Líderes en La Rioja Alta

110.008 visitas en Junio. Certificado por OJD.

Estás leyendo: Precauciones para viajar a Australia
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Precauciones para viajar a Australia

Australia está considerado como un país extraordinario, completamente diferente a lo que los ciudadanos europeos están acostumbrados
Australia
Foto: Pixabay

Australia es un destino exótico, con un territorio extenso que posee algunas particularidades exclusivas de un lugar geológicamente separado del resto del mundo. Esta circunstancia hace que posea una fauna y un entorno natural muy peculiar que, en ocasiones, pueden resultar bastante peligroso. Viajar a este pequeño continente (o la más grande de las islas) garantiza una experiencia extraordinaria, pero, para que sea todo lo satisfactoria que se desea, hay que tener en cuenta algunos aspectos importantes
 
Australia está considerado como un país extraordinario, completamente diferente a lo que los ciudadanos europeos están acostumbrados. Sus entornos naturales, espacios geológicos, fauna y flora sorprenden extrañamente al ciudadano occidental. Este extenso país ofrece unas particularidades exclusivas que llaman la atención al turista curioso, al aventurero, y al que busca el exotismo de tierras lejanas, diferentes y muy poco conocidas.

Si se tiene pensado descubrir este territorio, hay que tener presente además de aportar la documentación y el visado necesario, las actuales y excepcionales circunstancias que la incidencia del Covid-19 ha provocado en el país.

Documentación necesaria

La primera de las precauciones que hay que considerar para viajar a Australia es tener la documentación necesaria que permita entrar y permanecer en este país durante un tiempo determinado, siendo la primera recomendación la de reunir estos papeles lo antes posible, ya que puede demorarse y no estar presentados el día del viaje.

Publicidad
Banner Dispar Móviles

Los ciudadanos europeos, es decir, los españoles están obligados a obtener un visado Australia que permita la permanencia del país, ya sea como turista o por negocios. Deberán conseguir la ETA, una Autorización Electrónica de Viaje (Electronic Travel Authority). Se trata de un documento muy parecido a un visado electrónico que es emitido por las embajadas y por los consulados australianos.

La obtención del visado se lleva a cabo a través de un proceso muy sencillo que consiste, básicamente, en rellenar un formulario, pagar unas tasas de forma online y recibirlo vía mail en poco tiempo (60 minutos si se pide urgente). Otros documentos que son necesarios aportar son el pasaporte válido, una foto tamaño pasaporte, una carta realizada por la agencia de viajes para confirmar los datos de vuelo (de entrada y salida de Australia) y un comprobante bancario para demostrar que posee 4000 euros para viajar.

Existen dos tipos de visados para entrar y permanecer en Australia, por un lado el eVisitor y por otro, la mencionada ETA Australia. La diferencia entre la ETA y el visado Evisitor Australia es únicamente que el visado eVisitor es el que suele utilizar el viajero europeo, ahorrándose una tasa de solicitud más alta y el procedimiento de solicitud más complicado que ofrece la ETA Australiana.

Medidas excepcionales por el coronavirus

En el momento presente también hay que considerar las medidas excepcionales tomadas por el gobierno australiano para los visitantes, ya que han tomado medidas estrictas para, en la medida de lo posible, disminuir la incidencia y propagación del virus. Las últimas estadísticas señalan una incidencia de 30409 infectados y 910 fallecidos con fecha del 7 de julio de 2021. Una vez dentro del país, cualquier persona podrá vacunarse gratuitamente, incluyendo a los poseedores de visados temporales. En este sentido, cabe señalar que aún es posible solicitar el visado eVsitor Australia, aunque el tiempo de tramitación está siendo más largo del habitual, por lo que, como se dijo anteriormente, es aconsejable pedirlo con bastante tiempo antes del viaje.

Otros consejos para viajar a Australia

Australia es un país enorme, con una gran extensión de más de 7,92 millones de kilómetros, por lo que muchos de los viajes a sus rincones más populares se harán en avión. Esto obliga a planificar bien su recorrido para optimizar al máximo el tiempo.

Además del mencionado Visado Australia hay que contar con la Ley de Aduanas de Australia que indica los productos que no se pueden llevar a Australia, los artículos para los que se necesitan permisos y otros cuya cantidad se encuentra limitada, como son el alcohol y el tabaco. Como es lógico, no se puede entrar en el país con drogas o armas, pero tampoco con alimentos frescos, semillas, plantas, pieles, plumas… a no ser que se declaren, aunque esto no garantiza que se permitan.

Australia
Foto: Pixabay

Hay que tomarse en serio las señales en las playas, ya que es habitual la presencia de tiburones y medusas, así como las corrientes de resaca muy fuertes. El sol también representa un riesgo, hay que usar constantemente crema de protección, y es que la capa de ozono aquí es muy delgada, por lo que los rayos ultravioletas son especialmente potentes.

Conducir por Australia

Para llegar de una punta a otra del país se deberán coger vuelos internos, pero para moverse por las carreteras, alquilar un vehículo requiere algunas condiciones, como por ejemplo saber si están incluidos en el alquiler los peajes de las autopistas. Si no están incluidos deberá crear una cuenta en internet para pagarlos de forma online. Al entrar en una de estas autopistas se hará una foto de la matrícula para realizar el cargo al conductor.

Otra de las precauciones se refiere a conducir por carreteras secundarias al atardecer y por la noche, ya que se ven invadidas por todo tipo de animales salvajes (canguros, wallbbies, wombats…), por lo que resulta bastante peligroso conducir. Los seguros de algunas compañías no cubren el gasto producido por un accidente en estas horas.

Publicidad
Banner Castro Mecánica

También te puede interesar...

Comentarios

Comentarios