementos de la terraza y la fachada del edificio donde se ubique el establecimiento hostelero».

Aunque, eso sí, hay matices con respecto a la localización de estas terrazas. Así, en los números impares de la plaza de la Paz, desde el Palacio de Bendaña hasta el Arco de San Bernardo «se permite la instalación de terrazas dejando una anchura de paso libre igual o superior a 2 metros entre la fachada del establecimiento y los elementos de la terraza».

En el número 8 de la plaza de la Paz, donde se ubica el Café Suizo, se aceptaría dejando «un paso libre de una anchura igual o superior a dos metros» y «expedita la entrada al establecimiento y la entrada a los portales afectados». Y en los números 2, 3, 4, 5 y 6, situados bajo la portalada, se llevaría a cabo un reparto de superficie ya definido en el plano elaborado por el Ayuntamiento.

El documento también contempla la presencia en suelo público de vitrinas y barras expositoras de alimentos o bebidas, y hasta el tendido subterráneo o aéreo de cables para el suministro de sistemas de iluminación y calefactores. Sin embargo, cierra la puerta al adosado de toldos o estructuras estables a las fachadas de edificios catalogados, y detalla también los elemenos auxiliares que serían aceptados, de cumplir con las exigencias técnicas establecidas.

Estilo de mobiliario

En esta lista aparecen sombrillas o toldos, que deberán ser plegables y desmontables, sin anclaje al suelo; carteles de la carta de productos con apoyo; bancos corridos; y cerramientos laterales formados con seto sobre maceta o mampara, advirtiendo, eso sí, que las estructuras fijas podrán anclarse al pavimento de forma que se garantice su estabilidad, pero también permitiendo su desmontaje «de forma rápida, sencilla y con mínima afección del pavimento».

El borrador, presentado esta semana a los miembros de la comisión de Servicios de manera minuciosa cómo deberá ser el mobiliario de los números 8, 10, y 11 de la plaza de la Paz y también de la plaza Juan García Gato.

Así, con respecto a los toldos, la cimentación de la estructura «será superficial, utilizando jardineras de acero corten de 610×610 milímetros de base y 690 milímetros de altura (como ejemplo se pone el modelo ‘Rai’, del fabricante ADO, con un acabado activado y paro del óxido)», sin anclajes al suelo y con terminación lacada con efecto ‘acero corten’, admitiéndose únicamente elementos horizontales o verticales y aceptando que el diseño del toldo sea a una o dos aguas, pero en color crudo o burdeos.

En cuanto a las mesas y sillas, «deberán ser de colores oscuros, color burdeos, corten o negro, quedando prohibidos los colores vivos o el blanco», y las sombrillas de planta cuadrada y con cubierta a cuatro aguas, en color crudo o burdeos. De hecho, estos son los colores y materiales que se exigirán al resgo de los establecimientos hosteleros repartidos por el Casco Antiguo si se aprueba la nueva ordenanza.

Publicidad
Banner Masters UR

Hazte embajador de Haro Digital

Ayúdanos a hacer que este proyecto, el proyecto de todos, siga adelante. Con tu aportación es posible.

También te puede interesar...

Publicaciones relacionadas

Comentarios

Comentarios