Estirar hasta el infinito y más allá

La cuarta temporada agota el éxito de ‘Prison Break’ en EEUU. Los productores vieron un filón en una serie que fue original, en parte, en su primera temporada, absorbente y espectacular en muchos momentos. Adolecía de algunos fallos, de demasiadas coincidencias en su guión, pero su puesta en escena y los actores hicieron de la serie de lo mejor de su año de estreno 2005. Y es que en realidad, ‘Prison Break’ fue pensada por su guionista y creador Paul Scheuring como una sola temporada, incluso con menos cantidad de episodios de los ofrecidos finalmente.

Pero los productores decidieron estirar el escape de Fox River y la huida posterior hasta casi el aburrimiento, consiguiendo que la historia de la mítica serie ‘El fugitivo’ pareciera un juego de niños.

Lo mismo ha sucedido con ‘Perdidos’ y en menor medida con ’24’, serie que, a pesar de perder espectadores, siempre ha contado con un grupo muy fiel y que sigue disfrutando con las aventuras y desventuras del agente más loco y expeditivo que ha dado el FBI.

Comentarios