Líderes en La Rioja Alta

118.448 visitas en Noviembre. Certificado por OJD.

Estás leyendo: Psicólogos en Logroño: ¿En qué casos debiéramos acudir y cuáles son sus beneficios?
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Psicólogos en Logroño: ¿En qué casos debiéramos acudir y cuáles son sus beneficios?

La terapia busca conocer la estructura que conforma la personalidad de una persona, es decir, entender la manera en la que ocurren ciertas conductas o actitudes sobre un individuo, para lograr saber cuáles son los problemas por los que atraviesa, y cómo tratarlos

La terapia psicológica siempre ha sido un tema tabú en la sociedad. Se considera de “loco” al que asiste a ella, y de “loquero” al que presta el servicio. Sin embargo, ¿cómo de cierto es esto?

A continuación, expondremos una serie de motivos que nos ayudarán a cambiar la visión generalizada que se tiene acerca de estos temas, y algunos motivos por los cuales cualquier persona debería asistir a ella.

¿La terapia psicológica es tan mala como dicen?

La terapia busca conocer la estructura que conforma la personalidad de una persona. Es decir, quiere entender la manera en la que ocurren ciertas conductas o actitudes sobre un individuo, para lograr saber cuáles son los problemas por los que atraviesa, y cómo tratarlos.

Pero la terapia no se enfoca únicamente en una solución pasajera. Busca otorgarle al paciente las herramientas suficientes para que sepa cómo solucionar cada situación que se le presente, es decir, es algo que funciona a largo plazo. Por ejemplo, el gabinete de psicología de María Elena Cuevas https://psicologiacuevas.es/ en Logroño ofrece una mano que nos ayuda a resolver estos conflictos.

¿Por qué deberíamos acudir a terapia?

Seguramente pensamos que somos felices, y que las cosas no nos molestan. Sin embargo, todos tenemos problemas. Lo que varía de un problema a otro es la forma en la que estos actúan sobre nosotros, y cómo los solucionamos. A todos nos afecta, en mayor o menor grado cada cosa. Por eso, cuando se trata de buscar ayuda, no todos coincidimos.

Pero sí es cierto que esta ayuda es necesaria en algún momento de nuestra vida. Los problemas se pueden comparar con una bola de nieve: si tenemos una bola de nieve y la rodamos por el suelo, esta se irá haciendo cada vez más grande, hasta que llegue a un punto en el cual no podamos sostenerla.

Esto se aplica, de igual forma, con nuestros problemas. Si dejamos que estos crezcan, será mucho más difícil solucionarlo. Por eso, en determinados momentos, necesitaremos del consejo de alguien.

Este consejo muchas veces lo podemos buscar en un amigo, algún familiar, un conocido, etc. El problema es que esta persona tiene vivencias acumuladas con nosotros y, probablemente, su consejo no sea del todo objetivo. Querremos que nos dé un consejo que nos favorezca, porque lo conocemos.

No obstante, si vamos a terapia, este consejo será completamente objetivo, puesto que el experto buscará entendernos, y nosotros estaremos abiertos a la conversación y a demostrar nuestras emociones.

¿Cómo debo elegir a mi psicólogo?

Antes de seleccionar a nuestro psicólogo, debemos de considerar diferentes aspectos, puesto que queremos recibir una terapia que realmente nos ayude con el paso del tiempo.

  1. Lo primero a considerar es la experiencia y titulación universitaria de este, puesto que existen muchas personas que se hacen pasar por “terapeutas”, y esto resultaría perjudicial para nosotros. Debemos asegurarnos, también, de que tenga una experiencia de al menos 5 años y esté especializado en el campo que nosotros queremos abordar, o haber trabajado previamente con casos similares, puesto que, a la hora de tratarnos, será mucho más efectivo. En el caso del gabinete de psicología de María Elena Cuevas, en su página web se puede conseguir información detallada sobre su experiencia en el área.
  2. Queremos buscar a alguien que sea profesional. Es decir, tenemos que fijarnos que esta persona establezca deberes, ya que, la terapia no se limita a una sesión, sino que es algo activo.
    Debe de presentar un consentimiento, y en este se especificarán nuestros derechos, y se explica la terapia.
  3. Debe de explicarnos cómo será la terapia y, aproximadamente, cuánto durará. Una sesión efectiva se extiende alrededor de 45 minutos, y no debe durar más de veinte sesiones, al menos que sea un caso que lo requiera.
  4. Consultar opiniones de allegados u opiniones de internet. Podemos consultar el psicólogo e investigar algunas de las opiniones de sus pacientes, teniendo en cuenta las positivas y negativas.
  5. Por último, debemos considerar la relación que tengamos con el psicólogo, puesto que en esto se basará la terapia. Si no nos sentimos completamente cómodos con nuestro terapeuta, será mucho más difícil descargar nuestras emociones, ya que no confiamos del todo. Por lo tanto, será más complicado para el psicólogo poder ayudarnos a solucionar algo, porque no recibe la información completa.

¿Qué beneficios me aporta ir a terapia?

  1. Nos hace fuertes emocionalmente, lo que nos permite enfrentarnos a las situaciones que se nos presenten en el día a día.
  2. Nos permite conocernos mejor, ya que nos cuestionamos lo que creíamos que sabíamos sobre nosotros. Nos hace conscientes sobre cómo nos sentimos, y nos despierta una curiosidad sobre por qué nos sentimos así y qué podemos hacer para cambiarlo.
  3. Nos sentimos bien, porque expresamos lo que sentimos sin que estos malestares se acumulen. Por ejemplo, si tenemos una esponja, esta absorberá agua hasta que ya no pueda, y comience a derramarse. Con la ayuda de un psicólogo, evitaremos esta sobrecarga emocional.
  4. Aprendemos nuevas formas de resolver nuestros problemas, lo que nos ayuda a convivir con nosotros mismos y con los demás. Esto también nos permite la adquisición de habilidades que nos serán útiles en nuestro día a día.
  5. Podemos identificar actitudes limitantes en nosotros. Con la ayuda psicológica, al identificar estas actitudes, podemos generar cambios en nuestras conductas.
  6. Convivimos en paz con nosotros mismos y con los demás, ya que no tenemos situaciones estresantes que nos afecten, puesto que sabemos cómo solucionarlo.

Si actualmente atraviesas una situación de duelo, pérdida de trabajo, adicción al tabaco, depresión, o alguna otra situación de estrés, ansiedad, falta de concentración, etc., no dudes en contactar a un psicólogo, como el gabinete de psicología de María Elena Cuevas.

También te puede interesar...

Comentarios

Comentarios